Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Makondo y el torico

Marco Antonio Aineto Actualizada 16/04/2013 a las 20:57
0 Comentarios

El garito se llamaba “Makondo”, según me dijeron en homenaje a no sé qué escritor de aquella lengua olvidada que se llamaba español. Estaba lleno de simios, que bebían, cantaban, gritaban… se rozaban.

En realidad, el modo de vida, pese al progreso, la evolución y el cambio de dueños en la civilización, no había cambiado mucho en aquellos dos últimos milenios.

La capital del llamado universo se había trasladado a un oscuro planeta, alejado y frío, donde los ordenadores todavía no habían aniquilado a los simios. Era cuestión de tiempo, pensábamos todos.

De hecho, en la plaza de armas de la misma capital, casi frente al “Makondo”, en un sitio donde en tiempos se guardaba dinero, se encontraba una estatua encima de un pedestal, una especia de mamífero, animal mitológico sin duda, ya extinguido, que denominaban “el Torico”. ¡Y decían que era más antiguo que el Machu Picchu!

Marco Antonio Aineto Sarraseca








Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual