Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Documental

El ministro del Interior, su conexión con las monjas de Maluenda y un colibrí

El día de Navidad se estrena un documental basado en una entrevista a Jorge Fernández Díaz y su religiosidad.

V. M. Zaragoza Actualizada 17/12/2015 a las 09:07
Etiquetas
Tráiler de El colibrí

¿Qué tiene que ver el ministro del Interior, el convento de las Carmelitas Descalzas de Maluenda en Zaragoza y un colibrí? Pues eso es lo que precisamente pretende contar, entre otras muchas cosas, un documental independiente que se estrena el próximo día de Navidad y que se basa en una extensa entrevista en la que Jorge Fernández Díaz habla de su fe y su relación con la religión.

El director e ideólogo de la cinta, titulada 'El Colibrí', Francisco Campos Barba, es el interlocutor del también número 1 en las listas del PP al Congreso por Barcelona. “Es un documental que trata de los sentimientos, sin ninguna carga ideológica, y que fundamentalmente pretende reflejar el amor al prójimo y hacia los que no tienen voz”, señala Campos, que ya ha realizado otras películas relacionadas con la religión católica, y que cuenta que solicitó entrevistarse con el titular de la cartera de Interior por ser el máximo responsable en España de las cárceles o los inmigrantes.

Sin embargo, además del protagonismo de Fernández Díaz -que nunca ha ocultado su profunda religiosidad- la cinta cuenta con unas 'actrices' especiales que no estaban en el guión inicial. Las hermanas del convento de clausura de las Carmelitas Descalzas de Maluenda, en la comarca de la Comunidad de Calatayud, con las que el ministro guarda una especial relación.

Fernández Díaz pasó en Maluenda varias épocas de su niñez debido a que su tío era sacerdote y capellán del convento. “El 12 de julio del año 2000, -cuando era Secretario de Estado de Relaciones con las Cortes- de vuelta de la Academia General Militar de Zaragoza hacia Madrid por la autopista, vi un cartel que indicaba Maluenda, y le pedí al conductor que diera la vuelta. Yo había estado allí pero no me acordaba de que había un convento... seguramente porque no era el momento” explica en el documental el ministro, que también revela en su conversación que fue una experiencia durante un viaje político a Las Vegas en 1991 lo que le hizo volver a retomar su fe de forma plena. “Ocupa en mi vida (el convento de Maluenda) un lugar muy especial y muy querido”, asevera el ministro.

“Yo sabía de oídas su relación con las hermanas de Maluenda, pero no estaba en el guión original desplazarnos allí. El ministro accedió, y a mi juicio fue todo un acierto porque las hermanas dan un plus especial a la película que de ninguna otra forma se le podría haber dado”, explica el director.

En el documental, el ministro sirve de enlace con las monjas para contarle el progreso de la pasada crecida del Ebro en primavera. De hecho, explica que desde que retomó el contacto suele interesarse con asiduidad por la comunidad de Maluenda, venida a menos por la vejez de muchas de sus integrantes -el propio Fernández Díaz cuenta que cuatro hermanas fallecieron el año pasado- pero que se mantienen gracias también a la llegada de nuevas vocaciones desde Latinoamérica en los últimos años.

La conversación también toca alguno de los temas más polémicos que ha abordado al frente del Ministerio. En un momento del metraje, Campos le enseña a Fernández Díaz una fotografía de un inmigrante encaramado a la valla de Melilla. “Es un hijo de Dios”-dice Díaz- que poco después reflexiona: “A veces le pregunto a Dios por qué me ha colocado aquí, en estos momentos. Pero en fin. Seguramente después de la película también piense mucho más en ello (…) Obviamente a mí esa escena me interpela más que a nadie (…) Sé que tengo más responsabilidad que otros; evidentemente, pero un ministro del Interior tiene la misión de garantizar la seguridad y los derechos de todos los ciudadanos con justicia, pero también con comprensión y misericordia".

Sobre la metáfora del colibrí, el autor prefiere no revelarla para que el público la descubra en las salas de cine. Aunque de momento no se podrá ver en Zaragoza. Primero tendrá un preestreno en la cárcel de Alcalá Meco, donde el cineasta ya ha mostrado otras de sus creaciones. Después, el día de Navidad se estrenará solo en Sevilla y Alcalá de Henares para posteriormente estar disponible a partir de enero en Ávila y Madrid.

“Son cosas del cine independiente. Toda la financiación ha salido de mi bolsillo, y me costó varios intentos concertar la entrevista con el ministro” explica Campos, que subraya: “Y siendo un documental de escaso presupuesto podemos estar contentos de colocarla en dos cines en plena época de estrenos”. Las que sí lo verán, porque así quedaron, serán las hermanas de Maluenda, a las que se les reservará un pase exclusivo.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual