Viajes
Suscríbete por 1€

turismo por aragón

Ruta por el único lugar de Aragón desde donde se ve el Mediterráneo

En los Puertos de Beceite (Matarraña), a 1.350 metros de altura, se sitúa el Tozal del Rey. El monte servía como lugar de encuentro de los emires de Aragón, Cataluña y Valencia. 

En el Parrizal del Matarraña, en Beceite.
En el Parrizal del Matarraña, en Beceite, parte alguna de las rutas al Tozal del Rey.
Eduardo Viñuales Cobos.

El Tozal del Rey, también conocido como Tozal de los Tres Reyes, es el único lugar de Aragón desde el que se puede ver el mar Mediterráneo. Situado en el macizo de los Puertos de Beceite (Matarraña), está a 1.350 metros de altura y su cima servía como punto de encuentro para los emires de los tres reinos todavía de dominio árabe, que confluían en este punto: Aragón, Cataluña y Valencia. Después, se integrarían en la Corona de Aragón, con un solo rey, de ahí los dos nombres con los que se conoce a este lugar.

Subir al Tozal del Rey es una actividad interesante tanto por el valor histórico y lo que simboliza este enclave, como por el entorno natural que lo rodea. No todos alcanzan el punto más alto de este monte pero hay varias opciones para acercarse a él. Una de ellas, la más cómoda, es contratar una ruta en 4x4 de las que organizan varias empresas de turismo activo de la zona, como Senda Servicios Turísticos, desde Beceite, o Matarraña Aventura, desde Cretas.

En estas excursiones se puede llegar hasta la cima del tozal para contemplar el delta del Ebro desde las alturas y, si el tiempo lo permite y el cielo está despejado, incluso el Mediterráneo y el castillo del Papa Luna de Peñíscola. Por el camino, hay otros enclaves interesantes, como la ermita de San Miguel de Espinalbar. Pertenece al término de Valderrobres y está a 1.150 metros de altitud. Se encuentra entre el pantano de Pena y el Racó de Patorrat y en ella los habitantes de los mases de alrededor se reunían allí para intercambiar productos o celebrar festividades religiosas. Hasta los años 60 del siglo pasado, se hacía una romería hasta la ermita en el mes de mayo. Después, la tradición se abandonó, pero la Asociación Cultural Repavalde la ha ido recuperando y, de forma puntual, algunos años organiza excursiones hasta allí a finales de mayo. Esta misma entidad es, además, la que ha ido restaurando la ermita de San Miguel haciendo un llamamiento en busca de voluntarios.

Este enclave está de paso hacia la cima del Tozal del Rey y puede ser un destino de ruta en sí mismo. Pero, por un poco más, llegar a la cumbre merece la pena. Para quienes no se vean con fuerzas suficientes, las excursiones en vehículos 4x4 son la mejor opción. Estas propuestas suelen durar unas cuatro horas y media e incluyen un conductor-guía, que lleva a los pasajeros de un sitio a otro explicando lo que ven durante el trayecto.

Excursión a pie o ruta en BTT

En cualquier caso, subir al Tozal del Rey es posible tanto a pie como en BTT. Para los amantes del senderismo y de la bici, tanto desde Beceite como desde Valderrobres, se puede ir en coche hasta la cola del pantano de Pena, dejarlo allí estacionado y emprender la subida. La exigencia es considerable, sobre todo por el desnivel y por la distancia. A pie, la ruta es de algo más de 15 kilómetros, unas cuatro horas y media de caminata. La ascensión es constante y fuerte, por senderos y pistas forestales que atraviesan bosques y tierras que antiguamente se empleaban para labores agrícolas. El descenso se produce por una senda que pasa por el entorno del Mas Roig o el Molino de Barrancos, entre otros enclaves naturales.

Otra alternativa es realizar la ruta en bici. Los amantes de la BTT, y de las ascensiones, tienen aquí una actividad exigente, que obligará en algunos tramos a cargar con la bici a la espalda. Tomando como punto de partida el núcleo de Beceite, la ruta es de unos 17 kilómetros. Durante el camino, se pasa por olivares con ejemplares centenarios y por el pantano de Pena, ascendiendo el río hacia el Molino de Barrancos. La ermita de San Miguel deja paso a un bosque de pino silvestre y prados secos, como antesala del ansiado Tozal del Rey.

Estas son algunas de las opciones para conocer esta zona de los Puertos de Beceite, un macizo montañoso en la frontera entre las provincias de Teruel, Tarragona y Castellón. Para dar a conocer este entorno y fomentar el turismo, las tres regiones se han unido bajo el llamado Consorcio de los Tres Reyes. En él están representados los ayuntamientos de Alcañiz, Tortosa y Morella, que persiguen también reforzar el vínculo entre las tres localidades. Este año, la turolense ostenta la presidencia del consorcio, que va rotando entre los tres municipios.

Entre las últimas acciones, la bautizada como Ruta de los Tres Reyes se ha presentado a la convocatoria lanzada por el Ministerio de Industria y Turismo para su programa de experiencias turísticas de España. El objetivo es promocionar la zona como espacio museístico, arquitectónico, patrimonial, histórico y medioambiental común a las tres provincias. Como nexo de unión, el Tozal del Rey, ese punto de encuentro a 1.350 metros de altura donde confluyen tres territorios de la histórica Corona de Aragón.

Apúntate a la newsletter de turismo y recibe en tu correo una selección de propuestas para viajar y descubrir la comunidad aragonesa.

 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión