Zaragoza

zaragoza

El Ayuntamiento elige Torrero para crear la primera supermanzana de Zaragoza

El proyecto ya se ha presentado a los vecinos y afectaría a la movilidad de casi todo el distrito. Como fase previa, este mes se elevará a cota cero la calle de Alicante.

Torrero ha sido el barrio elegido para configurar la primera supermanzana de Zaragoza. Puede dar su opinión aquí sobre esta forma de reorganizar la movilidad urbana.

Había cuatro aspirantes y el Ayuntamiento ya se ha decidido. Torrero ha sido el barrio elegido para configurar la primera supermanzana de la ciudad, o lo que es lo mismo, un conjunto de calles en el que el tráfico se deriva a los viales periféricos para que en su interior se aplique una prioridad peatonal y ciclista. De momento, el gobierno de ZEC ha presentado a los vecinos el proyecto, que reordenaría la movilidad de prácticamente todo el distrito. Y aunque no se podrá aplicar antes de las elecciones, se van a hacer las primeras intervenciones, como la elevación a cota cero de la calle de Alicante.

Urbanismo ejecutará esta obra inicial en los próximos días. La idea es poner la calzada al mismo nivel que la acera en el tramo final de esta vía, que desemboca en la plaza de las Canteras, por lo que se aumentará la plataforma peatonal de uno de los centro neurálgicos del barrio. La estrategia es la misma que el Consistorio está aplicando en el Casco Histórico, y busca mejorar la accesibilidad en las calles más estrechas.

En cuanto al proyecto de supermanzana, firmado por el arquitecto Miguel Ángel Jiménez, fuentes del gobierno señalan que «la idea general ha tenido muy buena acogida entre los vecinos», aunque está «abierto a modificaciones». En cualquier caso, contempla buena parte de las premisas que defendía el Plan de Movilidad aprobado recientemente, como la pacificación de las calles.

La propuesta busca por un lado reducir el tráfico en algunos viales del barrio que cada día asumen más vehículos de lo deseado, como las calles de Cuarte y de Granada. La idea es dividir el distrito en cuatro subáreas o supermanzanas, derivando la circulación a las zonas periféricas, mientras que las interiores se pacifican para peatones, ciclistas y residentes. Como norma general, esto se consigue elevando a cota cero todos aquellos tramos que cuenten con aceras de menos de 1,80 metros de anchura.

Además, se eliminarían los aparcamientos de las calles con menos de 7 metros de anchura. Según el estudio previo, esto supondría suprimir 392 plazas, aunque el proyecto plantea restituir exactamente el mismo número en otros solares y zonas del barrio, para que los vecinos no pierdan recursos en este sentido.

Se suprimirían 392 plazas de aparcamiento que serían restituidas en otras zonas del barrio

También se apuesta por una modificación del recorrido de la línea 39 del bus y por numerosos cambios de sentido, que eso sí, están sujetos a análisis y debate con los residentes y entidades vecinales. No obstante, el Ayuntamiento ya va a aplicar una de estas variaciones, en concreto en la calle de Granada, donde los vecinos han pedido actuar ante el tráfico que la atraviesa. Desde Movilidad han optado, como primera medida, por cambiar el sentido de la marcha, que ahora será de salida desde su parte central hacia los extremos.

La reforma de Castillo de Loarre costará un millón de euros

El proyecto de reforma de la calle del Castillo de Loarre, donde los vecinos reclaman desde hace años una actuación, ya está listo y superará el millón de euros de presupuesto. El área de Urbanismo acaba de concluir su propuesta para este vial de 270 metros de longitud, donde se contempla el cambio de sentido previsto en la supermanzana diseñada para el distrito. El primer tramo, entre las calles de Cuarte y Hogar Cristiano, se convertiría en semipeatonal, con dos aceras muy amplias y un carril central al mismo nivel.

Para el resto de la calle se plantea un carril asfaltado que permita el paso de vehículos grandes, como autobuses o ambulancias, así como la supresión de los aparcamientos del lado izquierdo. Quedarían aceras de más de 4 metros de anchura.

Además, el Consistorio prevé la renovación de la red de abastecimiento y de saneamiento, así como del alumbrado público. También se plantarían nuevos árboles en los alcorques vacíos y se cambiaría el sistema de riego por goteo.

Etiquetas
Comentarios