Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

La disminución de camas en la uci por obras podría obligar a derivar pacientes a Zaragoza

La unidad de cuidados intensivos del Obispo Polanco se traslada temporalmente a otra planta y solo tendrá 4 de sus 6 boxes. Se prevé que los trabajos de instalación de un nuevo sistema de monitorización de enfermos se prolonguen por tres semanas.

Mª Ángeles Moreno. Teruel Actualizada 14/07/2015 a las 07:33
Etiquetas
Uno de los boxes de la uci del hospital de Teruel.antonio garcía/bykofoto

La capacidad de la unidad de cuidados intensivos (uci) del hospital Obispo Polanco de Teruel va a quedar reducida temporalmente a solo cuatro camas, en lugar de las seis que tiene ahora. Será, previsiblemente, a partir del próximo viernes, cuando está previsto que el servicio sea trasladado provisionalmente a otro lugar del edificio para facilitar el desarrollo de las obras de renovación del sistema de monitorización de enfermos.

La situación, que se prolongará durante tres semanas aproximadamente, podría obligar a derivar pacientes a otros hospitales de Zaragoza si el número de enfermos que demandan cuidados intensivos supera la capacidad existente. Así lo explicó el médico de la uci José Carlos Torralba, quien afirmó que "si es necesario, recurriremos a enviar pacientes a otros centros sanitarios".

El problema puede producirse ya el próximo viernes si, a la hora de iniciar el traslado, hay más de cuatro pacientes en la uci. Por ello, los facultativos no descartan posponer la fecha del cambio de ubicación durante unos días si ello supone contar con el margen de tiempo suficiente para dar el alta a alguno de los enfermos.

Otra cuestión que podría demorar la mudanza en algunos días es que algún paciente, debido a su estado de salud crítico, no pudiera ser trasladado a la uci provisional del Obispo Polanco. "Confiamos en que ese día tengamos los menos pacientes posibles y que todos puedan ser conducidos al nuevo emplazamiento", destacó Torralba.

La reducción de un tercio del número de camas de la uci, que pasa de 6 a 4, acentuará todavía más la ya escasa capacidad de este servicio hospitalario, que desde hace años resulta pequeño para la demanda existente. De hecho, el proyecto del futuro hospital de Teruel contempla aumentar el número de boxes, después de que un estudio revelara que al menos 100 días al año el servicio está saturado al tener todas sus camas ocupadas.

En concreto, la uci, actualmente en la segunda planta del hospital, se instalará en lo que hoy es la unidad de cirugía mayor ambulatoria (UCMA), que está en el primer piso. En los últimos días ya se han hecho algunas modificaciones en la nueva ubicación para que esta pueda albergar el servicio de cuidados intensivos, como es la instalación de tomas de oxígeno. La menor actividad en cirugía ambulatoria que se espera para el mes de julio permite la inclusión de la uci en este espacio.

No obstante, como explicó José Carlos Torralba, el traslado a la UCMA de todo el instrumental y aparataje de la uci, será "muy complejo". La de la capital turolense es la única unidad de cuidados intensivos que funciona en toda la provincia ya que el otro hospital general que hay, el de Alcañiz, carece por ahora de este servicio.

Quince años de antigüedad

Las obras permitirán modernizar el sistema de monitorización de pacientes, que, con más de 15 años de antigüedad, ha quedado obsoleto y sufre frecuentes averías. Esta primavera, uno de los boxes tuvo que permanecer cerrado durante dos meses al haberse estropeado el monitor, un aparato que resulta esencial para el control de las constantes vitales de los pacientes críticos. Otra de las camas ha podido utilizarse en los últimos meses gracias a que una empresa especializada prestó una de estas máquinas, pues la original, inaugurada en 1999, se había roto.

"Estaremos en una situación incómoda durante tres semanas, pero a cambio podremos contar después con un sistema de monitorización de última tecnología", aseguró Torralba. El coste de la actuación, a cargo del Departamento de Salud del Gobierno aragonés, superará los 200.000 euros. Los nuevos monitores previstos para la uci forman parte de un avanzado programa de gestión de datos –el más moderno de los que existen en el mercado– que permite a los facultativos conocer al momento y en tiempo real todos los datos referidos al estado de salud del enfermo, lo que eleva sus posibilidades de curación.

Las obras iban a realizarse durante la pasada Semana Santa, pero el concurso para comprar los aparatos fue impugnado por una de las empresas participantes, lo que demoró el proceso.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual