Viajes
Suscríbete por 1€

turismo

Turismo de altos vuelos en Aragón

Pirivuelo, Tena Park, Parapente Pirineos o Teruel Experience son algunas de las empresas que hacen posible volar por el cielo aragonés.

Vuelo biplaza en parapente desde Castejón de Sos
Vuelo biplaza en parapente desde Castejón de Sos
Parapente Pirineos

Volar sobre el cielo aragonés sin coger un avión es posible gracias a una serie de empresas de turismo activo y escuelas deportivas que ofrecen actividades como vuelos en parapente o en avioneta. Son propuestas cada vez más demandadas por aquellos a los que les gustan los deportes de aventura y no tienen miedo a las alturas.

La mayoría de estas actividades se plantean en el Pirineo pero también se puede contratar en otras zonas de Aragón. Teruel Experience, por ejemplo, propone volar sobre los cambiantes paisajes de la comarca del Jiloca. El trayecto va desde las amplias llanuras cerealistas que rodean el cauce del río hasta la laguna de Gallocanta, una de las mayores balsas de agua salada de Europa. Las minas de hierro abandonadas de Ojos Negros y los paisajes de roca roja que rodean el castillo de Peracense también se sobrevuelan en este interesante viaje.

Sin bajar de las nubes pero en la provincia de Huesca, desde el aeródromo de Santa Cilia, en Jaca, Pirivuelo ofrece vuelos en una avioneta de cuatro plazas de gran visibilidad. Hay un total de seis rutas que sobrevuelan parte del Pirineo y el prepirineo. El vuelo más corto es el que permite ver Jaca desde las alturas. Dura 15 minutos y los precios son de 36 euros si son tres personas, 54 si son dos y 108 para un solo pasajero con el piloto.

Picos del Pirineo, Mallos de Riglos y Monasterios de Leyre son tres rutas intermedias, de 30 minutos de duración y precios de 72, 94 y 160 euros según el número de personas. Los viajes más largos sobrevuelan el Valle de Tena y el Parque de Ordesa, con trayectos de 45 y 60 minutos, respectivamente. Las tarifas oscilan entre los 102 y los 292 euros. En todos los casos, los horarios de los vuelos se adaptan a la demanda del usuario pero siempre se recomienda hacerlos mejor por las mañanas.

Parapente en el Valle de Tena y en Castejón de Sos

En Panticosa hay varias empresas que ofrecen vuelos en parapente biplaza. Una de ellas es Tena Park, la Escuela de Vuelo Valle de Tena. Acompañados por un instructor titulado, quienes se atreven con esta aventura disfrutan de un paseo por las nubes de unos 10 ó 15 minutos. Las condiciones meteorológicas influyen mucho en la planificación de los vuelos pero, siempre que lo permitan, durante la temporada de invierno (de diciembre a marzo), hay salidas los sábados, domingos y festivos cada hora entre la diez de la mañana y las 13.00. Solo si estas plazas se completan, se abren dos turnos extra por la tarde (a las 15.00 y a las 16.00). El precio es de 115 euros por persona y la actividad es apta a partir de los ocho años.

Acción Pirineos ofrece también vuelos de estas características en la misma zona. Desde noviembre hasta mayo vuelan todos los días sin horario fijo, por lo que hay que consultar la disponibilidad previamente. El precio es de 130 por persona, con una pequeña rebaja de diez euros si son grupos o familias de cuatro, y la duración del viaje es de entre 12 y 20 minutos, según las condiciones meteorológicas. Además del normal, también se ofrece un vuelo térmico que dura entre 50 y 90 minutos según el interés que tenga el usuario. Desde una altura de 3.000 metros se sobrevuelan picos como el Foratata, y numerosos ibones.

Sin dejar el Pirineo pero cambiando al valle de Benasque, en Castejón de Sos está Parapente Pirineos, la primera escuela de España fundada hace 37 años. Sus instructores ofrecen tanto cursos de iniciación y progresión como vuelos biplaza. Sus posibles rutas son cuatro. La más corta sobrevuela la zona de Arasán en un viaje de entre 5 y 10 minutos. Cuesta 80 euros y se despega desde Rials. Se puede hacer extendida, en cuyo caso dura 15 ó 20 minutos y su precio es de 100 euros. Una tercera opción es un vuelo sobre los pueblos del Solano con vistas de los picos Posets, Aneto o Turbón. La duración es de entre 20 y 30 minutos y cuesta 125 euros. La opción más larga es un vuelo de unos 40 minutos por la zona de Castejón de Sos por 165 euros. En estos dos últimos casos, el despegue es desde el Liri.

El entorno de esta localidad ribagorzana es de los mejores de España para este tipo de prácticas por lo que no es de extrañar que otras tres entidades se dediquen a ello. Una de ellas es Tándem Team que, además de ofrecer vuelos similares a los de Parapente Pirineos, tiene una opción premium que consiste es una experiencia de una hora de duración en el aire con despegue desde el Liri.

La escuela Volar en Castejón abre su oferta también a los niños, con vuelos para personas de menos de 45 kilos de peso. 2300 Parapente es la cuarta entidad que trabaja en la zona y ofrece dos vuelos. Uno es corto, perfecto para iniciarse en el vuelo en parapente (dura entre seis minutos y 30, según la climatología) y cuesta 100 euros. La otra opción es un vuelo con despegue sobre la cara sur del pico Gallinero y destaca por el increíble desnivel y las vistas. El precio es de 125 y durante el trayecto se pueden contemplar los picos más altos de los Pirineos: el macizo de la Maladeta, el Aneto, el Posets o el Monte Perdido.

Todas estas opciones tanto de vuelos en avioneta como en parapente en Aragón se pueden contratar a través de internet. En algunos casos con reservas directas a través de las páginas web de las empresas que las ofrecen y, en otro, contactando previamente para consultar la disponibilidad.

Apúntate a la newsletter de turismo y recibe en tu correo una selección de propuestas para viajar y descubrir la comunidad aragonesa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión