Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Aragón

​Viviendas de alta alcurnia en venta en Aragón

Varias Casas-Palacio con historia y abolengo como el de los Mur de Graus o la del obispo Sánchez Cutanda en Rubielos de Mora están a la venta.

M.M. Zaragoza Actualizada 27/06/2015 a las 08:18
1 Comentarios
Palacio de los Mur, en el casco histórico de Graus.M.M.

No están dirigidas precisamente al segmento de las personas que viven al día, como suele decirse, pero en la oferta inmobiliaria aragonesa se encuentran edificios singulares que dan un salto atrás en el tiempo, residencia señoriales y de alta alcurnia que por distintas circunstancias sus propietarios han puesto a la venta.

Entre las más destacadas, el palacio en Rubielos de Mora que fue antigua residencia del obispo Joaquín Sánchez Cutanda. Por 1,4 millones de euros está a la venta este inmueble de 400 años de historia que destaca por su buen estado de conservación y el abolengo no solo del edificio, sino del mobiliario y los objetos que atesora en su interior, con rincones de ambiente rústico y salones de gran suntuosidad en unos 1.500 metros cuadrados. "El edificio se reformó en el siglo XVIII, en realidad eran tres edificios más antiguos, y se hicieron grandes salones con el gusto un poco afrancesado de la época", explica Jorge Marín, propietario. Una evolución que se palpa en elementos como sus arcos de medio punto, vigas de madera, balcones enrejados, arcos ligeramente ojivales y detalles de inspiración morisca.

Ubicado en el casco histórico de la localidad, galardonado con el premio Europa Nostra, en la torre tragaluz se encuentra el escudo del obispo Joaquín Sánchez Cutanda, que residió en ella, y donde también se estableció la Junta Superior de Aragón y parte de la de Castilla. "El edificio tuvo una vida muy azarosa con la Guerra Civil ya que se utilizó como cuartel, y luego cuando lo compró mi familia se rehabilitó absolutamente, fue una reconstrucción muy fidedigna manteniendo la estructura", subraya Marín.

Palacio de los Mur de Graus, también a la venta

Otro de los conjuntos históricos más valiosos del patrimonio aragonés, el casco histórico de la villa de Graus, también tiene el cartel de se vende otro inmueble emblemático, el Palacio de los Mur, único edificio gótico civil del municipio.
Fue el palacio de la familia Mur, que tuvo gran influencia en el Condado de Ribagorza durante las alteraciones de Aragón en época de Felipe II. Parte del edificio está vaciado en su interior porque se utilizó como salón de teatro, mientras que al exterior destacan sus ventanas y balcones con crucería gótica de piedra y motivos animales y escudos tallados.


En un entorno más rústico se encuentra Casa Pallás, en un espacio privilegiado de Aínsa con vistas a la Peña Montañesa.


Originaria del siglo XVI aunque ampliada en varias ocasiones, la Casa Pallás está declarada Bien de Interés Cultural por el Gobierno de Aragón, ya que es uno de los fuertes de más prestigio en el Sobrarbe y el Alto Aragón, y en su día fue casa de la familia Broto.


En la actualidad el inmueble cuenta con cuatro plantas edificadas en un solo bloque de piedra tallada. La práctica totalidad de las 35 habitaciones que tiene son abovedadas, además de tener calabozos, bodegas, torreones, y una pequeña iglesia con capilla privada.

Herencias y situaciones familiares

¿Qué lleva a propietarios de residencias señoriales a deshacerse de ellas? "Puede haber un repunte de personas que por necesidades concretas necesite vender su patrimonio, pero uno de los factores principales para poner a la venta este tipo de propiedades es por temas de herencias o determinadas circunstancias familiares", explica Robert Menetray, de la inmobiliaria especializada en bienes singulares Lançois Doval.

Situaciones cambiantes en las familias que hacen difícil la gestión de propiedades con un elevado coste de mantenimiento y complejas de gestionar por sus dimensiones, antigüedad o por las propias características de las fincas. "Momentos familiares concretos, como la muerte del padre, donde antes mandaba uno y ahora mandan más, son un factor importantísimo para la venta de este tipo de productos si los herederos no lo van a utilizar", apunta.

Otra cosa será dar el con el perfil del comprador de una casa-palacio. "Normalmente cuando hablamos de productos en el interior de la Península nosotros hemos vivido casi siempre de compradores nacionales, la famosa historia de los rusos... quieren sol y playa, así que estas propiedades normalmente son para el mercado propio", apuntan desde esta inmobiliaria.

Dependiendo de la superficie y de la situación geográfica de la finca, suelen acabar en fines comerciales como hoteles con encanto, fundaciones o edificios corporativos. "Difícilmente hoy en día una propiedad grande se adquiere como segunda residencia, la gente se lo piensa tres veces antes de comprarlo; en este momento debido a la falta de confianza en el mercado el mercado particular es el que está sufriendo más".

 
Más información específica sobre  vivienda.

Consulta pisos de alquiler en Aragón. 
 


  • marioelfuncionario27/06/15 10:19
    La alcurnia no es ni alta ni baja, es o noble o plebeya, kaffir.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual