Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Salón del Automóvil de Ginebra Salón del Automóvil de Ginebra

Motociclismo

Todo lo que pudo ser y no fue

El GP de Australia terminó siendo nefasto para los líderes de las distintas categorías, después del optimismo que generaron los ensayos previos. 

Efe. Phillip Island Actualizada 24/11/2014 a las 16:00
Etiquetas
0 Comentarios

Las expectativas que el Gran Premio de Australia había suscitado en los días previos a la disputa de la carrera de Phillip Island para los intereses de los líderes del campeonato no podían apuntar más alto pero una serie de factores hicieron que resultase nefasto vender la piel del oso antes de cazarlo.

Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) se impuso en entrenamientos con la sola oposición, o la resistencia más directa de Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1), pero la elección del neumático en el caso del primero y un neumático defectuoso para el segundo, truncaron todas sus aspiraciones de victoria.

El piloto de Repsol quiso salir a ganar la carrera a australiana como lo hacía Mick Doohan, según el mismo dijo, tirando desde el primer segundo, y lo cierto es que iba camino de ello, pero en el momento en que se relajó porque su ventaja era ya superior a los cuatro segundos llegó el error.

Márquez se fue por los suelos, aunque poco importaba pues el título de campeón de MotoGP ya está en el bolsillo, y entonces las miradas se centraron en Jorge Lorenzo, pero éste bastantes problemas tuvo con "aguantar" encima de la moto ya que su neumático delantero no estaba para demasiadas florituras y, con esos mimbres sucedió lo más lógico, se impuso la veteranía de un gran campeón que es Valentino Rossi.

Antes se tuvo que retirar Dani Pedrosa (Repsol Honda RC 213 V), golpeado por detrás por el italiano Andrea Iannone, pero es que el español estaba en donde no debiera de haber estado nunca si hubiese hecho unos buenos entrenamientos y pagó sus fallos de días precedentes en el momento de la carrera.

Peor suerte tuvieron los hermanos Espargaró, Pol se cayó por la misma causa y motivo que Marc Márquez y Aleix en circunstancias muy parecidas a las de Dani Pedrosa, al ser golpeado por el alemán Stefan Bradl (Honda RC 213 V), quien fue sancionado con un punto de penalización por Dirección de carrera, que consideró ese momento de "conducción irresponsable", no así en el caso de Iannaone con Pedrosa.

En Moto2 Esteve Rabat (Kalex) se podía proclamar campeón del mundo, necesitaba doce puntos más que el finlandés Mika Kallio, pero sólo pudo conseguir tres.

Rabat hizo todo de manera brillante, dominó desde el primero hasta el último entrenamiento, pero le faltó rematar en carrera, en donde las condiciones y temperatura cambiaron y eso trastocó todos sus planes.

Maverick Viñales supo aprovechar esa circunstancia para sumar su tercera victoria de una temporada en la que ha ido creciendo de manera exponencial y que de haberlo conseguido antes ahora le permitiría tener todavía opciones matemáticas a un título que si no pasa nada extraño se tendría que adjudicar en propiedad Rabat el próximo fin de semana en Malasia.

Como Rabat, Alex Márquez (Estrella Galicia 0,0 Honda), también tenía una gran oportunidad de sentenciar el título de Moto3, pero en Australia y con el australiano Jack Miller como rival directo por el título y también para el gran premio, resultó un objetivo imposible.

Aún así, Alex Márquez sigue siendo líder de la categoría a falta de dos grandes premios y con su actuación demostró estar completamente concentrado en no cometer errores que puedan dar al traste con su objetivo de ser campeón. 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual