Despliega el menú
Zaragoza

sucesos en zaragoza

El conductor ebrio que cayó al canal tras destrozar 8 coches no había pagado el seguro

Si el Consorcio no paga los destrozos, los dueños de los vehículos podrían verse obligados a asumir los gastos.
El detenido, que arrojó una tasa de alcohol de 0,91 mg/l tras su temeraria fuga, tenía retirado el carné durante 3 años por otro positivo. La juez lo dejó ayer libre a la espera de juicio

Los daños causados por el conductor ebrio durante su temeraria fuga fueron considerables.
Los daños causados por el conductor ebrio durante su temeraria fuga fueron considerables.
Guillermo Mestre

Afortunadamente, la temeraria fuga protagonizada el pasado domingo en Zaragoza por un conductor ebrio que terminó precipitándose al Canal Imperial con su Mercedes no se cobró más víctimas que el propio huido. Sin embargo, cuando circulaba a toda velocidad tratando de despistar a la Policía, P. P. J., de 44 años, impactó contra ocho vehículos correctamente aparcados. Y lo que nadie sabe ahora es quién se hará cargo de los cuantiosos daños causados, puesto que el infractor había devuelto el último recibo de la compañía de seguros. Por tanto, si el Consorcio no se hace cargo de la factura, todo apunta a que los propietarios de los turismos que no tengan una póliza a todo riesgo se verán obligados a correr con los gastos.

Según el atestado de la Policía Local, eran cerca de las 6.00 del domingo cuando un taxista llamó a la central del 092 para alertar de la presencia de un Mercedes de color gris que circulaba de forma zigzagueante por la calle de Corona de Aragón. Una patrulla le salió al paso en San Juan de laCruz e hizo indicaciones al conductor para que se detuviera, pero este pisó el acelerador y se dio a la fuga. Tras una larga persecución, al llegar al paseo de Colón, P. P. J. perdió el control en una curva, se llevó por delante una valla protectora y acabó en el Canal Imperial.

El conductor quedó atrapado en el interior del habitáculo, pero los Bomberos lograron rescatarlo poco después del agua. Antes de ser trasladado a urgencias del Servet, el hombre se sometió a las pruebas de alcohol y arrojó dos resultados positivos: 0,86 mg/l en la primera y 0,91 mg/l, en la segunda. Según ha podido saber HERALDO, sobre esta persona pesaba una condena de seis meses de prisión –que le fue suspendida– con una retirada de carné de tres años por otra conducción etílica. Es decir, el conductor pisó el acelerador para que no volvieran a cazarlo ebrio al volante.

Sin embargo, al hacerlo puso en riesgo no solo su vida, sino también la de los agentes que intentaban darle alcance y la de otras muchas personas con las que se cruzó. De hecho, el atestado del accidente dice que en su huida se saltó tres semáforos en rojo y circuló más de 150 metros en dirección contraria.

Libre a la espera de juicio

El detenido compareció este lunes en el juzgado de guardia asistido por el letrado Armando Martínez, quien logró que la jueza decretara su puesta en libertad a la espera de juicio. La Fiscalía atribuye a P. P. J. un delito de atentado –por embestir también con suMercedes al coche patrulla que le perseguía–, otro por circular bebido –con la agravante de reincidencia– y un tercero por conducir sin permiso. El investigado no aceptó la condena de dos años y cuatro meses de prisión que le proponía la acusación pública, por lo que tendrá que ser juzgado por estos hechos próximamente.

Por tanto, los dueños de los coches a los que embistió el ahora investigado tendrán tiempo de personarse en la causa si quieren reclamar los daños. También podrá hacerlo el Consistorio para exigir al conductor los destrozos provocados en el mobiliario urbano.

Etiquetas
Comentarios