Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Tribunales

Raquel Gago encontró el arma y repetía: "¡Esto no tenía que estar aquí!

La hermana de Gago sostiene que los policías de Burgos manipularon el bolso.

Europa Press. León Actualizada 04/02/2016 a las 13:43
Raquel Gago en una imagen de archivo.J. Casares

La hermana de la policía local Raquel Gago ha relatado este jueves el momento en que su hermana encontró en el interior de su coche el bolso con el arma que se utilizó para matar a Isabel Carrasco. Según Beatriz, su hermana repetía "¡Esto no tenía que estar aquí, esto no tenía que estar aquí!" y lo hacía "muy nerviosa" y "con la respiración entrecortada" porque "casi no podía hablar".

Así lo ha explicado esta testigo este jueves dentro del procedimiento judicial por el crimen de la que fuera presidenta de la Diputación de León Isabel Carrasco, que sienta en el banquillo a la autora confesa del asesinato Montserrat González, a su hija Triana Martínez, y a la policía local Raquel Gago.

Beatriz ha indicado que se encontraban ella, su hermana y Lorena, amiga de ambas, intentando introducir dentro del coche de Raquel una bicicleta y mientras ésta intentaba sacar unas garrafas de agua que estaban en el interior de su vehículo, una de ellas se derramó y vertió todo el agua dentro del coche, momento en que Raquel--como así ha sostenido en el juicio--se dio cuenta de la presencia del arma.

"Se puso muy nerviosa, se le corta la respiración y dice: ¡cuando vi a Triana!", ha indicado Beatriz Gago en relación a su hermana que, en ese momento, sostenía en sus manos el bolso que contenía el arma homicida. Esto ocurrió 30 horas después de crimen, sobre las 19.30 horas del día 13 de mayo.

Raquel Gago sostuvo en su declaración que Triana Martínez introdujo en su coche el bolso con el arma homicida, minutos después del asesinato, sin que ella se diera cuenta porque estaba "enfrascada" en una conversación con un controlador del aparcamiento regulado.

En ese momento, cuando se percataron de la existencia del arma Beatriz le dijo a su hermana: "¡Llama a la Policía, llama a la Policía!" y entonces Raquel llamó a un agente que conocía, Nacho, porque le habían visto en televisión en el puente donde asesinaron a Isabel Carrasco y creía que estaba en el grupo que investigaba el crimen.

Manipularon el bolso

En cuanto a la actuación de los policías de Burgos, Beatriz ha denunciado que manipularon el bolso que contenía el arma homicida. Uno de ellos, ha añadido, "lo tiro por el suelo, lo lanzó donde cayó y allí lo dejó. Lo sacó del coche con un boli, lo enganchó y lo arrojó al suelo", ha insistido.

La hermana de Raquel Gago también ha explicado que sobre las 19.30 ó 20.00 horas del día del crimen de Isabel Carrasco estuvo con Raquel y que le contó que las responsables del crimen eran Triana y Montserrat. "Me dijo, siéntate y te cuento que te vas a caer", ha precisado.

La hermana de la policía local ha manifestado también que Raquel le contó que había estado ese mismo día tomando un café con Montserrat y Triana en casa de esta última, pero que no le dijo que había visto a Triana en torno a las 17.30 horas de ese mismo día, cuando introdujo el bolso que contenía el arma homicida en su coche.

Por otro lado, el abogado defensor de Raquel Gago, Fermín Guerrero, ha mostrado unas fotografías para apoyar su tesis de que el bolso estaba escondido en la parte posterior del vehículo, justo detrás del asiento del copiloto, y que pudo pasar desapercibido. Se trata, ha añadido, de un bolso que "no es rígido" y que "se puede doblar".

La hermana de Gago compartió vehículo con Raquel antes de que esta última lo descubriera, pero ocupó el asiento del copiloto. No obstante, otra amiga de ambas, Leticia, sí que sentó en el lugar donde estaba escondida el arma, justo detrás del asiento del copiloto, pero no lo vio.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual