Despliega el menú
Viajes
Suscríbete

aragón es extraordinario

Si pasas por Fiscal, quizá oigas rugir a la Ara River Band

Este cuarteto de rock formado por niños de entre 7 y 10 años debutó en su pueblo el pasado mes de abril, sorprendiendo a propios y extraños

En la sala de consulta de libros de la biblioteca de Fiscal, muy próxima al salvaje río Ara, Dani Escolano empuña su guitarra y marca ‘undostrescuatro’ a la Ara River Band para que Liam, el guitarrista, comience a rasguear el ‘Sweet Child O’Mine’ de Guns’n’Roses. Cuatro chavales entre 7 y 10 años siguen los punteos de su profe, que también vive ahora en Fiscal y viene de Estadilla; sin embargo, se nota que han ensayado a conciencia en los ratos disponibles, marcados por el uso del espacio y sus obligaciones escolares; de pronto, la guitarra de Dani pasa a ser un mero apoyo del sonido generado por el cuarteto. Dani lidera desde hace siete años el proyecto Jazz For Kids, pero no le hace ascos al rock. El amor por la música tiene estas cosas.

“Vengo del Somontano de Barbastro, y mi formación es clásica, aunque la moderna siempre me ha llamado la atención. El pop, el rock, el jazz... cuando terminé la carrera comencé a prepararme en jazz en el Conservatorio de Pamplona, específicamente con el contrabajo. También comencé a dar clases particulares, luego la cosa fue a más en la escuela de Benasque, seguí trabajando en Estadilla y también se activó el tema en Barbastro. De hecho, ahí nació el Barbastro Jazz Project, con seis alumnos que progresaron mucho y que a día de hoy aún no llegan a los 30 años de edad; varios de ellos son músicos profesionales en la actualidad, como Milena Casado. Álvaro Ocón o Nicolás Melón. Enseñar a niños es un lujo, y de hecho esos primeros alumnos me siguen ayudando ahora con el proyecto Jazz For Kids, por el que han pasado más de 100 alumnos en estos últimos siete años. Hemos vivido nuestras aventuras y por el mundo: tocamos en Nueva York, Puerto Rico, Holanda y media España”.

Vídeo de Ara River Band de Fiscal en 'Aragón es extraordinario'

Dani y su pareja, Vero, han sido padres recientemente: Nico ha llenado de alegría sus vidas. Ella es de Fiscal y decidieron fijar su residencia a orillas del Ara. “Siempre quise vivir en un lugar así, y Fiscal es un regalo. Encima me he encontrado de repente con la ilusión de la Ara River Band, que ha sido la guinda. Encontrar aquí a un guitarrista de la talla de Leo Susana, que también se había mudado con su familia recientemente, hizo posible que la idea del grupo de chavales tomase forma; no nos conocíamos, teníamos amigos en común, pero fue tocar un día y conectar enseguida. Leo enseñó a tocar a sus hijos desde muy pequeños, y enseguida no tuvo que insistirles para practicar; pronto aparecieron otros dos niños en el pueblo que también querían tocar. Empezamos a ensayar en Navidades... y vaya, ya habéis visto el nivel que tienen. Para lo pequeños que son, lo hacen de lujo”.

Melenudos y con actitud

Sí, los cuatro le dan de maravilla, incluso con los nervios derivados de la súbita atención mediática. No les falta poderío escénico, ni melenas setenteras; se nota, además, que disfrutan mucho. Liam dibuja en el mástil de su guitarra con mucha soltura, Max clava las notas en el teclado, Allan es un talento natural en el bajo y Martí tiene coordinación, gracia y pegada en la batería, apenas unos meses de tocarla por primera vez. “Empezamos con esto en Navidades –explica Leo Susana– aprovechando las vacaciones escolares. El Ayuntamiento nos cedió el espacio, porque la biblioteca estaba cerrada al público hasta el 25 de enero, y podíamos dejar montado el set para practicar a diario. Dani quería ver cómo progresaba un chaval tocando a diario durante tres o cuatro semanas, algo inviable en condiciones normales, había tiempo, ganas y sitio, así que funcionó muy bien”.

Empezaron Allan y Liam con su padre y Dani, luego entró Martí y después Max, que vino por la pandemia. “Los cuatro miembros del grupo ­–explica Dani– tienen algo en común, y es que han escuchado mucha música en sus casas desde que nacieron. Eso ha hecho más fácil trabajar con ellos”. “De hecho –aclara Leo– dieron un primer concierto en el colegio para carnavales, el 15 de febrero; ese día Dani no pudo participar, pero tocaron los tres temas que tenían montados: ‘Basket Case’ de Green Day, ‘No puedo vivir sin ti’ de Coque Malla y ‘Sweet Child O’Mine’ de Guns’n’Roses. Lo hicieron muy bien, y le echaron actitud. Si siguen tocando juntos, dales un poco más de tiempo, y verás la fluidez y cohesión que demostrarán en cualquier escenario”.

El debut ante los vecinos

En abril se presentaron por primera vez ante su pueblo; fue para San Marcos, en el polideportivo. “La gente se sorprendió mucho, y ellos se emocionaron al ver la reacción de todos. Les apoyamos entre bastidores, pero ellos llevan el peso. Ahora preparamos otro concierto, que será el domingo 13 de junio, en un encuentro musical en el que también vienen a Fiscal músicos de Jazz for Kids y de la escuela de música de la Bal de Benasque”, apunta Dani.

“Es una idea exportable –apunta el fundador de Jazz For Kids hablando de la Ara River Band– porque trabajar en el entorno rural tiene unas posibilidades que no se dan tan fácilmente en las ciudades”. “Aquí hemos tenido el apoyo entusiasta del Ayuntamiento –explica Leo– y el alcalde, Manuel Larrosa, mandó una carta personalizada a cada niño dándoles las gracias por su concierto de abril”.

Leo explica que “hay otros niños y niñas interesados, que por ahora no se han decidido, quizá por timidez, pero esto es algo abierto a quien quiera probar, incluso podría armarse otra banda, por qué no. Y ojalá se formen bandas en otros pueblos; eso querrá decir que el amor a la música se extiende en las nuevas generaciones, y que los pueblos tienen nuevas razones para sonreír todos los días”.

Artículo incluido en la serie 'Aragón es extraordinario'.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión