Despliega el menú
Viajes
Suscríbete

turismo

De la colegiata de Caspe a la catedral de Tarazona, ruta por el gótico de la provincia de Zaragoza

El turismo arquitectónico atrae a visitantes movidos por su pasión por el arte. Ermitas, iglesias y monasterios son los restos góticos que quedan en tierras zaragozanas.

Catedral de Tarazona
La catedral de Tarazona
Laura Uranga

Pese a que la abundancia del románico en el norte de Aragón y el exotismo del mudéjar en la mitad sur hayan eclipsado al gótico, en la Comunidad también se levantaron (y todavía se conservan) grandes obras de arquitectura gótica. Tampoco existe demasiada bibliografía al respecto y a muchos turistas se les escapan estos enclaves pero mirando el lado bueno, cada descubrimiento será una sorpresa.

Antes de comenzar con este repaso por los principales monumentos de arte gótico de la provincia de Zaragoza, conviene saber que la construcción de muchos de los edificios en esta época se inició con base románica, se reformó al gótico y se terminó en mudéjar, incluso con reconstrucciones que eliminaron parte de lo levantado anteriormente.

En cualquier caso, no son pocos los enclaves góticos que salpican la provincia de Zaragoza, con ermitas, iglesias, monasterios y otros templos religiosos como máxima expresión de esta corriente arquitectónica.

Colegiata de Caspe
Colegiata de Caspe
Ayuntamiento de Caspe

Uno de estos ejemplos es la Colegiata de Santa María la Mayor de Caspe. Fue levantada por la antigua orden de San Juan sobre la mezquita musulmana y se sitúa en uno de los puntos más altos de la localidad. Su aspecto actual es el resultado de más de 700 años de agitada historia, con sus correspondientes modificaciones, destrucciones y rehabilitaciones.

La Catedral de Nuestra Señora de Huerta de Tarazona es otra pieza del gótico zaragozano. Se construyó en lo que entonces eran las afueras de la localidad, en el año 1162. El estilo gótico cisterciense llegó al templo en su primera ampliación, llevada a cabo en la segunda mitad del siglo XIII. Este es uno de esos ejemplos en los que el mudéjar se abre paso sobre el gótico. En este caso fue a raíz de la reforma que hubo que hacer en la catedral tras ser gravemente dañada durante la Guerra de los Dos Pedros. De la primera corriente conserva, entre otros elementos, la planta de cruz latina y la esbelta estructura de la nave central.

Monasterio de Veruela
Monasterio de Veruela
Guillermo Mestre

En las proximidades de Tarazona se encuentra el Monasterio de Veruela, comenzado a construir por unos monjes franceses en torno a 1146. La obra comenzó en estilo románico pasando después al gótico, motivo por el cual el cenobio se considera el primer edificio de dicho estilo de la Corona de Aragón y serviría como modelo para los siguientes monasterios.

Así, después llegó el Monasterio de Piedra, que se comenzó a edificar en Nuévalos varias décadas más tarde con una mezcla entre el románico tardío y el gótico. La lista de estos monasterios cistercienses primitivos del gótico la completa el de Nuestra Señora de Rueda, en Sástago.

De compleja catalogación estilística, La Seo de San Salvador, en Zaragoza capital, se comenzó a construir en estilo tardorrománico en el siglo XII. Desde entonces, se van incorporando otras obras que dan como resultado la mezcla actual entre el gótico y el mudéjar que presenta la catedral.

El monasterio de la Cartuja de Aula Dei se puede visitar los sábados con cita
El monasterio de la Cartuja de Aula Dei se puede visitar los sábados con cita
Heraldo

En las inmediaciones de la ciudad, una de las construcciones más importantes del gótico es la Cartuja de Aula Dei, en la carretera entre Montañana y Peñaflor. Este monasterio de la orden religiosa de los Cartujos se fundó en 1563 y se puede visitar los sábados por la mañana previa reserva de entrada.

La iglesia de Santa María de los Sagrados Corporales, en Daroca, fue reformada al estilo gótico tras su construcción inicial. Mención especial merece la portada del Perdón, que fue construida a mitad del siglo XV y destaca por la decoración del tímpano, donde se representa una versión del juicio final.

En dirección norte, la comarca de las Cinco Villas es prolífica en construcciones góticas. En la Edad Media, abundaron las construcciones en piedra que anunciaban la proximidad del Pirineo. Uno de estos ejemplos es la iglesia de la Asunción de Navardún, entre el románico y el gótico. En Erla se sitúa la ermita de Nuestra Señora de la Corona, con un templo de fábrica gótica levantado en el siglo XV sobre el anterior románico. La iglesia de Santa María de Sádaba o la de San Juan, en Castiliscar, son otros ejemplos de edificios góticos en la zona.

Foto de la Colegiata de Bolea
Foto de la Colegiata de Bolea
Laura Uranga

El gótico en Huesca y Teruel

Las joyas del gótico en Aragón se extienden también a Huesca y Teruel, con algunas construcciones que si bien empezaron siendo románicas y terminaron con influencia del mudéjar, en algunos casos, conservan parte de la influencia gótica.

La Catedral de Huesca, que se comenzó a construir en tiempos de Jaime I pero no se terminó hasta dos siglos después, es un templo gótico levantado sobre la antigua mezquita mayor musulmana. Merece la pena detenerse a contemplar su portada, esculpida con una profusa decoración y protegida por un gran alero, típico aragonés, tallado en madera.

La colegiata de Santa María la Mayor, en Bolea, y la iglesia de San Miguel de Foces, a las afueras de la localidad de Ibieca y construida en el periodo de transición, son otros dos ejemplos de arquitectura gótica en Huesca.

En la provincia de Teruel, pese al claro predominio del mudéjar, destaca como templo gótico la Colegiata de Santa María de Mora de Rubielos. Es un edificio con una amplia nave con capillas entre los contrafuertes y con cabecera de tres ábsides poligonales. Una de las partes más destacables, sobre todo por sus dimensiones, es la portada meridional.

El convento de San Francisco, en Teruel capital, es una obra de finales del XIV y principios del XV que presenta las características del estilo arquitectónico gótico. El edificio consta de una nave, con cabecera poligonal y capillas entre los contrafuertes.

Apúntate a la newsletter de turismo y recibe en tu correo una selección de propuestas para viajar y descubrir la comunidad aragonesa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión