Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Estados Unidos

Un reo de EE UU sale libre tras 41 años de una condena declarada inconstitucional

Gary Tyler fue condenado a los 16 años a cadena perpetua por la muerte de un estudiante blanco.

Reuters/Ep. Luisiana (EE UU) Actualizada 30/04/2016 a las 08:37
Gary TylerReuters

Gary Tayler, un hombre del estado estadounidense de Luisiana, ha salido este viernes de la prisión de Angola, en el mismo estado, tras cumplir 41 años de una condena a cadena perpetua que ha sido declarada inconstitucional. Tyler entró en prisión acusado de la muerte de un estudiante blanco durante un capítulo de violencia racial en torno a la segregación en las escuelas en el estado.

Su paso por la prisión llegó a su fin tras presentar una declaración de culpabilidad y ser sentenciado a 21 años, el doble del tiempo que ha pasado en el penal. Tyler es uno de los muchos prisioneros de una generación que se enfrenta a duras condiciones y años, e incluso décadas, en aislamiento por condenas que fueron fijadas durante los enfrentamientos raciales de Luisiana.

La de Angola, además, es considerada una de las prisiones más estrictas del estado y se la conoce por vivir continuamente tensiones de tipo racial y por el maltrato a sus reos.

Cuando tenía 16 años, Tyler fue la persona más joven en entrar en el corredor de la muerte en Luisiana. Un jurado, compuesto en su totalidad por hombres blancos, declaró la pena de muerte para Tyler, que es negro, por la muerte de Thomas Weber, un estudiante blanco de 13 años.

Tyler viajaba en un autobús lleno de estudiantes negros cuando, al pasar por delante de una manifestación de estudiantes blancos alguien disparó a Weber. La Policía halló entonces un arma en el vehículo, por lo que Tyler fue acusado y condenado a la pena capital, como un adulto.

Tras la condena, estudiantes -blancos y negros- que testificaron contra él se retractaron de sus declaraciones. El Tribunal de Apelaciones del Circuito Quinto declaró su condena fundamentalmente injusta y aseguró que nunca se le había concedido su derecho a la presunción de inocencia. Pero Tyler nunca fue juzgado de nuevo.

En 1976 su condena a muerte fue conmutada por cadena perpetua, después de que la pena de muerte fuera declarada inconstitucional en el estado. Las siguientes dos décadas, el Comité de Indultos ha votado en tres ocasiones para reducir su sentencia.

Aun así, Tyler cumplió ocho años en régimen de aislamiento y más de 30 en el régimen general. Su caso se ha erigido como un ejemplo de las condenas injustas y sobredimensionadas y del tratamiento a las minorías en el sistema judicial de Luisiana.

En 2012, se declaró inconstitucional la cadena perpetua a delincuentes menores de edad y a comienzos de este año, un tribunal falló a favor de que esta última medida se implementara con carácter retroactivo, dando a los fiscales una vía legal para reducir la sentencia de Tyler con una declaración de culpabilidad este viernes.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual