Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Tras meses de juicios

Pistorius: El héroe caído recibe su peor golpe

El atleta sudafricano ha sido declarado culpable de homicidio por matar a disparos a su novia.

Marcel Gascón. Pretoria Actualizada 12/09/2014 a las 12:21
0 Comentarios
Ya hay veredicto sobre el caso PistoriusAFP Photo

El atleta sudafricano Oscar Pistorius recibió este viernes el peor golpe de una vida llena de éxitos y obstáculos al ser declarado culpable de homicidio por matar a disparos a su novia, la modelo Reeva Steenkamp.

Tras más de medio año de juicio, la jueza Thokozile Masipa descartó que el deportista disparara "por accidente" como él mismo aseguraba, sino que lo hizo de forma consciente y voluntaria, aunque sin intención de matar.

Pistorius, que recibió con entereza el veredicto, podría enfrentarse -si su apelación no prospera- a un largo periodo en prisión que nadie podía prever cuando en 2012 alcanzó el cenit de su gloria, al convertirse en el primer atleta con las piernas amputadas en correr en unas Olimpiadas.

Entonces, el mundo admiró la proeza de un ser humano que, pese a nacer sin peronés y serle amputadas las dos extremidades por debajo de las rodillas cuando tenía once meses, compitió sobre prótesis de carbono con atletas no discapacitados y alcanzó las semifinales en la prueba de 400 metros.

Hasta llegar ahí, Pistorius (Johannesburgo, 1986) pasó una infancia y adolescencia traumáticas, marcadas por la vulnerabilidad propia de su merma física, la separación de sus padres, los problemas con un padre ausente y la muerte de su madre cuando él tenía 15 años. Estas circunstancias, difíciles de adivinar en el joven seguro de sí mismo que desafío a la naturaleza y a las autoridades del atletismo para correr con 'los normales', marcaron a fuego su vida, según dijo en el juicio.

La opinión pública empezó a conocer una versión distinta del 'superhombre' y símbolo de superación tras la madrugada fatídica del 14 de febrero de 2013, cuando el diario 'Beeld' publicó en su página web que un famoso deportista sudafricano, que solo podía ser Pistorius, había matado a su novia.

En la prensa, y a partir del pasado 3 de marzo en el juicio, los periodistas y el fiscal Gerrie Nel desvelaron incidentes verbales, físicos y con armas de fuego que retratan al atleta como alguien irascible y violento, con el objetivo de apuntalar, en el caso de Nel, la versión de que disparó a Reeva tras una discusión.

Para entonces, su carrera y reputación ya se habían desvanecido con la misma celeridad que desaparecieron, el día de San Valentín del año pasado de las calles de Johannesburgo, los enormes carteles en los que anunciaba la marca deportiva que le patrocinaba hasta ese momento.

Desde que obtuviera el 22 de febrero su libertad bajo fianza hasta el final del proceso, Pistorius -pintado en el juicio como un apasionado de los automóviles caros, la velocidad y las armas de fuego- ha sido visto en contadas ocasiones en público fuera del tribunal.

En ese período, ha sido retratado ejercitándose con ropa deportiva y comiendo en un restaurante con sus abogados.

La prensa local ha informado también de unas vacaciones suyas el pasado diciembre en la vecina Mozambique, donde habría mantenido un romance con una estudiante sudafricana, y de una trifulca verbal con otro cliente en un bar de moda de Johannesburgo al que había acudido con sus primos.

Su tío Arnold Pistorius -adinerado empresario de éxito, jefe de este clan afrikáner de fuertes convicciones calvinistas y padre adoptivo de Oscar- ha asegurado que su sobrino pasa buena parte del tiempo leyendo la Biblia en la mansión del cabeza de familia en Pretoria, donde vive desde que está en libertad condicional.

El corredor ha utilizado en su defensa su condición de 'cristiano', heredada de la madre y de la familia de su padre, gente muy religiosa, como buena parte de los sudafricanos.

Además de un hombre roto y con la imagen destrozada, el Pistorius que muy probablemente irá a la cárcel una vez se haya resuelto el recurso será también alguien mucho más pobre, pues se ha visto obligado a vender su mayor activo, la casa donde mató a Steenkamp, para poder costear los elevados honorarios de su defensa.

Con todo, el final del juicio da a la familia Pistorius una tregua económica, y libera al condenado de la 'pena del telediario' que cumplió durante los más de 42 días de comparecencia, en los que se derrumbó, vomitó, lloró y vio divulgados episodios íntimos de su vida ante cámaras que transmitían a todo el planeta. 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual