Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

Musto vuelve a entrenarse a dos meses de que expire su sanción

El centrocampista argentino trabaja desde este martes con el grupo pero no podrá jugar hasta enero. También se ha ejercitado Pablo Insua y Pulido ha estado al margen.

Damián Musto, de corto, durante el entrenamiento de este martes.
Damián Musto, de corto, durante el entrenamiento de este martes.
SD Huesca

Damián Musto se entrena desde este martes con la Sociedad Deportiva Huesca, a dos meses exactos de que se cumpla la sanción por dopaje que le impuso el Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS). El centrocampista argentino podrá reaparecer a partir del mes de enero y, hasta entonces, se ejercitará con normalidad junto a sus compañeros. Le ampara el reglamento antidopaje de la FIFA y Míchel Sánchez le necesita para una posición en la que, a la espera del concurso de Cheick Doukouré, solo cuenta con Pedro Mosquera.

Musto, que ha sido recibido entre bromas por el resto de futbolistas y ha sido objeto de un túnel de collejas a modo de bienvenida, se ha integrado rápidamente en la dinámica y participado en los ejercicios con balón y partidillos planteados por el cuerpo técnico. El pivote, que participó con normalidad tanto en la pretemporada como en los encuentros amistosos, dejó de hacerlo una vez que se notificó la nueva sanción y el club le suspendió de empleo y sueldo. Sí se ha ejercitado durante todo este periodo en solitario para mantener la forma física.

Así se ha puesto fin a un paréntesis de dos meses y medio. Lo ampara la normativa FIFA, que indica en uno de sus apartados que “un jugador podrá regresar al entrenamiento con un equipo o al uso de las instalaciones de un club u otra organización miembro de la federación miembro de la FIFA durante los últimos dos meses del periodo de suspensión del jugador o el último cuarto del periodo impuesto".

Musto dio positivo en un control antidopaje al que se sometió en junio de 2017, cuando militaba en el Rosario Central argentino, por el "consumo involuntario de dos diuréticos que no están permitidos", según explicó el propio futbolista, y que se detectaron en su orina. Los resultados se confirmaron a comienzos de 2018, cuando era jugador del Xolos de Tijuana mexicano, y se le impuso una sanción de seis meses sin poder competir que expiró el jueves 16 de agosto, solo tres días antes del debut liguero en Éibar. Fue un verano atípico, ya que Musto no pudo tomar parte en los amistosos de aquella pretemporada debido al castigo.

Tras participar en 24 partidos del pasado curso, la FIFA recurrió ante el Tribunal de Arbitraje del Deporte la sanción de siete meses. El máximo organismo del fútbol internacional solicitó que la pena fuese de un año y diez meses y, tras ser atendido, la SD Huesca apartó a Musto de la dinámica del equipo a partir del arranque de la presente temporada y le dejó sin dorsal. Ahora, el argentino ve la luz al final del túnel y podrá estar disponible para la cita que abre la segunda vuelta, en Elche el 5 de enero.

No ha representado la única novedad de la sesión de trabajo de este martes, la primera para preparar el partido de este sábado ante el Real Oviedo en El Alcoraz (16.00). Pablo Insua también se ha ejercitado con el grupo y progresa más que adecuadamente de su lesión. En cambio, Jorge Pulido se ha mantenido al margen tras el golpe que sufrió en Tenerife e Ivi López también por un esguince de tobillo leve que se hizo el pasado viernes y le privó de viajar a Canarias. Pedro López y Doukouré siguen recuperándose de sus respectivas dolencias con trabajo alternativo.

Etiquetas
Comentarios