Despliega el menú
Viajes
Suscríbete

rutas por aragón

El Parque Geológico de Aliaga: rutas para expertos y paseos para aficionados en un escenario único

Este 2021 se cumplen 28 años de la declaración de este espacio natural turolense como tal, siendo el primero de España en estar catalogado como tal.

El Parque Geológico de Aliaga es el más antiguo de España
El Parque Geológico de Aliaga es el más antiguo de España
Prames

El Parque Geológico de Aliaga es el primero de España y atesora esta declaración desde hace 28 años. El espacio natural, en las inmediaciones de la localidad turolense, destaca por los relieves y estructuras geológicas de 200 millones de años de antigüedad. Los restos que se pueden encontrar en esta zona son considerados por los investigadores como ejemplos únicos en el mundo.

Para conocer todos los atractivos del parque, hay trazados dos itinerarios que suman un total de 26 kilómetros de rutas geológicas. El primero está destinado a un observador experto de carácter científico, y lo forman once puntos de interés. El segundo, diseñado para todo tipo de público, consta de nueve recorridos senderistas que muestran tanto la riqueza geológica del entorno como los principales enclaves de valor paisajístico.

El parque se puede recorrer libremente o también existe la posibilidad de dejarse asesorar y planificar la ruta con cierta antelación. Para ello, se cuenta con un centro de visitantes situado en la localidad de Aliaga donde, a través de paneles, medios audiovisuales y las explicaciones de los guías se dan a conocer los valores ambientales del espacio.

Tras esta primera toma de contacto, quienes lo deseen pueden contratar una visita guiada del espacio. Desde hace más de una década de ello se ocupa Jumidosiv, servicio de guías turísticos con el que hay que contactar para concertar previamente la visita.

Con ellos o por su cuenta, el turista puede recorrer el parque a través de las rutas señalizadas que le harán pasar por hasta nueve puntos de interés. Lo ideal es poder destinar a esta actividad al menos un día, sobre todo de los meses de verano, cuando hay más horas de luz solar. En todo caso, si solo se dispone de media jornada, da tiempo a conocer cinco o seis enclaves. Quienes quieran tomárselo con calma pueden incluso dedicar dos días. De esta forma podrán conocer el espacio al detalle y, si se hace a pie, hay que tener en cuenta que la distancia total para recorrer es de 26 kilómetros.

Prácticamente todas las rutas salen desde el casco urbano de Aliaga y llevan a conocer enclaves como el Mirador del Alto de Camarillas, el Estrecho de la Aldehuela o la Cueva Canaleta. Son algunos de los geositios que muestran la riqueza del Parque Geológico de Aliaga, cuyo paisaje es único por su relieve, los yacimientos, los tipos de rocas y la cristalización, los sedimentos y los suelos.

Por sus características, este espacio natural alberga restos geológicos que no se encuentran en otros lugares del mundo, como los llamados dobles serpenteantes. El ejemplo más destacado es el conocido como Pliegue de la Olla, convertido en símbolo del Parque. Es una pared de doble roca caliza con eje vertical, que se recoge sobre sí misma durante unos 1.000 metros. Se formó con materiales depositados cuando el mar ocupó la plataforma continental, durante el Cretácico inferior, y se puede ver fácilmente desde cualquier sitio elevado, incluso desde el mismo casco urbano de Aliaga.

Para quienes prefieran aproximarse, una de las rutas desde el pueblo llega hasta La Olla. La caminata arranca desde el paseo que hay junto al cuartel de la Guardia Civil, en dirección sur. Ya desde allí se puede ver a lo lejos esta cresta de roca caliza cuya forma hace honor a su nombre. Lo que la hace única es que está doblada sobre sí misma en un pliegue de grandes dimensiones. Una silueta que actualmente es el logo del Parque Geológico.

Junto con estas nueve rutas destinadas más a profesionales o personas más expertas en la materia, por el parque hay trazada una red de senderos más accesibles a todo el público. Son siete paseos que discurren por las inmediaciones de Aliaga y van desde los 2 hasta los 9 kilómetros.

La conocida como La Olla es una de las formaciones más características del Parque
La conocida como La Olla es una de las formaciones más características del Parque
Ayto. de Aliaga

Los más largos son también los más recientes, los más transitados y los únicos de dificultad media-alta. Se trata de los dos senderos fluviales (en realidad es uno que se ha dividido en dos partes), de 8,7 y 9 kilómetros respectivamente. La primera parte sale desde el albergue municipal de Aliaga, situado en el barrio Santa Bárbara, por la margen derecha del río de La Val. Siguiendo este cauce y, después, el del Guadalope, se pasa por la ermita-santuario de la Virgen de la Zarza, el lavadero municipal o el embalse de la central térmica.

La segunda parte del sendero fluvial es una ruta de pasarelas desde el alto de Aldehuela por el barranco de la Hoz Mala. Los miradores, las formaciones geológicas y todo el recorrido interior por la Boca del Infierno hacia los estrechos de Valloré son los grandes atractivos de esta ruta de 9 kilómetros.

Otros parajes, como el barranco del Hocino, la cascada de La Tamborera o la Fuente de la Cedrilla están más a mano. Son las tres excursiones más cortas que se pueden hacer desde Aliaga como primera toma de contacto con el Parque Geológico. Las tres rondan los dos kilómetros y, al final, hay recompensa acuática, tanto en las pozas bajo la cascada y al final del barranco, como en la fuente.

El Geoparque del Maestrazgo, donde se incluye el Parque Geológico de Aliaga, es uno de los 54 que existen en el mundo. De ellos, cinco están en España y dos en Aragón, este y el de Sobrarbe-Pirineos.

Apúntate a la newsletter de turismo y recibe en tu correo una selección de propuestas para viajar y descubrir la comunidad aragonesa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión