Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Zara

Fernández Díaz traslada "proximidad y cercanía" al guardia civil herido

Fernández Díaz traslada "proximidad y cercanía" al guardia herido

Efe. Murcia Actualizada 16/04/2015 a las 16:15
Etiquetas
4 Comentarios

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha trasladado en Murcia su "proximidad y cercanía" al guardia civil herido en Ejea de los Caballeros durante un tiroteo, así como a sus compañeros del grupo especial de Intervención, y a su familia.

El guardia resultó herido durante un tiroteo con un hombre de 70 años que estaba atrincherado en su vivienda en Ejea de los Caballeros , y que resultó fallecido.

A consecuencia de los disparos el agente fue herido su mano derecha y ha sido intervenido de la lesión en un hospital zaragozano, según el ministro.

 


  • El José de las narices.17/04/15 12:54
    Pepe, el dinero que estais gastando en seguridad de vueatras radiocomunicaciones, llegaría para muchísimos chalecos, para combustible, para reparar vehiculos, para acondicionar cuarteles y muchas cosas mas. Asi que yo te pregunto: ¿para cuándo seguridad en el medio rural?.Los choros están campando por sus respetos. Y la única vez que veo Guardia Civil por la zona, es de paso o es en el bar tomando algo mientras no pierden detalle del partido en la TV. Para eso, no os hace falta ningun chaleco antibalas.
  • Anónimo veneciano17/04/15 01:06
    Me parece que esa intervención de la unidad especial de la guardia civil se ha hecho muy mal. Normalmente, cuando hay un atrincheramiento sin rehenes, lo más correcto y conveniente es esperar hasta que la persona atrincherada se canse física y mentalmente, mermándose así sus facultades para atacar o defenderse. En este caso, al ser una persona sola, no se puede turnar para dormir, con lo cual, al cabo de unas horas, estaría bastante cansado. Por otra parte, "liberando tensión" de la situación, esta persona abatida, que tendría sus capacidades mentales perturbadas, tal vez tuviera tiempo para recapacitar y se derrumbaría psicológicamente. Otra cosa es que hubiera tenido rehenes, en cuyo caso es importante actuar con diligencia. Además, en este caso, la Guardia Civil no hace -que se sepa- ninguna maniobra de distracción, sino que va y tira una puerta, sin más. Lo que quería el señor abatido es tener rivales a los que atacar o de los que defenderse. O también... que le ayudaran a acabar con su vida. Pero las cosas no se hacen así y debo decir que en algunos foros sobre estos temas la Guardia Civil no sale nada bien parada por esta actuación. ¿Qué tal si la comparamos con esas imágenes de EE.UU. del chico esquizofrénico que "ataca" a un policía con una escoba y el policía le descerraja cuatro tiros y le mata? También debo decir que NO OS QUEJAÍS de lo que ha pasado. ¿Y si mañana sucede una cosa parecida, alguien pierde los papeles o tiene un brote psicótico? ¿Tiene la policía que cargárselo sin más? Finalmente, creo que los mandos que organizaron esta operación pusieron en grave riesgo a los agentes de la Benemérita. Un riesgo innecesario.
  • gemma16/04/15 23:38
    Una vergüenza el equipamiento de los guardias civiles de a pie que no pertenecen a un grupo especial. Están vendidos ante los maleantes y que no se les ocurra usar el arma en situación de riesgo que encima se buscan la ruina. Me gustaría saber si el chaleco que uso el primer agente era del cuartel o propio....gracias que ha salvado su vida y la de su familia
  • pepe16/04/15 21:51
    Ya podía acordarse el Señor Ministro tambien del otro Guardia Civil, que también recibió una bala ayer y gracias al chaleco antibalas se Salvo. Para cuando chalecos para todos ?





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual