Viajes
Suscríbete por 1€

turismo

El camino natural de la Hoya de Huesca: 132 kilómetros entre Agüero y Bierge

Se divide en ocho etapas que atraviesan de oeste a este la comarca, pasando por la sierra de Santo Domingo o los cañones de Guara.

Los mallos de Riglos desde Murillo de Gállego
Los mallos de Riglos desde Murillo de Gállego
Laura Uranga

El camino natural de la Hoya de Huesca es un itinerario de 132 kilómetros que atraviesa de oeste a este la comarca. Dividido en ocho etapas, el recorrido va desde Agüero a Bierge, donde se conecta con el camino natural del Somontano de Barbastro. Forma parte de la Red de Caminos Naturales del Ministerio de Agricultura y algunos de sus tramos se pueden recorrer en bici o a caballo, además de andando.

Una parte del trazado coincide con el sendero histórico GR-1 y a lo largo del recorrido se puede enlazar con otros dos senderos de gran recorrido, el 16 en Nocito, y el 95 en Riglos y Loarre. A lo largo de la ruta se pasa por espacios catalogados como LIC (Lugares de Importancia Comunitaria), como la sierra de Santo Domingo y Caballera o el Monte Peiró-Arguis, así como por el Parque Natural de la Sierra y de los Cañones de Guara.

La primera etapa arranca en la localidad de Agüero, en la zona más occidental de la Hoya de Huesca. Son 9,4 kilómetros y casi tres horas de duración para ir hasta Riglos, pasando por Murillo de Gállego. Desde el pueblo, se sale en dirección este hacia la Collada Os Muertos y, tras pasar por Saso y Tuero, el recorrido desciende hasta Murillo. Una vez atravesado, se llega hasta el río Gállego, cruzando a la otra orilla por una pasarela para subir después por la Sarda hasta el apeadero de Riglos.

Loarre es el destino de la siguiente etapa, algo más extensa, de casi 16 kilómetros. La ruta arranca por una pista que asciende al pie del paredón dos Güitres y por Fuen os Clérigos para tomar la senda que va hasta el collado Santo Román. En este punto, hay que coger la pista que va al castillo de Marcuello, en dirección sur y bordeando la peña del Sol y la sierra de Loarre hasta Cachicar. El último tramo es en descenso hasta Loarre, donde termina la etapa.

De Loarre a Bolea, pasando por Aniés, la tercera etapa del camino natural de la Hoya de Huesca tiene 11 kilómetros (tres horas aproximadas) durante los que predominan los campos de cultivo. Arguis es el destino de la cuarta etapa que tiene casi 20 kilómetros y unas siete horas de duración. El desnivel en ascenso es considerable, llegando a los 1.000 metros de altitud en la parte más elevada. El primer tramo para salir de Bolea hasta la ermita de la Trinidad coincide con el GR-1 y después se convierte en senda. Llegando a Arguis, la ruta coincide con el itinerario señalizado como vuelta al pantano.

Las tres siguientes etapas (5, 6 y 7) son las más extensas de todo el camino natural, con entre 21 y 25 kilómetros de distancia. La quinta va desde Arguis hasta Nocito, pasando por Belsué, Santa María de Belsué y Lúsera, núcleo deshabitado. En total son 21,3 kilómetros y se emplean caminos medievales. El fuerte desnivel hace que la duración de la caminata sea de unas siete horas. Lo mismo sucede en la etapa 6, que va desde Nocito hasta Santa Eulalia la Mayor a lo largo de un recorrido de 23 kilómetros y alcanzando los 1.600 metros de altitud. La propuesta dura casi diez horas.

Más llana pero también exigente por ser la más larga, la séptima etapa del camino natural de la Hoya de Huesca ronda los 25 kilómetros, y se estiman unas siete horas de actividad. El recorrido va desde Santa Eulalia la Mayor hasta Casbas de Huesca, pasando por Ayera, Sipán, Ibieca y Sieso de Huesca. Es el último tramo que transcurre por completo en la Hoya de Huesca y se emplean sobre todo pistas agrícolas para caminar entre campos de cultivo. Entre otros puntos de interés se pasa por la ermita de San Esteban, en ruinas, o el puente medieval sobre el río Guatizalema a la altura de Sipán.

La octava y última etapa es la que sirve para conectar este camino natural con el del Somontano de Barbastro. Comparado con los anteriores, es un tramo corto, de siete kilómetros (unas dos horas de duración) que sale desde Casbas de Huesca en dirección sureste por el antiguo camino de San José, habilitado antaño para llegar hasta la ermita del mismo nombre. Tras subir a lo alto de la loma donde se encuentra este santuario, la ruta continúa en dirección a la confluencia de los ríos Formiga y Alcanadre. Tras cruzar el cauce del agua varias veces, el último tramo del itinerario llega hasta Bierge, por el antiguo camino que unía Casbas de Huesca con esta localidad del Somontano de Barbastro, ahora prácticamente perdido.

A partir de este punto, se podría continuar hacia el noreste de Aragón por el camino natural del Somontano de Barbastro. Es menos extenso que el de la Hoya de Huesca ya que son 50 kilómetros en total, divididos en tres etapas. Además de Bierge, con su famoso salto de agua, Colungo, Alquézar o Adahuesca son otros de los puntos de interés de esta otra ruta.

Apúntate a la newsletter de turismo y recibe en tu correo una selección de propuestas para viajar y descubrir la comunidad aragonesa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión