Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Última hora Fallece un motorista en accidente de tráfico en la N-230, en Benabarre
Pactos postelectorales

Rajoy ofrece ayudar al PSOE donde gobierna con apoyo de Podemos a cambio de su investidura

El presidente en funciones busca así un acuerdo entre PP, PSOE y C's a nivel nacional.

Mariano Rajoy, durante la entrevista con Ana Rosa Quintana.Efe

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha asegurado este miércoles que si hay un acuerdo entre PP, PSOE y Ciudadanos "a nivel nacional" para formar Gobierno, puede haber también un pacto que afecte a las comunidades autónomas y los grandes ayuntamientos donde en este momento los socialistas cuentan con el apoyo de Podemos, como es el caso de Aragón. A su entender, esas "formulas de entendimiento" entre los dos grandes partidos darían "estabilidad" y permitirían poder gobernar.

Así se ha pronunciado en una entrevista en Telecinco, donde ha asegurado que el pacto que pretende el líder del PSOE, Pedro Sánchez, "se puede hacer" porque "los números llegan numéricamente" pero "es inviable" y está "condenado al fracaso desde el día de su nacimiento", máxime cuando no tiene votos suficientes en el Senado. "Eso sería una catástrofe", ha enfatizado.

Dicho esto, ha defendido de nuevo su oferta a Ciudadanos y al PSOE, ofreciendo a los socialistas extender ese acuerdo a algunos ayuntamientos y autonomías, algo que lanzaría un "mensaje muy positivo".

"En ese acuerdo nacional podríamos buscar también una formula de entendimiento, que sería distinto en cada sitio, en las distintas instituciones", ha explicado, asegurando que el PP valenciano hizo una oferta "muy clara" al Gobierno socialista que se podría "trasladar" a otros lugares.

A su juicio, la opinión del expresidente socialista Felipe González, apostando por un Gobierno del PP en minoría, es "bastante razonable", pero Rajoy cree que "cuanto más estrecha sea la unión entre los tres partidos" más estabilidad habrá y mejor será para la economía, porque estarán bien claros los apoyos.

¿Vicepresidencia para Pedro Sánchez?

Las posibles fórmulas, ha dicho, son un gobierno de coalición, un "apoyo desde fuera o una "oposición constructiva". Preguntado entonces si estaría dispuesto a ofrecer a Sánchez la vicepresidencia del Gobierno, ha pedido "no entrar en ahora en estas cosas", aunque ha admitido que tendría que "escucharlo".

Con todo, ha recordado que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha pedido ser vicepresidente de Sánchez y ha asegurado que el líder socialista no quiere ni hablar con él.

De hecho, ha asegurado que ha intentado ponerse en contacto con Sánchez una segunda vez después de las elecciones, pero que éste no ha querido reunirse con él.

Es más, ha relatado que con Iglesias y con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, tuvo conversaciones "normales", de una hora y media, cuando los recibió en Moncloa tras los comicios, mientras que su reunión con Sánchez duró "cinco minutos" porque éste se limitó a decirle que "no quería saber nada del PP".

En todo caso, también ha dejado claro que su único interlocutor en el PSOE es Sánchez, que no ha hablado con González ni con ningún 'barón' y que respetará los procesos internos de decisión de los socialistas.

Reacio a tocar la reforma laboral

Rajoy asume que "un pacto implica cesiones por todas las partes" pero se ha mostrado reacio a aceptar cambios en la reforma laboral -que el PSOE quiere derogar-, porque es "una de las leyes más elogiadas fuera de España" y no le gustaría una "vuelta atrás".

"A lo mejor ellos tendrían que ceder en eso y yo ceder en otra cosa", ha dicho. No obstante, también ha defendido la reforma educativa (LOMCE o Ley Wert, que el PSOE también se ha comprometido a derogar) alegando que en esta legislatura el abandono escolar ha caído seis puntos.

Para el líder del PP, un gobierno apoyado por los dos partidos que "siempre han gobernado" no sólo dará estabilidad sino que permitirá hacer reformas con amplio apoyo que duren muchos años. A su juicio, los españoles han "votado cambio" pero también han "votado pacto" y un acuerdo de gobierno entre PSOE y PP sería "el mayor cambio".

Rajoy ha hecho hincapié en que para él es "imposible" conseguir los votos para ser investido presidente si no es con el apoyo o la abstención del PSOE, de manera que corresponde a Sánchez elegir entre un pacto de "estabilidad", "moderación" y "sensatez" o gobernar con Podemos y los independentistas, una opción que ha calificado de "disparate" y de imposible en el día a día.

No desvela qué hará si el Rey vuelve a proponerle

Además, ha reconocido que, dado que el PSOE no quiere ni reunirse con él, la situación no ha cambiado desde la semana pasada. No obstante, no ha desvelado qué hará si el Rey vuelve a proponerle que forme Gobierno, alegando que él no va a decirle al monarca lo que tiene que hacer --como a su juicio sí hace el PSOE-- ni tampoco a "ir contando por todas partes" lo que le va a decir él.

Rajoy está convencido de que acertó al no presentarse a la sesión de investidura para ser derrotado, y "la mejor muestra" de ello son las críticas que ha recibido de altos dirigentes socialistas. El viernes pasado, ha dicho, Sánchez tenía más posibilidades de ser investido que él, puesto que contaba con una oferta de Podemos.

No quiere operaciones "de ingeniería"

Y, aunque es posible técnicamente que el Rey proponga formar Gobierno a una tercera persona, el líder del PP cree que "las operaciones de ingeniería no conducen a nada positivo".

La misma respuesta ha dado a quienes proponen que se retiren tanto él como Sánchez, porque han sido los candidatos del primer y el segundo partido y "lo primero es respetar a las personas y los que han votado". "No podemos ir a un modelo de presidentes de Gobierno que no se presentan a las elecciones", ha resumido.

También ha asegurado que nadie de su partido le ha propuesto a él que se vaya y ha subrayado que el PP es un partido "muy bregado", que además de ganar, ha perdido muchas elecciones y ha sabido mantener la unidad, también en una legislatura en la que les han criticado mucho y a él "personalmente" le han "dado muy duro".

Repetir como candidato 
Pese a todo, ha subrayado, el PP ha tenido más de 7 millones de votos. Si se repitiesen las elecciones, cosa que él consideraría "un fracaso" de los políticos por no saber pactar, ha dejado claro que pediría a su partido volver a ser candidato.

Lo que sí ha rechazado de plano es la posibilidad de que el PP se abstenga para que gobierne el PSOE, pero sin Podemos, porque sería "un contrasentido" y no se podría explicar a los votantes del PP. "Tendría gracia que Pedro Sánchez no consiguiera el apoyo de Podemos y tuviera que apoyarle el PP", ha dicho.

Rajoy ha reconocido que él no puede "hacer nada" para conseguir que Sánchez se siente con él a la mesa, y ha dicho que respeta que "en este momento él prefiere llegar a un entendimiento con Podemos".

Eso sí, cree que el PSOE no debería aferrarse a la operación anticorrupción del martes para no reunirse con Rajoy, igual que el PP no esgrime "los problemas de los ERE en Andalucía" para no ver al PSOE, y no lo hizo Ciudadanos, que dio a los socialistas la presidencia de la Junta.

En la misma línea, ha rechazado la tesis de que deba dimitir por los problemas de corrupción en su partido. "También tendría que dimitir en el PSOE por los que ha habido en el suyo", ha respondido.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Heraldo