Despliega el menú
Viajes
Suscríbete

Vuelven las visitas guiadas al interior del castillo de Cadrete

Desde el pasado fin de semana, se puede acceder de nuevo a la fortaleza los sábados, domingos y festivos a primera hora, previa reserva de plaza.

El castillo de Cadrete fue mandado edificar por Abderramán III en el año 935
El castillo de Cadrete fue mandado edificar por Abderramán III en el año 935
Heraldo.es

El castillo de Cadrete vuelve a abrir sus puertas a los visitantes tras un tiempo cerrado. Desde el pasado fin de semana se puede acceder de nuevo a la fortaleza de Abderramán III. Como medida de seguridad en pandemia, las visitas se limitan a grupos de diez personas que van acompañados de un guía. Se ofrecen los sábados, domingos y festivos a primera hora de la mañana y es obligatorio reservarlas previamente a través de internet o por teléfono. Este viernes, día de San Jorge, por lo tanto, también estará abierto.

La visita incluye también el acceso al centro de interpretación del castillo, situado en la tercera planta del Ayuntamiento de Cadrete. El tour comienza en este lugar, donde se deberá abonar el precio de la entrada al guía. Para adultos cuesta dos euros; para titulares del carné joven, menores de 14 años y mayores de 65, la tarifa se reduce a un euro. Tendrán acceso gratuito las personas en desempleo.

Durante la visita, el turista conocerá la historia del castillo, una construcción de origen islámico, mandada levantar por Abderramán III en el año 935. El encargo se debió al asedio de Saraqusta, cuyo gobernador se declaró en rebeldía tras negarse a seguir ciertas órdenes dictadas por el califa.

El acceso al recinto se realiza a pie, a través de una pista de tierra con cierta pendiente, por lo que la actividad no se recomienda para personas muy mayores o niños muy pequeños. Tampoco es apta para quienes presenten algún tipo de limitación física o movilidad reducida, ya que, además, para subir a la torre del castillo se emplea una escalera especial.

También conocido como castillo de Qadrit, se encuentra a 80 metros sobre la llanura del valle del Huerva, en una colina de yeso, como el resto de formaciones que pueblan esta zona. El camino actual para llegar hasta la fortaleza se abrió a mediados de los años 70 del siglo pasado, sustituyendo a la senda en zigzag antigua, por la que se cree se producía el acceso originario.

Su ubicación no es para nada azarosa sino que sigue los parámetros de las construcciones defensivas de Al-Ándalus. En aquella época se buscaban cabezos rodeados de elementos de defensa naturales, como barrancos o acantilados. Casi nunca elegían los picos más altos y preferían situar los castillos a media altura, camuflados entre montes, para no desvelar su presencia.

Además de por su ubicación, el espíritu musulmán de esta fortaleza se respira también en el estilo de la construcción. El castillo está hecho con piedras irregulares y cuenta con una torre del homenaje, situada en la parte más elevada de la colina. Es de planta cuadrada y consta de tres pisos, con una terraza almenada en la parte superior.

En el interior se conservan algunas yeserías que adornaban los techos y parte de las bóvedas. En los muros se pueden apreciar ventanas y aspilleras, las típicas aberturas en la pared que se empleaban para disparar. Completa el recinto una muralla exterior de unos 40 metros sobre la ladera de la montaña, con los restos de un torreón en una de las esquinas.

Paseo hacia el castillo de Cadrete
Paseo hacia el castillo de Cadrete
castillocadrete.es

Recomendaciones para la visita

Al situarse en lo alto de un cabezo, es habitual encontrar en los alrededores a senderistas o ciclistas de ruta. Por su emplazamiento, la organización recomienda llevar calzado adecuado y ropa de abrigo, en invierno, así como agua y protección para el sol durante los meses de más calor.

Declarado Bien de Interés Cultural, actualmente hay en marcha un proyecto de consolidación y restauración del castillo, incluido dentro del 1,5% cultural del Ministerio. El importe total de las mejoras, que todavía no han comenzado, asciende a algo más de 416.000 euros, de los que el Estado financiará 248.000. El resto se asumirá desde el Ayuntamiento y se ha solicitado también una subvención de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ).

Mientras tanto, las visitas han vuelto al castillo de Cadrete, el más próximo a Zaragoza que se puede visitar. Los primeros ya se adentraron en la fortaleza el fin de semana pasado. Para acceder a esta actividad, hay que rellenar un formulario en la página web del Castillo de Cadrete, indicando los datos de contacto y el número de personas interesadas. La reserva solo se confirma una vez que la organización contacta con los interesados.

Para mayores facilidades, también hay un correo electrónico (castillocadrete@cadrete.org) y un teléfono (652 122 811), disponible de viernes a domingo, de 9.00 a 14.00.

Apúntate a la newsletter de turismo y recibe en tu correo una selección de propuestas para viajar y descubrir la comunidad aragonesa

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión