Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Debate de investidura

La falta de entendimiento entre los responsables políticos acerca las terceras elecciones

El debate de investidura evidenció que ningún partido está dispuesto a mover ficha. Este viernes habrá una segunda votación en el Congreso.

Otr Press. Madrid Actualizada 01/09/2016 a las 18:45
Rajoy en la segunda sesión del Debate de Investidura, este miércolesAgencias

La falta de entendimiento entre los diferentes partidos que conforman el Congreso de los Diputados y la ausencia de mayorías que sumen para alcanzar un Gobierno hace que los pactos sean imprescindibles para lograr la investidura de cualquier candidato de cualquier signo político, pero las cuentas no salen, ni en la dirección de "derechas" ni en la de la "izquierda". El horizonte de una terceras elecciones, que todos dicen querer evitar, cada vez es más próximo.

El rey Felipe VI propuso a Mariano Rajoy como candidato pero, a pesar de conseguir sumar escaños con los diputados de Ciudadanos y alcanzar los 170 votos, necesita seis votos a favor u once abstenciones más para convertirse en presidente. Pero las cuentas no salen si todos los partidos políticos mantienen sus posturas y no mueven ficha.

Las declaraciones de los responsables políticos de las distintas fuerzas que se enfrentan en el Congreso no hacen sino evidenciar las distancias que les separan más que lo que les une. Todos se esfuerzan en coincidir en que celebrar unas terceras elecciones en un año sería un fracaso y algo a evitar, pero nadie cambia su postura y así no suman escaños.

¿Qué hará el Rey Felipe VI si el viernes continúa España con un Gobierno en funciones? Es la pregunta que muchos se hacen, porque las opciones son varias: puede volver a proponer a Rajoy, proponer una alternativa o abrir un periodo de reflexión antes de volver a convocar elecciones.

Los socialistas de Pedro Sánchez insisten en el 'no' a Rajoy. Afirman que su voto volverá a ser negativo. Los responsables de IU, Podemos y sus confluencias, así como ERC y PNV piden al PSOE que explore una alternativa a un Gobierno del PP, pero las cuentas siguen sin salir.

Imposible juntar en la misma ecuación a Podemos y a Ciudadanos con independentistas. Los responsables de la coalición naranja insisten en no sentarse a la mesa con quienes defiendan un referéndum y menos aún con quienes apoyen la independencia de Cataluña.

La única esperanza para el PP puede ser que el resultado de las elecciones vascas y gallegas sea tan malo para el PSOE que obligue a los socialistas a mover ficha y el asiento del propio secretario general, Pedro Sánchez.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, ha manifestado en la jornada del jueves que los socialistas "pueden madurar su posición".

"No está escrito el final"

Emiliano García-Page ha ofrecido a Pedro Sánchez a "contrastar" opiniones en el partido de cara al próximo Comité Federal y al futuro si, como parece, la investidura del viernes resulta fallida.

Page ha dejado claro que "no está escrito el final" y que hay que ir "piano piano". En este sentido, ha explicado que "no hay que tenerle miedo al Comité Federal". "Si en algún momento hay que tener un punto de inflexión añadida al que hemos tenido, evidentemente hay que hablar", ha recalcado el dirigente socialista castellano-manchego al tiempo que se ha ofrecido a Pedro Sánchez para hacer las consultas necesarias. "Me pongo a disposición del secretario general en cuanto a llevar a cabo los contrastes de opiniones que sean necesarios a la hora de cuajar una opinión lo más seria con España", ha expuesto.

Page, "no" ve "inteligente querer saber lo qué va a hacer el PSOE de antemano". Por ello, considera que los socialistas tienen que "madurar" sus posiciones. Insiste en la necesidad de que el PSOE siga siendo "coherente" con lo aprobado en el Comité Federal en lo relativo al rechazo al PP y también al rechazo a pactar con los independentistas.

En esta línea de ser coherentes, el presidente de Castilla La Mancha ha advertido de que no pueden ayudar al país traicionándose a ellos mismos. "A ver si por evitar terceras elecciones vamos a ser capaces de cualquier barrabasada", ha exclamado. A su juicio, la coherencia debería llevar a los socialistas a "rechazar otras derechas que hay en el país, aunque sean nacionalistas, ya no digamos si son independentistas", ha reiterado.

Para el vicesecretario de Acción Sectorial del PP, Javier Maroto, "la única posibilidad" de que salga adelante la investidura de Rajoy es que el PSOE se abstenga porque no ve posible un acuerdo con el PNV.

Por su parte, el portavoz del Grupo Popular en el congreso, Rafael Hernando, ha asegurado que los socialistas y Podemos no suman votos suficientes "salvo que se cuestione la soberanía nacional" y se unan a los independentistas.

Hernando, en declaraciones efectuadas a La Sexta, ha insinuado que "alguien" del PSOE les dijo que si conseguían los 170 diputados tendrían la abstención de los socialistas. "Nos dijeron que estuviéramos tranquilos (con 170 escaños) y hoy estamos donde estamos" ha aseverado.

Insiste, de nuevo, en que la abstención del PSOE no debe ser un "trágala", ni "un cheque en blanco". Para Hernando, si los socialistas quieren ser "útiles y coherentes" con sus votantes deberían sentarse a negociar todas sus peticiones; desde la reforma laboral, la LOMCE, el salario mínimo, la ley mordaza, etc.

¿Que será del acuerdo PP-C's si no hay investidura?

En relación al acuerdo de 150 medidas firmado entre Ciudadanos y el PP para que los de Rivera facilitaran el voto afirmativo a la investidura de Rajoy, Rafael Hernando ha mantenido que el pacto seguirá activo después de la jornada del viernes, aunque la investidura sea fallida "porque su intención sigue siendo sumar al PSOE".

Sin embargo, el secretario de Comunicación de Ciudadanos, Fernando de Páramo, ha asegurado que la continuidad del pacto entre ambas formaciones será algo que decidirán en la Ejecutiva del sábado.

De Páramo ha coincidido con Rafael Hernando en la intención de sumar al PSOE al acuerdo suscrito pero ha dicho que "quien quiere ser presidente es Rajoy", por lo que "tendrá (Rajoy) que seducir a Sánchez", algo que a su juicio es muy difícil puesto que considera que ambos líderes, Sánchez y Rajoy, "se tienen alergia" mutuamente.

A juicio de Ciudadanos, un problema personal entre ambos políticos se está convirtiendo en una situación de bloqueo institucional que califican de "grave" y "perjudicial" para España. 

Si para los responsables de Ciudadanos el entendimiento entre PP y PSOE es imposible por problemas personales entre sus líderes, el acuerdo entre Ciudadanos y Podemos es tanto o más complicado.

Las diferencias entre ambas formaciones, ya puestas de manifiesto cuando Pedro Sánchez intentó, sin éxito, su investidura, se acrecientan con el tiempo y los discursos son cada vez más encendidos entre los responsables de ambas formaciones, Pablo Iglesias y Albert Rivera.

Iglesias llegó a llamar a Rivera durante el debate del miércoles "marioneta" y "chicle", mientras Rivera afirmó preferir pactos con populares y socialistas antes que con Otegi.

La portavoz adjunta de Podemos en el Congreso, Irene Montero, considera "una gran irresponsabilidad" que el PSOE se cierre a explorar una alternativa a un gobierno de Mariano Rajoy porque esa posición llevaría al país a unas terceras elecciones. Ha elogiado el "coraje" del líder socialista por "resistir" las "presiones" de la "vieja guardia" de su partido y de parte de los poderes fácticos de España al decir 'no" al "rey de la corrupción y de la desigualdad" .

Sin embargo, para el diputado socialista Rafael Simancas el 'no' es a Mariano Rajoy y a cualquier otro candidato del PP pero también es un 'no' a conformar un Gobierno con Podemos y con los independentistas catalanes cuyas condiciones tacha de "inaceptables".

"La pelota sigue en el tejado" del PP y "la responsabilidad es exclusivamente suya", dice el diputado socialista, quien afirma que "no está en manos del PSOE que Rajoy fracase o tenga éxito".







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual