Despliega el menú
Viajes
Suscríbete

turismo

Arte en el paisaje: tres rutas naturales con esculturas en el territorio del Sobrarbe

El entorno de Pueyo de Morcat, Las Bellostas y Troncedo esconde piezas del escultor Gerrie van Dorst. Son el legado del programa Renovarte de la comarca oscense.

Escultura ‘Alas despiertas’, en el entorno de Pueyo de Morcat.
Escultura ‘Alas despiertas’, en el entorno de Pueyo de Morcat.
Comarca Sobrarbe

Caminar por el monte en el Sobrarbe tiene, además de la naturaleza, el sonido de los pájaros o el rumor del agua de los riachuelos, otro atractivo. En esta zona del Pirineo Aragonés se puede encontrar también el arte.

El año pasado se celebró la última edición del programa Renovarte, Arte, Patrimonio y Paisaje de la comarca y su legado son tres esculturas de Gerrie van Dorst. Se esconden en tres términos del Sobrarbe, Pueyo de Morcat, Las Bellostas y Troncedo, y hasta ellas se puede llegar a través de sendas rutas señalizadas.

Recogidos bajo el nombre de “Arte en el paisaje”, la comarca promociona estos paseos para dar a conocer la riqueza de la relación que existe entre el entorno y la escultura en esta zona. Todas las propuestas son rutas sencillas y aptas para todos los públicos. En cualquier caso, se recomienda llevar el calzado apropiado para caminar por senda, en algunas zonas, con terreno erizado.

El autor de las tres esculturas, Gerrie van Dorst, es de origen holandés pero reside desde hace casi tres décadas en la Valle de Sieste. Según ha revelado en varias entrevistas, el paisaje que lo rodea le sirve como inspiración para realizar un viaje interior que se refleja en cada obra de forma diferente.

‘Alas despiertan’, en Pueyo de Morcat

Construida en 2018, ‘Alas despiertan’ es una escultura de arte contemporáneo que formó parte del programa de aquel año. Desde entonces, sigue expuesta de manera semipermanente en el paisaje, casi mimetizándose con él.

Para llegar hasta esta pieza se ha señalizado una ruta a pie desde la carretera A-1604. La senda sale a un kilómetro aproximado desde Pueyo de Morcat en dirección a Campodarbe. El camino de ida tiene unos 25 minutos de duración y, como alternativa de vuelta, se propone tomar la senda de Capramote hacia Pueyo de Morcat, de una hora estimada de caminata.

Esculpida en piedra, ‘Alas despierta’, mide casi dos metros de altura y pesa dos toneladas y media. Se sitúa en la finca de El Verdazo, lugar escogido por el autor por lo que la amplitud de este paisaje, alrededor de Capramote, le inspiraba.

Escultura ‘Raíz’, en el paraje de Los Hilos (Las Bellostas).
Escultura ‘Raíz’, en el paraje de Los Hilos (Las Bellostas).
Comarca Sobrarbe

‘Raíz’, en Las Bellostas

En el silencio del paraje de los Hilos, en la cara norte de la Sierra de Guara, se encuentra la escultura ‘Raíz’. La obra, que se esculpió en 2014, conecta con la tierra de tal modo que pasa casi desapercibida, pudiendo confundirse incluso con un dolmen.

Para llegar hasta ella, se accede por un camino a pie desde la carretera A-1604, a un kilómetro desde Las Bellostas en dirección Pueyo de Morcat. La andada es de unos 12 minutos y la ruta está perfectamente señalizada.

La escultura pesa tres toneladas y media y se emplaza en una zona donde los pastores siguen haciendo su trabajo e interactuando con el paisaje como hicieron sus antepasados. Esta relación entre el humano y el medio es la que van Dorst quiso reflejar con ‘La raíz’, fruto de una edición pasada del programa Renovarte.

Escultura ‘How life giving forces emerge’, en el término de Troncedo.
Escultura ‘How life giving forces emerge’, en el término de Troncedo.
Comarca Sobrarbe

‘How life giving forces emerge’, en Troncedo

‘How life giving forces emerge’ es la más antigua de las tres esculturas que componen esta ruta. Se creó en 2009 y se emplaza en las fajas de San Lorién, en el término de Troncedo. La pieza busca ensalzar las energías que emanan de este paraje y en su forma queda reflejado cómo trabajan las fuerzas que le dan vida.

El acceso hasta la escultura es a pie por el GR1 que sale desde la iglesia de San Esteban, en Troncedo, en dirección Formigales. El camino está señalizado y transcurre entre bosques y prados. La andada de ida es de unos 20 minutos. Para la vuelta, se propone regresar por la senda del mirador de las Bruteras, realizando una ruta circular.

Otra opción es llegar hasta el paraje por la pista que va hacia Caballera, aunque se necesita llevar un vehículo 4x4.

Con estos tres paseos, el área de Cultura de la comarca del Sobrarbe invita al visitante a conocer algo más de su riqueza natural y patrimonial. Al mismo tiempo, la ruta sirve como recuerdo del programa Renovarte, que tras 20 ediciones se celebró por última vez el año pasado.

Gracias a dicha iniciativa, en estas dos décadas se han ido realizando numerosas intervenciones en el paisaje. Algunas de ellas fueron efímeras pero otras, como estas tres esculturas, permanecen intactas, a caballo entre el arte y la naturaleza.

Apúntate a la newsletter de turismo y recibe en tu correo una selección de propuestas para viajar y descubrir la comunidad aragonesa.

 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión