Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Real Zaragoza

Ranko Popovic: "Los dos últimos castigos servirán como lección"

El técnico reflexiona sobre el estado del equipo aragonés, los efectos de las últimas derrotas, los posibles fichajes de enero y la opción de juntar a Borja y Willian.

Chema R. Bravo Actualizada 15/01/2015 a las 17:48
1 Comentarios
Ranko Popovic, en La Romareda.Aránzazu Navarro

¿Qué vestuario se encontró el pasado lunes? ¿Qué le dijo a los futbolistas?

Les dije que esto no es lo que queremos. A mí me molestó sobre todo de Las Palmas las manera de cómo perdimos. El segundo gol puede ocurrir. Pero, luego, no pueden marcarnos el tercero, el cuarto y el quinto como si no estuviéramos ahí. Yo creo que el segundo gol es falta. Pero se lo dije a Lolo: lo que me molesta es que no se levante. Sé que tenía dolor. Lolo es honrado y sacrificado. Pero aparte de eso, quiero ver a mis jugadores morir por salvar esas situaciones. Si Lolo hace eso con 32 años, qué no van a hacer los demás. Eso es lo que me molestó. Fui duro con ellos, pero debo serlo. Les pedí que nunca deben rendirse. Lo mínimo es luchar hasta el final, no cada uno, sino todos como equipo.

Contra Valladolid y Las Palmas sufrieron pasajes de desconexión muy similares: un cuarto de hora, varios goles. Un día al comienzo del partido y el otro nada más volver del descanso. ¿Cómo lo explica?

Es una cuestión mental. Creo que estos dos partidos nos han castigado los suficiente para aprender la lección. Cuando sales del hotel hacia el campo, ya se está jugando el partido. Del mismo modo que después del partido no puedes desconectarte. Un partido no dura hora y media: dura tres horas. Hay que estar metidos, concentrados, con la misma ilusión y voluntad.

¿Por qué eligió en Las Palmas a Lolo en lugar de Vallejo, que es un central más definido?

Vallejo sale de una lesión, lo saco contra el Valladolid medio partido y al día siguiente estaba sobrecargado. No quise ponerlo porque no lo quiero perder para más tiempo. También hay que tener en cuenta otras situaciones, como el rival, nuestra defensa, el cambio en la portería... Si sale Vallejo y falla, puedo perderle para otros días. Hay veces que se dice que no se pone a Vallejo que es joven y de casa, pero esos mismos se cargan a Whalley, que también es joven y de casa. ¿En qué quedamos?

¿Le preocupa lo sucedido con Lolo? ¿Que le afecte en un futuro?

Lo vamos a solucionar. Yo le entiendo y le felicito por su carácter. Pero, por otra parte, la crítica forma parte de nuestro trabajo. Las debemos aceptar, claro, hasta las duras, aunque nunca deben pasarse de un límite.

¿Ve obligatorio que el equipo se refuerce en defensa?

Mira. Yo ahora no puedo hacer mucho más que seguir trabajando con mi equipo. Hablé con Ángel Martín González sobre esto. Es verdad que hay dificultades, apenas hay competencia es puestos y así es complicado. Es como si a un periodista le quitan cuatro letras del teclado de su ordenador. Es imposible que haga su artículo de la mejor manera.

Usted habrá trasladado esto a los responsables del área deportiva, ¿no?

Hemos hablado. Pero cómo podemos hablar de posibilidades si debe salir alguien. Si quieres que salga alguien y luego no puede... ¿qué rendimiento te va a dar si se queda?

Pero tendrá una preferencias en cuanto a posiciones. Si necesita más un central que un lateral izquierdo o un mediocentro...

Sí. Nosotros vamos a recuperar a Mario. Eso nos da otro lateral izquierdo con Cabrera. Rico ahora se ve titular, antes no lo era y tenía que ganársela. No es bueno que un futbolista se sienta titular si no hay otro que le apriete.

¿Cree desproporcionado el nerviosismo que se ha generado en ciertos sectores tras las dos últimas derrotas o esto le ha ayudado a comprender mejor el sitio donde está?

Yo estoy tranquilo. Tengo la misma ilusión y soy optimista, aunque siempre pongo el realismo por delante del optimismo. Estoy haciendo lo mismo que cuando vine. Sabía que no sería sencillo. Me dijeron nada más venir que la afición y la prensa son muy exigentes, algo distinto a otros sitios. Que en otros sitios en estas situaciones la gente se une y que aquí meten caña. Pero bueno, esto me motiva.

Hasta el parón de Navidad, el equipo había descrito una línea de progreso. ¿Le inquieta que el golpe seco de las dos últimas derrotas hagan perder todo el camino ganado?

Todo puede suceder. Vamos a tratar que no ocurra eso. Yo avisé a los chicos en la semana antes de jugar contra el Valladolid que notaba diferencia en el ambiente. Quizá algo eufórico. Son cosas normales por otra parte. Hay jugadores que aún deben acostumbrarse a jugar en un equipo que pelea arriba de la clasificación. Y eso no es sencillo. No se hace en una noche ese trabajo. Es un proceso de educación en los entrenamientos. Siempre es más sencillo jugar cuando no tienes nada que perder. Nosotros estábamos arriba y se comenzó a hablar de subir, subir y subir. Y ya dije que eso no me gusta. Ni ahora ni cuando fui jugador.

¿Hubo exceso de expectativa, entonces?

Eso es. Hay que ir despacio. Me daba miedo que eso pudiera relajar. Aunque es normal porque son chicos jóvenes. Eso pasa. Ahora, después de estas dos derrotas, vamos a volver a la normalidad. Nos han hecho daño, pero nos van a ayudar.

¿Qué saca en positivo de estos dos golpes?

Lo primero: a mí no me gusta perder ni a las cartas. Pero a largo plazo se pueden sacar cosas positivas. Aunque pueda ser demagogia. Yo, pese a todo, prefiero ganar y sacar conclusiones de eso.

¿Y en qué se ha equivocado usted? ¿Hace autocrítica?

Claro. Siempre me pregunto qué más puedo hacer yo: si hablar más con un jugador, si puedo cambiar algo del equipo...

El ascenso directo se ha disparado hasta los diez puntos de desventaja. ¿De verdad cree que aún es posible subir metiéndose entre los dos primeros?

Estamos en un tramo que nos permite pensar que ganando partido a partido nos meteremos arriba, con opción de todo. Quedan puntos y quedan partidos para pensar así. Mientras haya opción no quiero perderlo de vista. Aunque más que hablar de esto, debemos demostrarlo en el campo. Si mi equipo pierde, pierde. Pero debe perderse con carácter, con personalidad. Que cuando pierdas nadie te lo eche en cara. Que la gente se identifique con el equipo. Ahora necesitamos ayuda. Hay argumentos para la crítica, yo lo entiendo. Por ejemplo, el Stoke City nunca será campeón de Inglaterra, sus aficionados lo saben, pero todos mueren con el equipo. A quien entra a su estadio se lo quieren comer. Están a tope con sus jugadores.

¿Qué está sucediendo con la recuperación de Mario?

Es cierto que volvió a entrenar con todos y parecía que estaba ahí, pero sigue con molestias. Tiene dolor en la pierna y había un poco de inflamación en el tendón de Aquiles. Tenía que parar.

¿Es optimista sobre un regreso rápido?

El lunes, le vi una sonrisa sincera. Tengo buenas sensaciones. No creo que esté para Leganés, así que si está contra el Recreativo, perfecto.

¿Va a darle continuidad a Bono?

Cuento con los dos igual. Quería tranquilizar a Whalley después de la tormenta que se había creado a su alrededor y ver a Bono. Pero me gustaría destacar el trabajo de Pablo Alcolea. Estoy muy satisfecho con su actitud, se está machacando. Lo siento mucho por él, yo hablé con Pablo y le dije que hay dos que tienen una pequeña ventaja. Me encanta su actitud.

Borja Bastón sufre un parón goleador y Willian José marcó dos en Las Palmas. El Zaragoza ha jugado varios partidos buenos con ambos en ataque. ¿Contempla reunirlos en su táctica?

¿Sabe que ahora tienen cuatro amarillas y lo que pasaría si ven la quinta en el mismo partido?

Sí, pero, si no las tuvieran o cuando cumplan sanción, ¿ve viable una delantera con los dos?

Es posible. Pero eso no se gana solo en los partidos. Willian José tiene que hacer más. Estáis en los entrenamientos y lo veis. Por capacidades y talento, Willian José se merece jugar como el que más. Pero en el día a día Borja está por delante de él, y no solo por estadística de goles.

¿Ha hablado esto con Willian José?

Claro, casi todos los días. Willi es un chico espléndido, pero un poco diferente, algo más sensible. Es joven. Yo le doy confianza, pero debe empezar a golear en los entrenamientos y hacer algunas cosas más. De momento, estoy viendo que cada día va a más, está haciéndolo y mejorando. Tiene un potencial tremendo, pero depende más de Willian que de mí. Yo quiero que le apriete a Borja e incluso que tenga que ponerlos a los dos.

¿Las dos últimas derrotas pueden provocar cambios en su propuesta?

No. Estoy convencido de que la idea es buena y vamos a seguir con ese camino. Está claro que debemos mejorar en defensa. Pero eso no quiere decir que nos vayamos a poner todos atrás. No solo dependemos en ese aspecto de los centrales y los laterales, también de la gente de arriba. La primera parte en Las Palmas me gustó. Hicimos muy buen rato, jugando ordenados, siendo intensos y agresivos. Yo creo que fuimos mejores. Tuvimos opciones de irnos por delante al descanso.

Basha fue un activo importante en ese sentido. ¿Está satisfecho con él?

Basha es un jugador que no nos va a decepcionar nunca. Creo, ¿eh? Me encanta su actitud. Es otro Basha distinto al de cuando viene al Zaragoza. Estaba triste, no era feliz... Ahora, está alegre y creo que nos va a ayudar.

¿Cómo espera solucionar la fragilidad defensiva?

Lo primero es poder trabajar en el día a día con el número adecuado. Hay veces que es difícil ensayar algunas situaciones de partido. Pero vamos a intentar buscar esas soluciones, mejorar las cosas que nos han costado ya partidos.


  • Cazu14/01/15 14:23
    De verdad que no entiendo tanta entrevista y tantas explicaciones del técnico, y que se le de tanto bombo. Al final los que ganan y pierden los partidos son los jugadores, que son los protagonistas. Nadie se compra la camiseta con el nombre del entrenador.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual