Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Vecinos afectados por los pinos en La Jota: "Hemos recogido firmas muchas veces, pero no nos hacen caso"

Habitantes de este barrio zaragozano enumeran todos los problemas que desde hace años traen estos árboles.

Los pinos, al no podarse, se han hecho enormes
Los pinos, al no podarse, se han hecho enormes
Vecinos de La Jota

Los grandes y viejos pinos del barrio de La Jota, además de sombra, dan bastantes quebraderos de cabeza a sus vecinos. Además de la inclinación que muchos de estos árboles presentan, lo que ya ha ocasionado que algunos se caigan y produzcan destrozos en casa y vehículos cuando hay tormenta, las raíces de estos árboles y las agujas que desprenden en otoño también llevan años dando problemas. Recientemente, el barrio realizó una lista de incidencias que comentar en la Junta de Distrito, muchas de ellas relacionadas con el estado de parques y jardines.

José Luis, vecino de este barrio, considera que "desde hace años, todas las agrupaciones municipales han hecho un mal mantenimiento del arbolado". Explica que, al no podarse ni mantenerse, se han hecho "enormes", llegando algunos a caer en tejados y coches, con el consecuente daño que conlleva a la propiedad. "Además, los que se caen no se reponen, ni siquiera con otra especie que no dé estos problemas, aunque es cierto que hace un par de años se plantaron una docena de pinos nuevos".

Otro de los problemas que traen los pinos son a causa de sus raíces. En muchos lugares, las raíces han levantado la acera y la calzada lo que, según explica José Luis, ha provocado incidentes con algunos motoristas que han terminado en el suelo. "No puede ser que haya una sobreelevación de hasta 30 centímetros en algunos puntos", lamenta. En su propia casa cayó un árbol hace bastantes años, lo que dañó el tejado. "De la reparación se encargó el Ayuntamiento de Zaragoza, como es normal, pero primero tienes que pelearte con el seguro para hacer todas las gestiones.

Sergio, otro vecino, cuenta que en la casa situada justo al lado de la suya también cayó un pino. "Hubo una tormenta con mucho aire, y uno de los pinos se partió al no soportar el peso. Hubo mucha suerte de que no pasase nadie en ese momento, pero aún así el árbol rompió el tejado y la canalización", expone, para recordar que fue una suerte que el árbol no llegase a caer dentro de la vivienda. Sergio, que ha estudiado un grado superior de forestal, comenta que estos árboles "tienen un tronco excesivamente grande en cuanto al diámetro, mientras que el alcorque es muy pequeño". También explica que el levantamiento de las raíces es normal, ya que la raíz percibe la humedad de las tuberías y busca esa agua, lo que hace que se levanten las calles.

Estado de los pinos y destrozos provocados
Estado de los pinos y destrozos provocados
Vecinos de La Jota

"Hemos hablado con mucha gente, con el Ayuntamiento y parques y jardines, y el problema al final es que no se podan los pinos", razona. Considera que la preocupación "no es que no haya suficientes árboles, sino que deberían sustituirse por unos que den mejores resultados", y que se cuiden y se poden correctamente. También los nidos de los pájaros y los excrementos suponen otro quebradero de cabeza. "Esto es normal, son animales, pero provocan que las calles estén muy sucias. Los vecinos hemos intentado limpiarlas, pero es casi imposible", dice el forestal. Respecto a las quejas que han realizados en medios de comunicación y que han terminado llegando hasta el Justicia de Aragón, espera "que algo haga, aunque no sea rápido".

Marisa es otra de las vecinas afectadas por estos árboles, principalmente en su calle, José Oto. Cuenta que cuando hay tormentas, "dan muchos problemas". Ya han venido los bomberos y la policía varias veces", comenta. Las agujas de los pinos también dan problemas, ya que atascan las tuberías y las canalizaciones de las casas. "Hemos tenido que contratar un seguro para esto", asegura. 

"Cuando vienen a podar nos dicen que hacen lo que pueden. También hemos cogido firmas muchas veces, pero no nos hacen caso"

Considera que no se poda lo suficiente, y que deberían quitarse los árboles viejos y enfermos. "Cuando vienen a podar nos dicen que hacen lo que pueden. También hemos cogido firmas muchas veces, pero no nos hacen caso", expone Marisa. A esta vecina, las raíces llegaron a entrarle dentro de su propia casa. "Se levantó el pavimento en la zona del baño. Tuvimos que pedir permiso al Ayuntamiento para levantar la acera, y dejar una fianza como garantía que de lo dejaríamos todo como estaba", recuerda.

Desde la Asociación de Vecinos La Jota, Juan Antonio Andrés, su presidente, explica que desde el encuentro con el Justicia de Aragón no han vuelto a tener noticias sobre este tema. No obstante, lo achaca a los meses de verano en los que nos encontramos, en los que siempre hay menos movimiento dentro de las administraciones públicas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión