Despliega el menú
Viajes
Suscríbete

rutas por aragón

Senderismo en Los Monegros: más de diez rutas para no perderse (nada) en el desierto de Aragón

Compuesto por 49 localidades y con una densidad de población que no llega a los ocho habitantes por kilómetro cuadrado, el territorio abarca más de 276.400 hectáreas.

Laguna de Sariñena, en Los Monegros.
Laguna de Sariñena, en Los Monegros.
HA

Es el desierto por excelencia de Aragón y en ello radica parte de su encanto. Los Monegros es un territorio árido, de más de 276.400 hectáreas situado en la depresión del Ebro. Su población, que no llega a los ocho habitantes por kilómetro cuadrado, se distribuye en 49 localidades, alrededor de las cuales se esconden puntos de interés.

Más allá de la singularidad del ecosistema, en Los Monegros se conservan trincheras y otros vestigios de la Guerra Civil, está el Monasterio de Sijena, el castillo de Castejón de Monegros o la laguna de Sariñena. Estos y otros enclaves se pueden conocer a través de una serie de rutas senderistas señalizadas. En total son 13 itinerarios y la mayoría están preparados para recorrer andando, en bici, a caballo o en coche todo terreno.

Fortificaciones, iglesias y otras construcciones

En todas las propuestas hay una parte de naturaleza que, en algunos casos, se combina con la visita a una construcción emblemática de Los Monegros. Así, una de las rutas lleva hasta el castillo de Castejón de Monegros. El camino sale desde el casco urbano del pueblo para ascender hasta lo alto de la colina donde se encuentra la fortificación. En total, la propuesta es de 28 kilómetros que se recorren en una media de unas tres horas. Junto con este enclave, una construcción cisterciense del siglo XIII, la propuesta también pasa por la ermita de San Sebastián y San Fabián, el mirador de los Montes Negros y la Fuente Madre, un manantial con un acueducto se cree que de la época romana.

La ruta parte desde el Monasterio de Sijena.
Monasterio de Sijena.
DGA

La sierra y el Monasterio de Sijena son destino de otra de las rutas propuestas. Durante mucho tiempo, el cenobio se podía visitar pero en 2020 se cerró, cuando se marcharon las últimas monjas que residían en él. Más recientemente, el complejo se ha vuelto a abrir, en un proyecto piloto de visitas para vecinos de la zona. Este punto de interés, situado a 1,5 kilómetros de Villanueva de Sijena, marca la salida de una propuesta senderista de 18 kilómetros, indicada con señales de madera y balizas de color verde y blanco. En la mitad de este recorrido circular está el refugio de Piedrafita, donde se puede hacer un descanso y disfrutar de las vistas que ofrecen el contraste y la variedad de colores entre el bosque y la estepa. De vuelta hacia Sijena, se puede ver (pero no cruzar) un puente medieval antiguo, semiderruido.

Foto de La Almolda
Interior de Santa Quiteria
Laura Uranga

La fortificación de La Gabarda es otro de los enclaves de Los Monegros hasta donde se acercan estas rutas. Es un castillo musulmán, perteneciente al término municipal de Huerto, hasta el que se llega a través de un recorrido circular que atraviesa el peculiar territorio de los torrollones de la Gabarda. Es un pintoresco paisaje de rocas areniscas erosionadas por el viento y la lluvia. En este itinerario, también se pasa por la Iglesieta de Usón y El Rincón del Olivar, una formación de anfiteatro con más de 460 olivos.

La ermita de Santa Quiteria corona la sierra del mismo nombre, destino de la siguiente de estas propuestas. Es una ruta fácil, para hacer andando, en BTT, a caballo o en todo terreno, de 12,5 kilómetros. Muchos optan por hacer este recorrido en bici, en una actividad de unas dos horas y media que lleva hasta lo más alto de esta llanura monegrina. La salida y llegada es desde la localidad de La Almolda.

El Tozal de la Cobeta, en Jubierre.
El Tozal de la Cobeta, en Jubierre.
Comarca de Monegros

Propuestas de naturaleza

Barrancos, cuevas, sabinares y otros espacios singulares de la naturaleza monegrina son destino de otras de las rutas que componen el entramado de senderos señalizados de Los Monegros.

Las Cuevas de San Caprasio son uno de estos puntos de interés hasta donde se puede llegar desde la localidad de Farlete o desde Lanaja, en sendas rutas circulares. Además, la sierra de Alcubierre dispone de una red de pistas que conecta varios municipios, como La Almolda, Monegrillo, Castejón de Monegros, Perdiguera y Leciñena, con San Caprasio. Así, se puede realizar un recorrido circular o uno lineal de ida y vuelta desde cualquiera de estos pueblos. Como destino, la ermita y las citadas cuevas, que se encuentran a 834 metros de altitud, siendo el punto más alto de la sierra. Las cavidades, excavadas en la roca, se emplean actualmente como eremitorios, donde se practica meditación.

Jubierre es una de las zonas más características de Los Monegros. Tanto es así, que hay marcados hasta cinco itinerarios para conocer este amplio espacio en declive, que conecta la depresión de Sariñena, por donde circula el río Alcanadre, con la plataforma superior. A su alrededor, se ha ido formando una importante red de barrancos, dada la intensidad de la erosión, que regala todo tipo de relieves y de formas singulares. Todas las rutas son cortas y sencillas, aptas para todos los públicos, y se pueden emprender desde Sariñena o desde Castejón de Monegros.

Foto de Sariñena
La laguna de Sariñena
Laura Uranga

Declarada Refugio de Fauna Silvestre y ZEPA, la Laguna de Sariñena es un punto clave de Los Monegros que no se puede pasar por alto. Con una superficie de 204 hectáreas, se encuentra entre las diez formaciones de este tipo más grandes de España. Los amantes de la naturaleza y, en especial los ornitólogos, encuentran aquí un paraíso para la observación de aves. Entre otras especies, en este lugar habita la mayor colonia de avetoros de España, una singular ave en peligro de extinción.

El recorrido por la laguna desde el Centro de Interpretación es de 13,5 kilómetros si se realiza completo. Pero hay opciones más cortas, de entre 4,5 y 9 kilómetros. En esta actividad, los prismáticos son imprescindibles para poder avistar a los azulones, cercetas o los zampullines sobre el agua. En el cielo, sobrevuelan la laguna aguiluchos laguneros, garzas reales e imperiales, gaviotas reidoras y cormoranes.

Desde la localidad de Castelflorite parte otra de las rutas para adentrarse en el ecosistema monegrino. Siguiendo las señales de madera, el itinerario se puede hacer a pie o en BTT y es de dificultad media. Durante la caminata acompaña la vegetación a base de arbustos, álamos negros y árboles frutales, donde hacen sus nidos aves comunes como el verdecillo y el jilguero. Siguiendo el recorrido, se llega hasta el vértice de Montija, a 449 metros de altitud en la llana plataforma superior del Saso de Santa Cruz. Antes de emprender el camino de vuelta, merece la pena detenerse en este punto para disfrutar de las vistas panorámicas de buena parte de Los Monegros.

Apúntate a la newsletter de turismo y recibe en tu correo una selección de propuestas para viajar y descubrir la comunidad aragonesa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión