Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

El Real Zaragoza remonta al final y gana con merecimiento al Al Shabab saudí

Jair y Azón voltean el gol inicial de los árabes y consuman el triunfo por 2-1 en el estreno de la concentración en Marbella.

Foto del partido Real Zaragoza-Al Shabab en Marbella, cuarto amistoso de pretemporada
Foto del partido Real Zaragoza-Al Shabab en Marbella, cuarto amistoso de pretemporada
Agencia LOF

En los últimos 12 minutos solventó el Real Zaragoza el primer partido en Marbella ante el Al Shabab de la Primera División saudí. Perdían los zaragocistas 0-1 tras un gol en el inicio de la segunda parte y tras ser superiores y fallar varios goles claros y cuando todo parecía encaminado a un nuevo chasco surgió la reacción última. Fue un ensayo útil para el cuerpo técnico ante un rival de cierto rango, que exigió implicación y juego casi de competición, con entradas llenas de chispazos.

La primera mitad se resume fácilmente: el equipo zaragocista hizo casi todo bien… menos el gol. Dominaron los de Carcedo a uno de los equipos punteros de la liga de Arabia Saudí, tuvieron mucho más el balón y llevaron a cabo esos automatismos que trata de instaurar el técnico en el cerebro de sus jugadores, es decir, las incursiones por las bandas -en especial de los laterales-, los centros constantes en busca de remates de tres o cuatro llegadores, la presión constante cuando es el rival quien gobierna la pelota o las combinaciones rápidas en pequeños espacios del medio campo. Pero faltó siempre la culminación. El mal a reparar. La mácula de las dos últimas temporadas que se ha enquistado y no hay manera de arreglarla.

Se generaron ocasiones ante la portería del internacional surcoreano Seun Guy, pero nadie atinó a meterla en la red. La misma canción del último bienio. En condiciones normales de éxito, el triunfo pudo haberse atado en apenas 10 minutos, al inicio del choque. Porque Chavarría disparó con fuera en el 5 y rechazó con apuros el portero; Puche insistió desde la frontal en el 9 y se le marchó fuera por un metro; y Bermejo, en el 11, tuvo el gol a placer tras pase raso atrás en el área de Gámez, pero su remate tímido lo estrelló en el muñeco, entiéndase el defensa Krychowiak, exsevillista.

El Al Shabab Riad existió en ataque más bien poco. Banega llevó el timón a cámara lenta y sus colegas estuvieron siempre al ralentí. Hasta el minuto 23 no pisaron el área del reaparecido Cristian Álvarez -gran noticia- y fue Al Abid el que disparó a balón parado, en una rosca de falta que detuvo bien el argentino abajo. El partido, jugado con ambiente de calor y fuerte humedad, decayó durante largo tiempo. Con muchas faltas y protestas de los árabes, alguna merecedora de tarjeta roja en un partido de competición. El brasileño Carlos Junior pudo poner el 0-1 en el 40, pero su chut en el área, solo ante el portero tras un pase al espacio de Banega, lo paró en dos veces Cristian en un paradón. Ambos equipos pedían el descanso con ganas, cansados y un tanto desencantados con su escaso éxito cuando llegaban cerca de las áreas rivales.

El primer periodo concluyó con lo que pareció un penalti claro de Al Tambakti a Simeone, una carga en el 42 que el árbitro no vio como pena máxima. El joven fichaje zaragocista, ariete por primera vez, lucho mucho pero no acabó bien casi nada. Es difícil jugar de ‘9’ en este equipo, lo saben unos cuantos predecesores suyos. La portería y la zaga de Carcedo olió a titular. Es la de siempre últimamente. Y en el medio campo, Grau no estuvo fino, y Francho y Vada flotaron demasiado en la ofensiva, con remates fallidos del canterano, que no tiene el punto de mira bien afinado. Arriba, la pelea de Puche fue lo mejor. Bermejo, por la derecha, muy apagado.

En la segunda parte, Carcedo renovó el once en 8 puestos. Solo dejó a Jair, Bermejo y Simeone. Los saudíes apenas hicieron dos retoques. Pasaron 10 minutos de nada hasta que, en el 56, Bermejo erró un cabezazo franco en el área chica a buen centro de Mollejo. No puso bien la cabeza el ‘10’ avispa. Los córneres en corto que quiere Carcedo no salen bien. Y de uno de ellos surgió una contra de los asiáticos que acabó en el 0-1, en un rápido mano a mano del argentino Guanca a espaldas de los centrales que concluyó con una perfecta vaselina sobre la salida de Rebollo. Error serio en todas las líneas que penalizó.

Los segundos 45 minutos fueron más desdibujados por parte zaragocista. El equipo ruló peor. Tras el tanto árabe, hubo esa clásica reacción de orgullo del equipo que encaja. Azón falló un gol en el área que pequeña en el 66 a centro del recién aparecido Larrazabal, le paró el remate el portero rival. Y en la salida del córner consiguiente, Eugeni puso un balón perfecto -así sí- y Lluís López cabeceó hacia la red, pero surgió un paradón a una mano de Seun Gyu que evitó el empate. Una pena. En el 72 surgió otra ocasión clara, marrada por Larrazabal a puerta vacía tras una salida en falso del portero por alto ante Azón. El remate del vasco se fue al cielo, mal. Las prisas empezaron a atolondrar a los de Carcedo. Querían pero no podían.

El Al Shabab, renovado completamente pasada la hora de juego, se resintió mucho con los cambios. Y el Zaragoza se echó arriba con todo en la recta final. Y Jair supo sacar provecho de ese arreón último en el minuto 78 en la segunda jugada tras un córner. Metió la izquierda en un balón muerto en el área y superó por arriba al portero. El 1-1 era mucho más justo según lo visto toda la tarde. Nunca una derrota zaragocista. Enseguida llegó la opción cristalina para la victoria, pues Azón se quedó mano a mano ante el guardameta en el 81. Pero su remate, como en Tarragona, se le fue al poste derecho. Fue el aviso de que el goleador verdadero de esta plantilla iba a darle la vuelta al marcador en lo poco que restaba de partido.

Foto del partido Real Zaragoza-Al Shabab en Marbella, cuarto amistoso de pretemporada
Foto del partido Real Zaragoza-Al Shabab en Marbella, cuarto amistoso de pretemporada
Agencia LOF

Fue en el 85, tras un buen centro de Mollejo, con la puntera entrando como un obús al primer palo. Así ya estaban las cosas en su sitio. Ganaba el mejor del envite. Y, de paso, se disolvían las dudas que había vuelto a mostrar el Real Zaragoza en su ceguera ante la portería durante 78 largos minutos. Azón lo endulzó todo, una vez más. Con la ayuda de un insistente Mollejo y de la reactivación final de Eugeni, de Molina como volante, de un incisivo Nieto por su banda… El equipo, como en Lleida y Tarragona, demostró al menos que tiene espíritu de reacción y pudo remontar un marcador adverso inicial.

Ficha Técnica

Al Shabab Riad FC: Seung Gyu; Al Saqoor (Al Ghamdi, 63), Al Tambakti (Al Sharari, 46), Krychowiak (Al Dawsari, 63), Al Harbi (Al Sibyani, 63); Al Monassar (N’Diaye, 63), Banega (Mohamed, 63), Al Abid (Abdullah, 63); Carlos Junior (Al Shammary, 63), Bahbri (Al Alammar, 46); y Guanca (Abdou, 63).

Real Zaragoza: Cristian Álvarez (Rebollo, 46); Gámez (Luna, 46), Francés (Lluís López, 46), Jair, Chavarría (Nieto, 46); Grau (Petrovic, 46), Francho (Molina, 46), Vada (Eugeni, 46); Bermejo (Larrazabal, 63), Puche (Mollejo, 46); y Simeone (Azón, 63).

Árbitro: Morales Moreno (Andaluz). Amonestó a Chavarría (22), Lluís López (80) y Molina (81).

Goles: 1-0, min. 59: Guanca. 1-1, min. 78: Jair. 1-2, min. 85: Azón.

Incidencias: Tarde calurosa en el Marbella Football Center, con 30 grados, suave brisa y humedad superior al 68%. El césped presentó un estado sobresaliente. El Real Zaragoza vistió de avispa, negro y amarillo. Se jugó a puerta cerrada para el público, solo algunos familiares asistieron al choque. Gustavo Poyet, exzaragocista y seleccionador de Grecia, estuvo en la tribuna.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión