Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Suecia

Los disturbios se extienden por las afueras de Estocolmo tras tres días de incidentes

El origen de los disturbios está relacionado con un incidente ocurrido hace una semana cuando un inmigrante con problemas psíquicos murió por disparos de la policía.

Efe. Copenhague Actualizada 22/05/2013 a las 17:31
4 Comentarios
En los disturbios han ardido coches y mobiliario urbano ha sido destrozadoEFE

La periferia de Estocolmo ha sufrido en las últimas 72 horas la mayor oleada de disturbios en años, después de que los incidentes originados al oeste de la capital se hayan extendido a una decena de barrios de las afueras.

Ocho personas detenidas, casi todos jóvenes, y decenas de coches quemados son el saldo de la última noche de enfrentamientos, que aunque han disminuido en intensidad en Husby, epicentro del conflicto, se han extendido a una decena de suburbios.

Los barrios afectados tienen en común la alta concentración de población de origen inmigrante y los problemas económicos que se han agudizado en los últimos años con la política de recortes del seguro de desempleo, las ayudas sociales y en educación impulsada por el Gobierno de derecha sueco.

El origen de los disturbios está relacionado con un incidente ocurrido hace una semana en Husby, cuando un inmigrante con problemas psíquicos murió por disparos de la policía en su apartamento, donde se había encerrado con su compañera.

Los agentes aseguraron haber disparado en defensa propia al ser amenazados supuestamente con un hacha, aunque la actuación irregular de las fuerzas del orden provocó protestas de los vecinos y la apertura de una investigación interna de la Policía de Estocolmo.

Pero eso no sirvió para calmar los ánimos y la violencia estalló la noche del domingo al lunes con los primeros incendios de coches, que se recrudecieron al día siguiente.

Las imágenes de coches en llamas y mobiliario destrozado han ocupado estos días las portadas de los diarios y los informativos en Suecia, que han recogido también testimonios de vecinos denunciando cargas policiales contra niños y ancianos y supuestos insultos racistas de los agentes como "negros", "ratas" o "monos".

La Policía ha abierto también una investigación interna para estudiar los incidentes, a la vez que rechaza que sean protestas espontáneas y habla de violencia organizada.

La asociación Megafon, que trabaja con grupos de jóvenes inmigrantes en la zona, ha vinculado en cambio las protestas con el racismo y con la sensación de abandono que se vive en este y en otros barrios de la periferia de la capital sueca.

Las estadísticas oficiales reflejan que uno de cada cinco jóvenes en Husby ni trabaja ni estudia y que mientras que el índice de paro y de gente que vive de la ayuda social en Estocolmo es del 3,3 y el 3,6 por ciento, en aquel suburbio sube al 8,8 y el 12 por ciento, una proporción que se repite en otros barrios de la periferia.

Aun condenando los episodios de violencia, la oposición de izquierda ha apuntado también a la política liberal del Gobierno, personificada en el primer ministro, el conservador Fredrik Reinfeldt, cuya imagen tampoco ha salido bien parada.

Reinfeldt ha tenido un fin de semana muy activo con compromisos oficiales como el festival de Eurovision, celebrado en Malmö; las amonestaciones previas a la boda de la princesa Magdalena y la final del Mundial de hockey sobre hielo que ganó Suecia.

Pero hasta ayer por la tarde no se pronunció oficialmente sobre los disturbios en la periferia, adonde se ha limitado a enviar a su ministro de Integración.

Y aunque ha admitido que es necesaria más atención a estas zonas e invertir en educación, su discurso se ha centrado en condenar la violencia y tachar de "hooliganismo" los peores disturbios sufridos en Suecia desde los que afectaron hace cuatro años a Malmö, la tercera ciudad de este país con un 20 por ciento de inmigrantes.

Los incidentes registrados estos días también han sido aprovechados por la ultraderecha sueca, personificada en "Demócratas de Suecia", que entró en el Parlamento hace tres años y a la que las últimas encuestas dan buenas perspectivas para las elecciones generales que se celebrarán dentro de algo más de un año.

Su portavoz en asuntos jurídicos, Richard Jomshof, propuso hoy establecer el estado de excepción y el toque de queda en las zonas donde se han producido incidentes.


  • Alzak24/05/13 00:00
    Cualquiera de los que hemos vivido en Suecia sabemos que la situación se estaba tornando insostenible desde hace al menos 14-15 años. El enorme número de refugiados políticos que admitió Suecia, no han hecho nada por integrarse, creando sus propios guetos y sus mafias. Los suecos son buenos anfitriones siempre y cuando tu aceptes sus costumbres, pero si además de no aceptarlas, intentas imponer las propias, esas que han hecho que huyeses de tu país... al final tenía que explotar. Y aquí pasará igual, porque solo se están beneficiando del sistema, no se están integrando.
  • garcía 23/05/13 00:00
    Efectivamente, joseluis. Es posible que Suecia funcionara bien antes de la llegada de un diez por ciento de población extranjera, compuesta de inmigrantes y refugiados. Esto es muy difícil de gestionar, en Suecia y en todos los países, como estamos viendo siempre en las noticias.
  • Esgarringlao23/05/13 00:00
    Pues lo siento por los agentes que tienen que lidiar con esos trogloditas que no tienen ni oficio ni beneficio y sólo quieren vivir de subvenciones.
  • joseluis22/05/13 00:00
    Vaya, vaya,... Parece que no es oro todo lo que reluce en Suecia.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual