Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Estados Unidos

Obama, poco dispuesto a ser juez del Supremo de EEUU aunque Clinton lo nomine

Obama aseguraba en 2014 que no se veía como juez de la máxima instancia judicial del país por considerar que la experiencia sería "demasiado monástica" para él.

Efe. Washington Actualizada 29/01/2016 a las 00:33
Etiquetas
Afp

La Casa Blanca dijo hoy que el presidente de EEUU, Barack Obama, no está interesado en convertirse en juez del Tribunal Supremo en un futuro a pesar de que la favorita demócrata para sucederle en la Presidencia, Hillary Clinton, ha asegurado que consideraría nominarlo para el cargo.

En un acto en Iowa, un votante le preguntó a Clinton si, en caso de ganar las elecciones presidenciales de noviembre, consideraría nominar a Obama a uno de los nueve asientos en el Tribunal Supremo del país. "¡Guau, qué gran idea! Nadie nunca me había sugerido algo así. Guau. ¡Me encanta!", respondió la exsecretaria de Estado.

Sin embargo, preguntado al respecto, el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, dijo que cree que el mandatario, que abandonará el poder en menos de un año, tiene "aspiraciones para su vida después de la presidencia que van más allá de una nominación para el Supremo". "Creo que, dado que el presidente es un abogado (experto en derecho) constitucional, tendría muchas ideas sobre cómo haría un trabajo así", afirmó Earnest.

"Pero creo que sus preferencias sobre cómo quiere pasar su tiempo después de abandonar la Casa Blanca estarán en áreas que le puedan dar la oportunidad de lidiar con un abanico más amplio de temas que simplemente los asuntos que llegan al Tribunal" Supremo, agregó.

El propio Obama dijo en 2014 que no se veía como juez de la máxima instancia judicial del país, por considerar que la experiencia sería "demasiado monástica" para él. "Me encanta la ley, en el sentido intelectual. Me encanta abordar estos problemas, lidiar con los argumentos", afirmó Obama a la revista The New Yorker.

"Pero particularmente después de haber pasado seis años, y lo que al final serán ocho años, en la burbuja (presidencial), creo que tengo que salir (de ese ámbito) un poco más", añadió.

Obama no ha anunciado claramente a qué se dedicará cuando termine su mandato en enero de 2017, pero ha sugerido que quiere centrar su agenda en asuntos como la educación o el apoyo a los jóvenes de grupos minoritarios.

Pese a su entusiasmo por la idea, Clinton dejó entrever que no veía tan fácil que una nominación de Obama como juez del Supremo saliera adelante en el Congreso. "Es alguien brillante, puede esgrimir argumentos y fue profesor de derecho, así que tiene todas las credenciales. Pero tendríamos que tener un Senado (de mayoría) demócrata para conseguir que se le confirmara", sostuvo la aspirante presidencial.

El Supremo está compuesto ahora por cinco jueces nominados por presidentes republicanos y otros cuatro elegidos por mandatarios demócratas, entre ellos dos magistradas nombradas por Obama.

Según Clinton, el próximo presidente podría hacer entre una y tres nominaciones de jueces del Supremo, dependiendo de si los magistrados actuales deciden retirarse del cargo vitalicio.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual