Despliega el menú
Viajes
Suscríbete

Un paseo por la Zaragoza de las mujeres

En la capital aragonesa se han trazado 15 rutas para conocer sus barrios desde la perspectiva de la mujer. Esculturas y fuentes, nombres de calles o negocios forman parte del itinerario.

Jardín Nocturno
Jardín Nocturno
Ayuntamiento de Zaragoza

Zaragoza se puede conocer desde muchas perspectivas y una de ellas es tras la mirada de la mujer. En la ciudad hay trazadas quince rutas que recorren los diferentes barrios, con parada en sus principales puntos de interés, muchos de ellos, con nombre femenino. En la web del Ayuntamiento se pueden encontrar los itinerarios (uno para cada barrio), con un mapa y las paradas señalizadas.

Por orden alfabético, el primer paseo por la Zaragoza de las mujeres es el del barrio del Actur. Sus dos principales avenidas, Gertrudis Gómez de Avellaneda y María Zambrano, llevan nombre de mujer. Novelista y filósofa, respectivamente, comparten protagonismo en este distrito zaragozano con María Jesús Ibáñez, profesora de Geografía Física de la Universidad de Zaragoza, a quien se dedican los jardines acuáticos a los pies de la Torre del Agua.

El Casco Histórico es de los barrios más prolíficos en lo que a referencias a mujeres se refiere. Por zonas, en La Magdalena, hay varias esculturas en su honor, como los ‘Tres bustos sin nombre’ o la ‘Mujer Águila’, del colectivo Petra, en el parque lineal del río Huerva. En el sector comprendido entre Don Jaime y César Augusto está la Fuente de la Samaritana. En concreto, este monumento se levanta en la plaza de la Justicia y representa a una mujer vestida con una túnica. La siguiente parada es la parte trasera de la Fuente de la Hispanidad (plaza del Pilar), donde se encuentra el Jardín Nocturno, un mural de Arancha Recio (Harsa) en apoyo a las mujeres víctimas de la violencia machista.

En la zona de San Pablo aparecen al menos cuatro puntos de interés relacionados con la mujer. Uno de ellos es el busto de Pilar Lorengar (plaza de Mariano de Cavia), una escultura en bronce en homenaje a la soprano y al entorno en el que nació. A unos metros de ella, en el parque de San Pablo (paseo Echegaray) está La Aguadora, una escultura de Isabel Queralt creada para conmemorar el Día del Agua a través de una mujer con un cántaro en la cabeza. En este homenaje a la mujer no podía faltar Agustina de Aragón, cuya figura y la de otras heroínas de Los Sitios está representada en un monumento en la plaza del Portillo. Justo al lado, en una capilla mausoleo, se conservan sus restos.

La fábrica de corsés de Pilar Lana, en el Camino de las Torres.
La fábrica de corsés de Pilar Lana, en el Camino de las Torres.
Enroque Lafuente

Pilar Lana y Amparo Lamarca, emprendedoras en un mundo masculino

Pilar Lana Sarto fue una de las primeras mujeres emprendedoras de Zaragoza, abriéndose camino en un mundo dominado por los hombres. En 1875 fundó una fábrica de corsés, situada en el actual Parque Miraflores, en la zona centro. Se convirtió así en la primera empresaria aragonesa que introdujo máquinas de vapor, no solo en aquella primera factoría, sino en otras dos que abriría más tarde, una de hielo artificial y otra de chocolates. Sin dejar esta zona, en el paseo de la Constitución está la escultura ‘Mujer dormida’, de José Bueno Gimeno (1920) que recuerda al concepto clásico de belleza femenina.

Siguiendo con mujeres emprendedoras, en el barrio de Las Delicias es donde se abrió la primera farmacia con nombre de mujer. Amparo Lamarca fue una de las primeras alumnas del Instituto General y Técnico (hoy IES Goya) y se convirtió en la primera farmacéutica de Zaragoza. Regentó su establecimiento de la avenida Madrid número 153-155 hasta su jubilación, en 1979. En otro campo pero también destacando está Isabel Zapata, profesora de jota cuya figura se ensalza en un monumento en la plaza del Donante de Sangre (en la Ciudad Jardín).

El itinerario comienza en la fuente de Las Aguadoras, en el barrio de las Fuentes, un conjunto de 1980 de la catalana Luisa Granero.
Ffuente de Las Aguadoras, en el barrio de las Fuentes, un conjunto de 1980 de la catalana Luisa Granero.
HA

En el barrio de La Almozara destacan varias construcciones que tienen la firma de una mujer. Una de ellas es el Pabellón Puente, diseñado por la arquitecta anglo-iraquí Zaha Hadid con motivo de la Expo del Agua. La Espiral Mudéjar, situada en la calle de Francia (junto al Soto), lleva la firma de Diana Larrea y es una imagen de gran simbolismo, especialmente en los estudios de mujeres. Otro de los edificios destacados del barrio es el de Etopía, el Centro de Arte y Tecnología de Zaragoza, diseñado por María Colomer.

Dos esculturas rinden homenaje a las mujeres en el barrio de Las Fuentes. Una de ellas es la denominada como ‘La Maternidad’. Es obra de Jacinto Ramos y representa a una madre con su hijo de forma simplificada y geométrica. Luce sobre un pedestal de hormigón casi en la Ronda Hispanidad. Más integrada en el barrio y casi dando la bienvenida al comienzo de la avenida de Compromiso de Caspe está la Fuente de las Aguadoras, una escultura que muestra a cuatro figuras femeninas colocadas en círculo y representa las tradiciones.

Aunque ya desaparecida, en el barrio de San José se sitúo durante años la fábrica de tejidos e hilados Pina y Marín. Abierta en 1901, esta antigua factoría daba empleo a más de 500 personas, en su mayoría jóvenes zaragozanas. Desaparecida en la década de los 70, en sus terrenos se construyeron bloques de pisos, los conocidos actualmente como Las Terrazas de Cuellar. Muy próximo a esta zona, en la parte más alta de la avenida de San José, se encuentra la llamada glorieta de La Balseta y La Lavandera. Su nombre se debe a que en este lugar había antiguamente un lavadero, aprovechando el agua de las acequias del Canal Imperial, que se convirtió en punto de encuentro de las mujeres que iban a lavar la ropa.

Inauguración de la glorieta 'Las trece rosas'
Glorieta 'Las trece rosas'
Toni Galán

La Glorieta de las Trece Rosas y el Monumento a Isabel la Católica

Este resumen de la ruta de la Zaragoza de las mujeres concluye en el distrito Universidad. En el Parque Grande y su entorno abundan las referencias en femenino, siendo una de las más recientes la Glorieta de las Trece Rosas. Es obra de Pilar Catalán (2016) y se trata de un monumento dedicado a las jóvenes fusiladas en la Guerra Civil. Se puede encontrar en las cercanías del Jardín Botánico y la componen trece placas de acero galvanizado con el nombre de cada una de ellas.

En las proximidades del parque, en la puerta del Hospital Materno Infantil, se levanta el monumento ‘La Maternidad’, en el que se pueden ver a una madre recostada haciendo de cuna para su hijo.

Una de las esculturas más conocidas de Zaragoza (y también de las más peculiares) se encuentra en esta zona y tal vez muchos no sepan qué representa. Se trata de la estatua gigante, en color rojo, que corona la rotonda de la Ciudad de Toulouse, donde confluyen Vía Ibérica con el paseo de Isabel la Católica y Vía Hispanidad. Se trata del Monumento a Isabel la Católica y es una escultura construida con motivo del bimilenario de Zaragoza. La imagen de la reina se levanta como protectora de la ciudad y está realizada en chapa con un juego compositivo de planos y huecos.

Apúntate a la newsletter de turismo y recibe en tu correo una selección de propuestas para viajar y descubrir la comunidad aragonesa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión