Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Inmigración

Merkel apuesta por reducir flujos de refugiados y calma las críticas a su gestión

Asegura que: "Ni siquiera un país fuerte como Alemania puede seguir acogiendo contingentes de refugiados como los actuales".

Efe. Gemma Casade Actualizada 14/12/2015 a las 18:31
Angela Merkel en el congreso de la CSUAFP PHOTO / CHRISTOF STACHE

La canciller alemana, Angela Merkel, calmó las críticas internas a su gestión de la crisis de los refugiados con leves concesiones al ala más conservadora de su Unión Cristianodemócrata (CDU), al abogar por una reducción sensible del flujo migratorio, aunque sin imponer límites en cifras al asilo.

"Ni siquiera un país fuerte como Alemania puede seguir acogiendo contingentes de refugiados como los actuales, ya que ello sobrepasa las posibilidades de ese Estado y su sociedad", afirmó Merkel ante el congreso federal de la CDU, en la ciudad de Karlsruhe (suroeste del país).

Es preciso articular medidas "a escala nacional, europea e internacional" hasta lograr una "reducción sensible" de las cifras de quienes llegan al país, prosiguió ante los 1.000 delegados de su partido.

En ese cometido se centran los esfuerzos del Estado alemán, los "Länder" (estados federados) y los municipios, así como del conjunto de la Unión Europea (UE) y de Turquía, donde Merkel espera que sean atendidos los millones de refugiados que tratan de llegar a Europa.

La canciller acudió con este mensaje a un congreso que se había pronosticado como crítico para ella, por las presiones ejercidas desde distintos flancos del partido para imponer límites cuantificables a la acogida de refugiados, visto que este año Alemania ha recibido ya un millón de solicitantes de asilo.

La moción redactada por la cúpula casi "in extremis" en las sesiones preparatorias del congreso celebradas el domingo y titulada "Declaración de Karlsruhe sobre Terrorismo y Seguridad, Refugiados e Integración" actuó de bálsamo ante esas exigencias.

Fue un texto salvador para Merkel e incluye desde la necesidad de aprender y dominar alemán como factor clave para la integración de esos contingentes a las críticas al modelo de sociedad multicultural que defendieron socialdemócratas y Verdes.

El modelo multicultural ha sido un fracaso, proclamó la canciller y líder de la CDU, y en lugar de la integración ha favorecido la creación de sociedades paralelas, dijo tras repasar las sacudidas provocadas por el terrorismo yihadista este 2015.

Merkel se ratificó en su convicción de que Alemania está capacitada para hacer frente a los grandes retos que plantea la llegada de solicitantes de asilo, "ya que forma parte de nuestra identidad como país afrontar y superar los mayores desafíos".

La canciller aludió tanto a las críticas que generó una frase pronunciada en agosto, cuando afirmó que Alemania estaba capacitada para acoger esos flujos, como a las que se le vinieron encima en septiembre al dar luz verde a la entrada de decenas de miles refugiados concentrados ante sus fronteras.

"Fue un imperativo humanitario", aseguró para defender un "gesto" que le ha merecido la abierta hostilidad de la Unión Socialcristiana de Baviera (CSU), partido hermanado a la CDU, cuyo presidente, Horst Seehofer, intervendrá mañana en Karlsruhe como invitado.

El congreso de Karlsruhe recibió a Merkel con una ovación de los delegados puestos en pie, antes siquiera de que llegase a pronunciar una frase de bienvenida, y a su discurso siguieron diez minutos largos de aplausos entusiastas.

La conciliadora moción de la cúpula fue aprobada, a mano alzada, por unanimidad, con algunos retoques e intervenciones apasionadas del hombre fuerte del Gobierno de Merkel, su ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, también ovacionado por el congreso.

El discurso de Merkel fue una exhibición 100 % de su estilo de ejercer el dominio sobre los suyos, con frases destinadas a contentar a todos sus flancos, pero sin abandonar lo esencial de su línea, en este caso el rechazo a imponer un límite cuantificable en las cifras al derecho de asilo.

Al "paseo" de la canciller entre sus delegados seguirá mañana la intervención de Seehofer, rodeada de expectación tras el oleaje que desató el feo que propinó a la canciller en el congreso de la CSU.

El líder bávaro desató ahí un arsenal de críticas a su gestión de la crisis de los refugiados, ante una canciller que escuchaba en silencio, de pie en el escenario y con el rostro petrificado.

La mayoría de la cúpula de la CSU insiste en que es preciso imponer un límite cuantificable a la llegada de refugiados y éste será previsiblemente el núcleo del discurso de Seehofer.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual