Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

DECISIÓN POLÉMICA

Los militares de la UME que no se vacunen contra la gripe A pueden perder parte del sueldo

Los soldados que se han negado a ponerse la inyección han tenido que firmar un documento y han sido advertidos de los riesgos.

M. A. COLOMA. Zaragoza Actualizada 02/12/2009 a las 22:48
Etiquetas
14 Comentarios

'''

El inicio de la campaña de vacunación contra la gripe A en la Unidad Militar de Emergencias (UME) ha provocado quejas entre algunos de los miembros del batallón de Zaragoza, que consideran "desproporcionadas" las medidas que se pueden aplicar a quienes se nieguen a ponerse la inyección. Entre otras, se barajan la pérdida del complemento de dedicación especial e incluso la pérdida del destino.

 

Según han explicado a este periódico fuentes oficiales de la unidad, "la vacuna no es obligatoria, pero sí recomendable". Algo que consideran "bastante lógico", teniendo en cuenta los especiales cometidos de estos efectivos. "En plena campaña de invierno, en la que las nevadas nos van a dar mucho trabajo , no podemos correr el riesgo de quedarnos sin un número importante de soldados por culpa del virus", argumentan desde el batallón.

 

Respecto a la posibilidad de que quienes se nieguen a ponerse la vacuna puedan perder algún complemento de la nómina, los responsables de la UME no lo descartan. "Se trata de un complemento por libre disposición, y alguien que caiga enfermo porque no se ha vacunado no podrá estar disponible", señalan. Sin embargo, desde la unidad no se pronuncian sobre la posible pérdida de destino por parte de quienes insistan en no querer inmunizarse contra el virus H1N1.

 

La versión que algunos soldados del batallón han dado a este periódico es algo distinta. Preservando su anonimato para evitar posibles sanciones disciplinarias, estos militares aseguran que el jefe de la unidad ha dado la orden de vacunar a todo el mundo. "Como militares -dicen-, acatamos la orden. Pero cuando llegamos al botiquín para que nos pusieran la dosis, nos llevamos una desagradable sorpresa. Nos obligaban a firmar un documento en el que se decía que nos poníamos voluntariamente la vacuna, y en el que además eximíamos de cualquier responsabilidad al equipo sanitario".

 

Para algunos soldados, esto "no era razonable". Por ello, expresaron su queja y se negaron a ponerse la inyección. En ese momento, el capitán médico les pidió que firmaran otro documento diciendo que no daban su consentimiento. En la parte de abajo del folio, debían explicar además cuáles eran las razones que argumentaban para negarse. En días posteriores, aseguran, los jefes de compañía les han recordado que pueden quedarse sin el complemento de dedicación especial e incluso sin destino.

Medio millar de soldados

La Unidad Militar de Emergencias no está encuadrada en ninguno de los tres ejércitos, ya que fue creada por voluntad de la presidencia del Gobierno para intervenir con celeridad en caso de alerta o catástrofe. Y, actualmente, depende orgánicamente del Jefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad). Cuenta con cinco batallones repartidos por todo el territorio nacional, y uno de ellos tiene su sede en la Base Aérea de Zaragoza.

 

El medio millar de efectivos que integran el destacamento aragonés tiene como área de operaciones cinco comunidades autónomas: País Vasco, Navarra, La Rioja, Aragón, Cataluña. A estas hay que sumar la provincia de Soria, que por proximidad geográfica figura también en la zona de actuación del batallón de la capital aragonesa.

 

Según explican fuentes oficiales del batallón de la UME en Zaragoza, la campaña de vacunación contra la gripe A comenzó la semana pasada, y más de la mitad de los efectivos se han puesto ya la inyección.

'''
$(html_text)
'''El inicio de la campaña de vacunación contra la gripe A en la Unidad Militar de Emergencias (UME) ha provocado quejas entre algunos de los miembros del batallón de Zaragoza, que consideran "desproporcionadas" las medidas que se pueden aplicar a quienes se nieguen a ponerse la inyección. Entre otras, se barajan la pérdida del complemento de dedicación especial e incluso la pérdida del destino.   Según han explicado a este periódico fuentes oficiales de la unidad, "la vacuna no es obligatoria, pero sí recomendable". Algo que consideran "bastante lógico", teniendo en cuenta los especiales cometidos de estos efectivos. "En plena campaña de invierno, en la que las nevadas nos van a dar mucho trabajo , no podemos correr el riesgo de quedarnos sin un número importante de soldados por culpa del virus", argumentan desde el batallón.   Respecto a la posibilidad de que quienes se nieguen a ponerse la vacuna puedan perder algún complemento de la nómina, los responsables de la UME no lo descartan. "Se trata de un complemento por libre disposición, y alguien que caiga enfermo porque no se ha vacunado no podrá estar disponible", señalan. Sin embargo, desde la unidad no se pronuncian sobre la posible pérdida de destino por parte de quienes insistan en no querer inmunizarse contra el virus H1N1.   La versión que algunos soldados del batallón han dado a este periódico es algo distinta. Preservando su anonimato para evitar posibles sanciones disciplinarias, estos militares aseguran que el jefe de la unidad ha dado la orden de vacunar a todo el mundo. "Como militares -dicen-, acatamos la orden. Pero cuando llegamos al botiquín para que nos pusieran la dosis, nos llevamos una desagradable sorpresa. Nos obligaban a firmar un documento en el que se decía que nos poníamos voluntariamente la vacuna, y en el que además eximíamos de cualquier responsabilidad al equipo sanitario".   Para algunos soldados, esto "no era razonable". Por ello, expresaron su queja y se negaron a ponerse la inyección. En ese momento, el capitán médico les pidió que firmaran otro documento diciendo que no daban su consentimiento. En la parte de abajo del folio, debían explicar además cuáles eran las razones que argumentaban para negarse. En días posteriores, aseguran, los jefes de compañía les han recordado que pueden quedarse sin el complemento de dedicación especial e incluso sin destino. Medio millar de soldados La Unidad Militar de Emergencias no está encuadrada en ninguno de los tres ejércitos, ya que fue creada por voluntad de la presidencia del Gobierno para intervenir con celeridad en caso de alerta o catástrofe. Y, actualmente, depende orgánicamente del Jefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad). Cuenta con cinco batallones repartidos por todo el territorio nacional, y uno de ellos tiene su sede en la Base Aérea de Zaragoza.   El medio millar de efectivos que integran el destacamento aragonés tiene como área de operaciones cinco comunidades autónomas: País Vasco, Navarra, La Rioja, Aragón, Cataluña. A estas hay que sumar la provincia de Soria, que por proximidad geográfica figura también en la zona de actuación del batallón de la capital aragonesa.   Según explican fuentes oficiales del batallón de la UME en Zaragoza, la campaña de vacunación contra la gripe A comenzó la semana pasada, y más de la mitad de los efectivos se han puesto ya la inyección.''' $(html_text)

¡Ups!Para continuar leyendo tienes que registrarte como usuario de Heraldo.es.

Disfrutarás de:

CONTENIDO EXCLUSIVO ONLINE OFERTAS Y PROMOCIONES EXCLUSIVAS ACCESO ILIMITADO A HERALDO.ES
¡Sólo te costará 1 minuto! Regístrate GRATIS
'''El inicio de la campaña de vacunación contra la gripe A en la Unidad Militar de Emergencias (UME) ha provocado quejas entre algunos de los miembros del batallón de Zaragoza, que consideran "desproporcionadas" las medidas que se pueden aplicar a quienes se nieguen a ponerse la inyección. Entre otras, se barajan la pérdida del complemento de dedicación especial e incluso la pérdida del destino.   Según han explicado a este periódico fuentes oficiales de la unidad, "la vacuna no es obligatoria, pero sí recomendable". Algo que consideran "bastante lógico", teniendo en cuenta los especiales cometidos de estos efectivos. "En plena campaña de invierno, en la que las nevadas nos van a dar mucho trabajo , no podemos correr el riesgo de quedarnos sin un número importante de soldados por culpa del virus", argumentan desde el batallón.   Respecto a la posibilidad de que quienes se nieguen a ponerse la vacuna puedan perder algún complemento de la nómina, los responsables de la UME no lo descartan. "Se trata de un complemento por libre disposición, y alguien que caiga enfermo porque no se ha vacunado no podrá estar disponible", señalan. Sin embargo, desde la unidad no se pronuncian sobre la posible pérdida de destino por parte de quienes insistan en no querer inmunizarse contra el virus H1N1.   La versión que algunos soldados del batallón han dado a este periódico es algo distinta. Preservando su anonimato para evitar posibles sanciones disciplinarias, estos militares aseguran que el jefe de la unidad ha dado la orden de vacunar a todo el mundo. "Como militares -dicen-, acatamos la orden. Pero cuando llegamos al botiquín para que nos pusieran la dosis, nos llevamos una desagradable sorpresa. Nos obligaban a firmar un documento en el que se decía que nos poníamos voluntariamente la vacuna, y en el que además eximíamos de cualquier responsabilidad al equipo sanitario".   Para algunos soldados, esto "no era razonable". Por ello, expresaron su queja y se negaron a ponerse la inyección. En ese momento, el capitán médico les pidió que firmaran otro documento diciendo que no daban su consentimiento. En la parte de abajo del folio, debían explicar además cuáles eran las razones que argumentaban para negarse. En días posteriores, aseguran, los jefes de compañía les han recordado que pueden quedarse sin el complemento de dedicación especial e incluso sin destino. Medio millar de soldados La Unidad Militar de Emergencias no está encuadrada en ninguno de los tres ejércitos, ya que fue creada por voluntad de la presidencia del Gobierno para intervenir con celeridad en caso de alerta o catástrofe. Y, actualmente, depende orgánicamente del Jefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad). Cuenta con cinco batallones repartidos por todo el territorio nacional, y uno de ellos tiene su sede en la Base Aérea de Zaragoza.   El medio millar de efectivos que integran el destacamento aragonés tiene como área de operaciones cinco comunidades autónomas: País Vasco, Navarra, La Rioja, Aragón, Cataluña. A estas hay que sumar la provincia de Soria, que por proximidad geográfica figura también en la zona de actuación del batallón de la capital aragonesa.   Según explican fuentes oficiales del batallón de la UME en Zaragoza, la campaña de vacunación contra la gripe A comenzó la semana pasada, y más de la mitad de los efectivos se han puesto ya la inyección.''' $(html_text)
  


  • Beverly04/12/09 00:00
    Zorro Justiciero ve con dios y claro que si viva la UME, viva el Ejercito y por supuesto viva España que para ser un buen patriota ni hay que creer en dios, ni ser un cacique ni un justiciero de injusticias, y recuerdale a muchos de los engalonados que les pagan por trabajar y no por mandar concepto dificil de entender para algunos, y puestos a dar las gracias a las deidades yo doy las gracias por no seguir trabajando a tu lado suponiendote que lo hagas, como el valor y tambien doy gracias por no ser un Zorro por que todos sabemos que seria mi madre entonces, Saluditos amigüito
  • Luis04/12/09 00:00
    DIA 13 DE DICIEMBRE, MANIFESTACIÓN EN MADRID, LOS SUBOFICIALES ESTÁN A LAS WEBS.
  • García03/12/09 00:00
    Apoyemos a nuestros militares el día 13 de diciembre en la manifestación.
  • José03/12/09 00:00
    Tendran que dar ejemplo "los jefes", así que los primeros y delante de los soldados que se la pongan ellos, que tambien tiene dedicacion especial.
  • Marina03/12/09 00:00
    Si como dicen los soldados "los obligaban a firmar un documento en el que se decía que se ponían voluntariamente la vacuna, y en el que además eximían de cualquier responsabilidad al equipo sanitario" pienso que no pueden obligar a los que no quieran ponérsela, ni por supuesto tomar represalias contra ellos.
  • JARACA03/12/09 00:00
    En que siglo estamos? El señor feudal que paga a sus vasallos, como si el dinero fuera suyo. Es mas les niega este complemento a los remeros, a los peones , a los que se la juegan en un incendio o en un rescate. Y todo por negarse a FIRMAR que se vacunavan en contra de su voluntad (no negarse a vacunarse)... Los tiempos del ordeno y mando se han acabado ya, pero los jefes en vez de ganarse a sus subordinados con un prestigio que no tienen, van a lo facil, a plantearlo como un enfrentamiento personal, en el que el subordinado tiene las de perder... esto de salir en la prensa no les viene nada bien a estos mili-politicos.
  • Laura03/12/09 00:00
    Pero de qué va la gente? ¿obligar a vacunarse de la gripe? ¿donde queda la libertad de las personas? me parece una verguenza. Si se cogen la gripe y están de baja, pues que estén. Si no se cogen la gripe se pueden coger otra cosa. En este país no sé donde vamos a llegar.
  • Beverly03/12/09 00:00
    Es el modelo Caciquista y de Señorio Feudal que tanto le gusta seguir al Estado Mayor de esta Unidad y sobre todo de ese Batallon, que dirige gente que se enfrenta a unos riesgos impresionantes, los cuales ellos ven en foto desde su despacho, de Capitan hacia arriba la mitad no saben como funciona una llave de paso de una manguera ni han visto el fuego mas halla del de encenderse su cigarro o su pipa. Un ex-miembro (por decision propia!!). Animo compañeros sois grandes.
  • ZORRO JUSTICIERO03/12/09 00:00
    PARA SER UN ANTIGUO MIEMBRO DE ESA UNIDAD, BEVERLY, QUE POCA VERGUENZA TIENES DOY GRACIAS A DIOS POR NO TENERTE ENTRE NOSOTROS VIVA LA UME Y VIVA EL EJERCITO
  • Félix03/12/09 00:00
    Encuentro correcta la decisión de los miembros de esta unidad. Ojalá, ante eventuales órdenes ilegales, cualquier militar de cualquier ejército hiciera lo mismo.
Ver más comentarios


Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo