Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

SUBASTA

9 millones de euros por el diamante amarillo más grande del mundo

El diamante amarillo 'Gota de Sol', que por su talla y pureza es único en el mundo, fue vendido este martes en Ginebra por 9 millones de euros en una subasta que decepcionó, ya que quedaron por venderse importantes joyas incluidas en la puja.

EFE. GINEBRA Actualizada 16/11/2011 a las 09:28
1 Comentarios
El diamante 'Gota de sol'EFE

El diamante amarillo 'Gota de Sol', que por su talla y pureza es único en el mundo, fue vendido este martes en Ginebra por 11,2 millones de francos suizos (9 millones de euros o 12,4 millones de dólares), en una subasta que decepcionó, ya que quedaron por venderse importantes joyas incluidas en la puja.

La "Gota de Sol" era la estrella de la venta organizada por Sotheby's y la expectación era grande, ya que hace un año la casa de subastas vendió el diamante más caro de la historia, un excepcional diamante rosado, por 45,4 millones de dólares.

Con un peso de 110,3 quilates, se trata del diamante amarillo vivo con forma de pera más grande que se conoce, y tenía un precio estimado de partida de entre 10,2 y 14 millones de francos, por lo que se estuvo muy cerca, como con otras piezas, de no ser vendida. El precio de martillo en la subasta fue de 10 millones de francos, a lo que hay que sumar una tasa del 12% y un impuesto, aún por determinar, en función del lugar de residencia de la persona o institución que lo haya adquirido.

Los expertos alaban esa piedra preciosa, descubierta el año pasado en una mina sudafricana, por considerar que ofrece la tonalidad más rara y deseada para un diamante amarillo. Su rareza llevó a que estuviera expuesto durante la primera mitad de este año en el Museo de Historia Natural de Londres. "Un diamante de 100 quilates es extremadamente raro, pero un diamante con esta forma y este color amarillo vivo e intenso lo saca de las parámetros conocidos", declaró días antes de la subasta David Bennett, director del departamento de alta joyería de Sotheby's para Europa y Oriente Medio.

Sotheby's no hace pronósticos sobre precios antes de las ventas, pero en esta ocasión había expresado su confianza en la vitalidad de la demanda por joyas de esta categoría, y se equivocó.

La "Gota de Sol" no era la única pieza que atrajo interés de inversores y coleccionistas. Salía a subasta también un juego de collar, broche y pendientes de diamantes imperiales, valorado entre 9,1 y 13,5 millones de francos, que no se vendió, porque la puja no pasó de los 8,5 millones. Los expertos lo consideran el juego de joyas de diamantes de colores más importante en salir a subasta en los últimos cincuenta años, un valor histórico que no convenció a los inversores.

Procedente de una colección privada europea, estas joyas datan de mediados del siglo XIX y se cree que pertenecieron a la emperatriz Catalina I de Rusia, que los regaló al decimotercer sultán otomano Ahmed III para negociar el alto el fuego en la batalla de Prout (1711). El obsequio habría facilitado la posterior firma del acuerdo de paz entre Rusia y el Imperio Otomano. Se cree que más de 150 años después, el sultán Abdul-Hamid II las regaló a la sultana Valida, madre de Abbas II Hilmi Pasha, quien fuera el último virrey turco de Egipto antes de que éste país pasara a ser protectorado británico en 1914. Por coincidencia, las joyas no llegaron a ser vendidas en la misma ciudad donde Hilmi Pasha murió, en 1944, tras ser desterrado de Egipto. Sus descendientes las vendieron en 1963 a su actual propietario, que hoy no consiguió embolsarse los millones previstos.

Tampoco se vendieron otras "estrellas" de la subasta, diamantes raros y de gran pureza, que quedaron igualmente sin comprador. Es el caso de un diamante rosado de 8,9 quilates, cuyo valor estaba estimado entre los 2,3 y 3,2 millones de francos, pero por el que no se llegaron a ofrecer ni los 2 millones de partida. Otro raro diamante azul quedó sin vender, porque la puja máxima fue de 5,9 millones de francos, muy por debajo del precio estimado antes de la subasta de entre 6,8 y 9,1 millones de francos.

Sí se vendieron otras piezas interesantes, como un diamante de 38,8 quilates que bajó el martillo en los 6,3 millones de francos (5 millones de euros o 6,9 millones de dólares) y un diamante azul de 4,16 quilates, comprado por 3,9 millones de francos (3,14 millones de euros o 4,26 millones de dólares).

Se vendió además una fina esmeralda de origen colombiano tallada con forma hexagonal de 12 quilates montada en una sortija y por la que se pagaron 1,1 millones de francos (887.000 euros o 1,2 millones de dólares), más del doble de lo previsto de salida. La pieza fue vendida acompañada de un certificado de autenticidad que acredita que fue cortada a partir de una esmeralda bruta extraída de la mina de Tequendama.

Bennet dijo sentirse satisfecho con resultado de la subasta y consideró que el número y valor de las piezas vendidas "ilustra que el mercado busca piedras preciosas de gran finura". Sostuvo que el precio alcanzado por la esmeralda de Colombia es una prueba de ello y que si las joyas imperiales no se vendieron fue porque se trata de piezas únicas, cuyo valor no se puede calibrar frente a otras piezas de semejante o igual valor histórico. "Son increíblemente únicas y ahora volverán a su dueño", dijo.


  • Corredor de Fondo16/11/11 00:00
    ¿ Crisis para los ricos.....? ¿ ...de qué crisis habla usted?





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual