Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Terror en la capital belga

Una nueva masacre terrorista deja al menos 30 muertos en Bruselas

Las autoridades han rebajado a 30 muertos el balance por los atentados. Ha habido dos explosiones en el aeropuerto con 10 muertos contabilizados y otra en una estación de metro con 20 fallecidos. Hay más de doscientos heridos. Es un día "negro" para Bélgica, dice su primer ministro. El viernes el yihadista más buscado por los atentados de París, Salah Abdeslam, fue detenido en Bruselas.

Agencias Actualizada 22/03/2016 a las 18:46
Gritos de angustia tras la explosión en el aeropuerto de Bruselas


Las autoridades de Bélgica, paralizada por los atentados de este martes en el aeropuerto de Zaventem  y en el metro de Bruselas, han dado prioridad a la asistencia a las víctimas, al tiempo que el Gobierno de Bélgica ha adoptado medidas de seguridad adicionales y elevado la alerta terrorista al máximo en todo el país.

El primer ministro belga, el liberal Charles Michel, pidió a la población "calma y solidaridad", al tiempo que subrayó que "la prioridad es tratar a las víctimas".

Las autoridades han rebajado a 30 muertos el balance por los atentados terroristas perpetrados este martes por la mañana en el aeropuerto de Zaventem y en la estación de metro de Maelbeek, en Bruselas.

El Centro de Crisis de la Seguridad Pública Federal de Bélgica, encargado de coordinar la gestión tras los ataques, ha informado de que en el ataque contra el aeródromo han muerto diez personas y en el de la estación de metro han fallecido otras 20 personas, según informa la cadena de televisión RTBF. El anterior balance difundido por medios locales era de 34 víctimas mortales.

Tras los ataques, el Gobierno belga ha elevado al máximo el nivel de alerta por terrorismo y ha puesto en marcha una operación para tratar de detener a posibles implicados en los atentados o cómplices de los autores.

"Lo que temíamos, ha ocurrido", afirmó Michel en conferencia de prensa, en la que explicó que se han tomado medidas de seguridad adicionales tras elevar al nivel máximo la alerta terrorista en todo el país, como el despliegue de efectivos militares, el refuerzo del control en las fronteras y restricciones para el transporte público.

Según informó la cadena de televisión pública francófona RTBF, el Gobierno belga ha reforzado con 300 militares las fronteras del país.

Entre los heridos habría unos 17 muy graves, 23 graves y 66 con lesiones leves, según el alcalde de Bruselas.

Los heridos han sido repartidos entre distintos hospitales de la región de Bruselas y la vecina del Brabante valón.

Los hospitales han activado un plan de alerta y el personal ha sido movilizado para atender el masivo flujo de pacientes.

Además se ha creado una célula de crisis para seguir la evolución de la situación cada hora.

Al mismo tiempo, los hospitales han pedido a los ciudadanos que acudan a donar sangre para hacer frente a la demanda.

Investigación

Las fuerzas de seguridad continúan la investigación en los lugares de los atentados. Según el diario La Libre, en los ataques del aeropuerto de Zaventem se utilizaron varias bombas, dos de ellas en la sala de entrada, mientras que la cadena de televisión flamenca VRT apunta a que un tercer explosivo habría sido encontrado.

Según la agencia Belga, también se habrían encontrado otras armas en el aeropuerto, y otros medios indican que un fusil de asalto kalashnikov habría sido encontrado cerca del cuerpo de uno de los posibles atacantes-suicidas.

Mientras tanto, el país está paralizado, con los centros escolares cerrados y los estudiantes confinados en ellos hasta que las autoridades permitan su salida, así como los transportes públicos de Bruselas, que están también suspendidos.

En Charleroi, a unos 60 kilómetros al sur de la capital, las autoridades locales han decidido también el cierre del servicio de metro, además de que las líneas de autobús regionales en dirección a Bruselas también se han suspendido.

En cuanto al aeropuerto internacional de Zaventem-Bruselas, en donde se produjeron dos atentados sobre las 08.15 horas (07.15 GMT), sigue cerrado hasta el miércoles a las 05.00 GMT, en que se prevé su reapertura.

Los vuelos de ese aeropuerto han sido desviados a los regionales de Charleroi y de Lieja, así como a otros aeropuertos internacionales vecinos.

Por su parte, el Centro de Crisis de Bélgica ha pedido a todas las empresas de Bruselas que por el momento mantengan a sus empleados dentro de los centros de trabajo.

Este centro recoge y analiza las informaciones sobre riesgo de atentados y en función de esos datos las autoridades evalúan el nivel de alerta, que se ha elevado al 4, el nivel máximo.

También ha aconsejado a la población que no sobrecargue internet y que limite la visualización de vídeos o música en streaming, y que no viaje a Bruselas, ni de noticias a través de las redes sociales o de mensajes de móvil con el fin de no saturar las líneas telefónicas.

En Bruselas, además se ha evacuado también la torre de Midi, el mayor rascacielos de la capital y que alberga la sede central de la oficina nacional de pensiones, después de que se hayan encontrado dos paquetes sospechosos en un aparcamiento subterráneo, informa la agencia Belga.

Otro paquete sospechoso llegó a la prisión de Brujas, donde está detenido el presunto autor de la logística de los atentados del 13N en París, Salah Abdeslam, pero finalmente resultó ser una falsa alarma, según indicó la policía de Brujas.

Además, en el barrio europeo, donde se ubican las instituciones comunitarias, la Policía ha establecido un perímetro de seguridad desde el parque del Cincuentenario hasta la estación de metro de Arts-Loi, contigua a la de Maalbeek, donde ocurrió uno de los atentados en un vagón del metro.

Las autoridades también han cerrado el túnel que atraviesa el barrio comunitario y que termina en la calle de la Loi, en que se ubican edificios de las instituciones europeas y también de los diferentes ministerios belgas.

En las instituciones comunitarias y otros edificios de oficinas, las autoridades han aconsejado que los empleados no salgan de ellos, ya que si lo hacen no podrán regresar.

Además, como medida de precaución, las autoridades decidieron la evacuación del personal no esencial de la central nuclear de Tihange (este del país), informó el jefe de Policía local de la localidad de Huy a la agencia Belga. 

Los aeropuertos de Fráncfort y varios aeródromos franceses han reforzado la vigilancia en sus instalaciones tras las explosiones en Bruselas, que han causado múltiples cancelaciones de vuelos en los aeropuertos europeos. 

Las explosiones de este martes han ocurrido solo unos días después de la detención del yihadista Salah Abdeslam, uno de los presuntos responsables de los atentados del 13-N en París, que según el ministro belga de Exteriores estaba "listo para volver a preparar algo en Bruselas".
Relacionadas







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Heraldo