Viajes
Suscríbete

Turismo

Rutas a pie para aprovechar el fin de año primaveral y conjurar la covid

La última semana del año ha estado marcada por unas temperaturas más altas de lo normal en esta época en Aragón, por lo que es el momento ideal para conocer el rico patrimonio de la Comunidad con un paseo a la intemperie.

Río Gállego y los Mallos de Riglos.
El río Gállego y los Mallos de Riglos.
Comarca Hoya Huesca

La última semana del año acaba con otro fenómeno inusual: se prevé que, para el día 31, algunos termómetros de las partes más frías de Aragón marcarán más de 20 grados. No obstante, no se alarmen, pues la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha indicado que se trata de un fenómeno puntual conocido como inversión térmica y las temperaturas volverán a estabilizarse pronto. Hasta entonces, les proponemos cinco rutas por Aragón que podrán disfrutar a pie y al aire libre, para poder mantener todas las medidas de seguridad frente al coronavirus.

Loarre y el Reino de los Mallos, en Huesca

Desde un castillo medieval donde se ha rodado una película hasta unas formaciones geológicas que acarician el cielo conforman la ruta de Loarre y el Reino de los Mallos, en Huesca.

El itinerario comienza en Ayerbe, que recuerda a la Edad Media con sus plazas y su arquitectura renacentista. Además de poder visitar el centro de interpretación de Ramón y Cajal, Nobel de Medicina, esta villa oscense esconde su secreto en sus famosas tortas. A tan solo 15 minutos se encuentra el castillo de Loarre, la fortaleza medieval mejor conservada de todo el continente europeo. Otros puntos de interés desde esta localización pueden ser Aniés, con su ermita rupestre, y Bolea, con su emblemática Colegiata. 

Para la vuelta, desde Ayerbe se puede visitar Murillo de Gállego, que se caracteriza por su rafting. Esta villa prepirenaica alberga entornos únicos, gracias a su proximidad con los imponentes Mallos de Riglos, donde se puede apreciar cómo se alzan hacia el cielo, y de Agüero, así como a las aguas del Río Gállego.

Mallos de Riglos.
Mallos de Riglos.
Heraldo.es

Tesoros del Mudéjar, en Zaragoza

La capital aragonesa también esconde entornos mágicos, como es el caso de los Tesoros del Mudéjar, un recorrido por unas increíbles iglesias mudéjares declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Cerca de Calatayud, a menos de 15 kilómetros, Torralba de Ribota goza de la Iglesia de San Félix, uno de los ejemplos más bellos del mudéjar aragonés. Próximo está Cervera de la Cañada con la Iglesia de Santa Tecla. Además, atravesando la Sierra de Vicort, se descubre la Iglesia de Santa María de Tobed.

Interior de la iglesia de Santa Tecla en Cervera de la Cañada.
Interior de la iglesia de Santa Tecla en Cervera de la Cañada.
DPZ

Esta zona también dispone de recorridos senderistas, como el de las Hoces del Mesa, y otros enclaves encantadores como los valles del Manubles y del Ribota.

Paisaje Protegido de los Pinares de Rodeno, en Teruel

La provincia de Teruel también presume de hábitats naturales únicos. Uno de ellos es el Paisaje Protegido de los Pinares de Rodeno, que abarca los términos municipales de Albarracín, Bezas y Gea de Albarracín y forma parte del Patrimonio Natural de la Unesco. En este entorno se puede ver arte rupestre, ya que fue habitado por el hombre prehistórico. Este es uno de los motivos para visitar los abrigos en los que los antepasados plasmaron su arte hace entre 12.000 y 6.500 años y contemplar pinturas que muestran escenas de la vida.

Paisaje Protegido de los Pinares de Rodeno, en Albarracin.
Paisaje Protegido de los Pinares de Rodeno, en Albarracin.
Heraldo.es

Además, en el lado oeste de los Pinares de Rodeno, cambia el relieve, por lo que se puede disfrutar de este paraje de una manera completamente diferente. 

Grutas de cristal, en Teruel

El Gobierno de Aragón también ha hecho sus propias recomendaciones para hacer excursiones al aire libre en Navidad. Entre ellas se encuentran las Grutas de cristal de Molinos, uno de los cuatro monumentos naturales con los que cuenta la comarca del Maestrazgo (Teruel). Junto a los Órganos de Montoro, el Puente Natural sobre el río Fonseca o el nacimiento del río Pitarque, todas ellas visitables, estas majestuosas cuevas kársticas constituyen uno de los más impactantes paisajes subterráneos de todo Aragón.

Formada por cientos de estalactitas, estalagmitas, columnas, cortinas y cascadas geológicas, estas grutas ofrecen al visitante una experiencia muy interesante en estos días navideños.

Grutas de Cristal de Molinos.
Grutas de Cristal de Molinos.
C. M.

Las visitas guiadas a las Grutas de Cristal de Molinos se llevan a cabo desde el Ayuntamiento de la localidad en tres pases por la mañana y tres pases por la tarde. Solo se podrán visitar los días 31 de diciembre, 2 de enero y 6,7, 8 y 9 de enero. Tras el puente de Reyes, las visitas se interrumpen hasta finales de febrero.

El Parque Nacional del Moncayo, en Zaragoza

El Parque Natural del Moncayo constituye una de las visitas obligadas en estos días de diciembre en los que la Comunidad aragonesa disfruta de temperaturas altas. Este espacio natural protegido cuenta con posibilidades para todos los públicos y niveles deportivos. Desde las nieves de la cumbre de San Miguel, muy frecuentadas estos días por esquiadores y montañeros más experimentados, hasta los diversos senderos que recorren el espacio en todas sus vertientes son algunas de las posibilidades que alberga este enclave.

También, para los amantes de la BTT, este parque cuenta con cinco rutas señalizadas específicas para esta práctica deportiva. Otra forma de disfrutar del espacio es hacer una ruta a pie. Realmente sorprendente y de gran belleza es la ruta S3 (disponible en la red de senderos del Gobierno de Aragón) que recorre los barrancos de Purujosa.

El Parque Natural del Moncayo es uno de los destinos más elegidos por las familias para hacer senderismo.
El Parque Natural del Moncayo es uno de los destinos más elegidos por las familias para hacer senderismo.
Guillermo Mestre

Asimismo, si se quiere disfrutar también con la etnografía del territorio, se puede realizar la senda AG3 que dibuja un recorrido por el valle del río Huecha en torno a los usos tradicionales de los pueblos del somontano del Moncayo.

Apúntate a la newsletter de turismo y recibe en tu correo una selección de propuestas para viajar y descubrir la comunidad aragonesa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión