Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Bienes de Aragón

El obispado de Barbastro lleva a la vía civil por primera vez la reclamación de sus bienes

Solicita actos de conciliación con la diócesis y el Museo de Lérida previos a una demanda judicial. La diócesis aragonesa justifica que todos los intentos de acuerdo "han resultado infructuosos".

Actualizada 20/09/2017 a las 00:24
Piezas del retablo de Santa Ana, procedentes de Sijena y retenidas en el Museo de Lérida.Guillermo Mestre

El obispado de Barbastro-Monzón ha decidido, por primera vez, recurrir a la justicia civil para reclamar la devolución de los 112 bienes propiedad de las parroquias altoaragonesas que se encuentran en depósito en el Museo Diocesano y Comarcal de Lérida. Esta iniciativa quedó plasmada en la presentación el pasado mes de julio, en un juzgado ilerdense (si bien todavía no se ha tramitado), de la petición de sendos actos de conciliación con el obispado de Lérida y con el Museo para conseguir de forma amistosa el reconocimiento de la propiedad aragonesa de las piezas y que procedan a su devolución.

En caso de que ambas partes no acepten llegar a un acuerdo, iniciaría un contencioso administrativo a través de una demanda en los tribunales, según informó este martes su abogado, el zaragozano Joaquín Guerrero.

El giro en este conflicto, que hasta ahora la diócesis había querido mantener en el ámbito eclesiástico, fue anunciado este martes por el letrado a los medios de comunicación al salir de una audiencia previa en un juzgado para esclarecer la propiedad de la antigua iglesia parroquial de El Tormillo, que enfrenta al Ayuntamiento de Peralta de Alcofea y al obispado de Huesca. Guerrero es el asesor legal de esta diócesis y de la de Barbastro-Monzón.

Una reunión infructuosa

Posteriormente, el obispado confirmó en un comunicado la presentación de un escrito de "reclamación extrajudicial". Reveló que el 18 de mayo tuvo lugar una reunión entre las diócesis de Barbastro y Lérida, junto con el director del Consorcio del Museo de Lérida, "con el objetivo de intentar llegar a un acuerdo amistoso para resolver el problema que venimos arrastrando desde hace años". Añadió que "todos los intentos de conciliación administrativa y extrajudicial han resultado infructuosos", de modo que, con carácter previo a presentar la demanda, "y en aras de agotar todas las vías menos gravosas", se ha adoptado la decisión de presentar una conciliación judicial.

El comunicado hizo hincapié en que esta vía tiene por único objeto llegar a un acuerdo y evitar así un pleito. Concluye que la pretensión no es otra que la de recuperar los bienes de titularidad de las parroquias, una propiedad avalada por la jurisdicción eclesiástica, "y con el objeto de hacer efectiva la tutela de nuestros derechos". Por todo ello, "nos vemos obligados a invocar la tutela judicial del Estado español, ante la persistente negativa de la diócesis hermana de dar cumplimiento a algo ya resuelto por los tribunales eclesiásticos".

La decisión marca un hito en el largo litigio de los bienes de arte sacro del Alto Aragón oriental iniciado en 1995 con la segregación de las parroquias hasta entonces pertenecientes al obispado de Lérida y a partir de esa fecha incorporadas al de Barbastro- Monzón.

Esta institución se mantuvo firme en su decisión de agotar la vía eclesiástica y llegó hasta las máximos tribunales del Vaticano. Tanto el Tribunal de la Rota como la Congregación de Obispos de Roma fallaron a su favor, pero Lérida ha hecho caso omiso y se ha escudado siempre en que las obras dependen del consorcio del Museo, integrado además por entidades públicas como el Ayuntamiento, la Diputación y la Generalitat, que han negado de forma sistemática la devolución e incluso han puesto trabas legales para impedir el regreso.

La última fue la de declarar los 112 bienes altoaragoneses bajo la protección de la ley catalán de patrimonio histórico. Precisamente, los obispados de Huesca y de Barbastro-Monzón interpusieron un contencioso administrativo el pasado mes de junio en un juzgado de Barcelona ante dicha catalogación por parte de la Generalitat.

Contra la cesión de propiedad

Cabe apuntar que tanto el anterior Gobierno de Aragón, presidido por la popular Luisa Fernanda Rudi, como el actual del socialista Javier Lambán le pidieron a los dos últimos obispos de Barbastro-Monzón que les cediera temporalmente la propiedad de los bienes para poder litigiar en la vía civil, como se ha hecho en el caso de la comunidad religiosa del monasterio de Sijena. Ni Alfonso Milián, ni ahora Ángel Pérez, ni tampoco el prelado de Huesca, Julián Ruiz, aceptaron ese ofrecimiento y optaron por mantener la negociación con Lérida y la Nunciatura.

La ausencia de gestos por parte de Lérida a pesar de los intentos del obispo Ángel Pérez para propiciar un entendimiento y una solución al conflicto han llevado a la determinación de acudir a la vía civil.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo