Viajes
Suscríbete por 1€

aragón es extraordinario

En Calamocha saben cómo dibujar una buena sonrisa

La clínica Palacios-Cipoletti es un empeño de Verónica, Fernando y su hija Daniela, tres doctores con sangre argentina y asiento en el Jiloca que destacan por su oferta de servicios integrales en salud bucodental

Daniela Palacios Cipoletti, Fernando Palacios y Verónica Cipoletti, en su clínica de Calamocha.
Daniela Palacios Cipoletti, Fernando Palacios y Verónica Cipoletti, en su clínica de Calamocha.
Laura Uranga

Vio la primera luz en Guadalajara, pasó la infancia más tierna en Molina de Aragón y ha crecido en Calamocha, donde ejerce su profesión. La doctora en odontología Daniela Palacios Cipoletti tiene al Jiloca como río de cabecera, pasea a su vera en la Ruta de la Literatura cuando el trabajo lo permite y está orgullosa de sus padres, Fernando Palacios y Verónica Cipoletti, ambos odontólogos en la clínica que lleva sus respectivos apellidos. Son ya muchos años de asiento para esta familia que también llama ‘casa’ a Argentina.

“Molina de Aragón fue el primer hogar que conocí; allá vivían y trabajaban mis padres, y la odontología siempre fue un juego más para mí, veía a mi mamá en bata, manejando el instrumental, y poco a poco me fue gustando la idea de seguir ese camino. Estudié la especialidad en la Universidad Europea de Valencia entre 2013 y 2017, y aquí estoy”, explica Daniela, orgullosa de ser “odontóloga de pueblo, porque eso supone que deba ser capaz de tratar un dolor de muelas o lidiar con la ruptura de una prótesis; damos servicios integrales, que es lo que se necesita en el mundo rural. En la ciudad se encasilla muchas veces a los profesionales, más especializados en un área concreta;aquí hay una gran libertad, muy motivadora. Lo más nuevo es el tema estético;más allá de resolver un problema sanitario, poder conseguir que una mujer de labio finito, sin dientes, los recupere y recobre su aspecto de juventud es una maravilla”.

Cuando Verónica y Fernando vinieron a España desde Argentina lo hicieron aleccionados en la tarea de adaptarse lo antes posible, empezando por los pequeños gestos. “Ya sabes, es el ‘allá donde fueres, haz lo que vieres’, empezando por la tortilla de patata y el jamón, sin perder tus costumbres, claro; contaron con gente maravillosa al lado, y algunos de sus primeros pacientes siguen viniendo a vernos, ahora atiendo a los nietos de algunos de ellos”.

Verónica (izquierda) y Daniela (derecha), en plena faena.
Verónica (izquierda) y Daniela (derecha), en plena faena.
Laura Uranga

Fernando y Valeria se encargan más de la cirugía y las prótesis, mientras que la ortodoncia y la atención infantil es más cosa de Daniela. “Lo repartimos así, pero nos complementamos y estamos preparados para asumir el papel del otro. La verdad es que es un buen momento para esta profesión;en el posgrado compartí con colegas de todos los puntos de España y coincidimos en que la odontología vive un ‘boom’, cada vez hay más adolescentes que se tratan por ejemplo, y llevan ortodoncia sin vergüenza para corregir problemas pronto”.

Daniela se atreve a buscar soluciones más osadas para problemas comunes, siempre en beneficio de sus pacientes. “Algo que repito bastante es ganar espacio para la ortodoncia con una disyunción o expansión maxilar, no quito dientes para ganar espacio. No es algo nuevo, pero creo que es la mejor solución”.

En Palacios-Cipoletti no hay clientes, sino pacientes. Lo tienen claro. “Tratamos a la gente –explica Daniela- como lo hacemos con nuestra familia, y no se trata meramente de un rasgo rural; cuando nos refieren pacientes de otros centros hacemos lo mismo. Hay un protocolo muy claro con el tema covid. por ejemplo, y trabajamos al detalle los cuidados previos y posteriores a las cirugías;mi padre da su teléfono particular para cualquier emergencia o preocupación, ¡eso no lo hace nadie!Estoy orgullosa de esos detalles”.

Verónica y Fernando llevan aquí muchos años, pero no los trajo el tristemente famoso ‘corralito’. “Ellos ya estaban aquí cuando ocurrió, hablamos de 1991, y no pensaban en quedarse, aunque luego la vida dijo otra cosa. Abrieron la primera clínica en Calamocha en 1997; el contacto fue a través del dueño del restaurante Yoana, al que mis padres iban a menudo; se enteraron que necesitaban dentistas en el pueblo, porque el que estaba se iba a marchar. Eran jóvenes, ni 30 años tenían, y no había tantos odontólogos en la España rural; la mayoría eran estomatólogos.En América Latina existía un alto nivel formativo. En el año 2000 pudimos contratar a una empleada, Isabel, que sigue con nosotros a día de hoy, siendo nuestra compañera con más antigüedad, y nos mudamos definitivamente a vivir aquí;antes acudíamos dos días a la semana”.

Palacios Cipoletti (su web es palacios-cipoletti.com) abrió clínica en Cella (Calle San Pedro 1, 2º izquierda) en 2007, de la cual están muy orgullosos;acude gente de toda la Sierra de Albarracín, e incluso de Guadalajara;allí atienden martes y jueves en horario partido, y algún viernes. Tienen Facebook e Instagram, y en Calamocha ocupan su actual emplazamiento desde octubre de 2016: Paseo San Roque, 1, 2º A. “Estamos muy orgullosos del espacio, que sólo cerramos los primeros 15 días del estado de alarma en 2020 para reorganizar la forma de trabajo: protocolo de recibimiento de pacientes, EPIs, maquinaria de desinfección por lámparas UVC, tecnología Hygenio®, ozono en cada sala... todo a rajatabla. Y ahí seguiremos”, concluye Daniela.

Clínicas dentales que hablan y se manejan en femenino plural

La historia de esta aventura iniciada por dos jóvenes en el cono sur de América, que finalmente se transformó en asiento y proyecto vital en Aragón, comienza en Argentina. Verónica y Fernando llegaron licenciados en Odontología por la Universidad de Córdoba, y una vez radicados en España se llevó a cabo el proceso de convalidación para legalizar la titulación. La doctora Verónica se especializó en cirugía e implantes en Madrid, en la Fundación Pierre Fauchard, entre los años 1999 y 2001. El doctor Fernando hizo máster de ortodoncia en Valencia con el doctor Vicente Olmos en 2010. La doctora Daniela, por su parte, se graduó en la Universidad Europea de Valencia en 2017 y después hizo el posgrado en ortodoncia en Madrid con la doctora Beatriz Muñiz, finalizado en 2019. Fernando y Verónica, por si fuera poco, viajaron a Cuba para continuar con su formación en el plano quirúrgico, realizando un curso de cirugía avanzada e implantología en la Habana en 2018.

El equipo de Palacios-Cipoletti tiene una amplia mayoría femenina.
El equipo de Palacios-Cipoletti tiene una amplia mayoría femenina.
P-C

“Este breve resumen de nuestra formación –explican– se completa con el último curso realizado, el de estética facial y mejora del tercio facial inferior”. Lo realizaron Verónica y Daniela en 2021, en Madrid, con la doctora Ana Sanz Cerezo; de allí vinieron duchas en el manejo de ‘microfillers’ de ácido hialurónico y microcánulas para mejora y rejuvenecimiento del tercio facial inferior.

El reto de la atención a sus pacientes durante la pandemia lo pasaron con nota en el periodo inicial, y siguen dando el do de pecho en la actualidad. Con una estancia tan larga y notoria en Calamocha, ya están más allá del concepto de integración o adaptación al medio, pues forman parte del tejido empresarial y social de la localidad. “Fue un gran cambio con la covid, que el mundo entero experimentó, pero los profesionales de la salud teníamos que seguir trabajando; los pacientes necesitaban atención, y fueron muchas las llamadas recibidas de pacientes de otros doctores que llamaban desesperados por atención dental, y que recibían negativas en otros lugares, o directamente ninguna contestación”.

El trío familiar recuerda que “nosotros cumplimos con nuestra obligación en aquellos momentos y lo seguimos haciendo ahora. Por cierto, no mandamos a ninguna de nuestras empleadas al ERTE, mantuvimos en todo momento la plantilla al completo. En la actualidad, nuestro equipo está formado principalmente por mujeres: Isabel, Candelaria, Mari Carmen, Rocío, Susana, Gabi y Marta, Daniela, Verónica... y Fernando”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión