Despliega el menú
Viajes
Suscríbete

turismo

El castillo de Monzón vuelve a cobrar vida con ambientaciones esta Semana Santa

Una veintena de actores mostrarán cómo era la Baja Edad Media en la fortaleza templaria. Las recreaciones están incluidas en la entrada, que cuesta 3,5 euros.

Recreación histórica en el castillo de Monzón en enero.
Recreación histórica en el castillo de Monzón en enero.
Héroes Legendarios

Como ya se hiciera en Navidad o en otros períodos vacacionales de especial afluencia de turistas, la vida vuelve al castillo de Monzón esta Semana Santa. Desde el jueves hasta el domingo, habrá ambientaciones en varias zonas de la fortaleza para dar a conocer cómo era la vida en la Baja Edad Media.

De ello se encargarán una veintena de actores de la compañía HPlab, especializada en este tipo de acciones. A través de charlas, demostraciones y recreación de estancias, entre otras actividades, se ofrecerá una reconstrucción histórica sobre cómo era la ida en el castillo entre finales del siglo XIV y principios del XV.

Como novedad en el programa de esta Semana Santa, algunas de las escenificaciones se centrarán más en la arqueogastronomía, es decir, en cómo se cocinaba en aquella época o en cuáles eran las recetas más comunes. Y no faltarán las escenas habituales que más éxito cosechan, como las exposiciones de armas de fuego, la reproducción de un campamento militar o el taller de tiro con arco.

Con esta variedad de escenas se quiere también contribuir a que quienes ya hayan asistido previamente a alguna de las visitas especiales en el castillo de Monzón puedan repetir, dado que se recrearán episodios nuevos. "Queremos mostrar que la historia es diferente en cada época y que cada vez que vengan no se encuentren lo mismo, si no ir reconstruyendo el castillo templario tal y como era a lo largo de la historia", explica Darío Español, gerente de HPLab.

"El objetivo es poner en valor el patrimonio y la historia de Monzón, ofreciendo al visitante un nuevo atractivo"

A diferencia de otras veces, cuando se han ofrecido visitas teatralizadas, en esta ocasión se tratará de ambientaciones estáticas. De esta forma, se pretende aportar un valor añadido a la visita habitual garantizando al mismo tiempo la seguridad de los turistas y evitando aglomeraciones.

En este sentido, la distancia está más que garantizada, dada la amplitud de las instalaciones del castillo y que una buena parte de la visita es al aire libre. Presenciar estas escenas especiales organizadas con motivo de la Semana Santa va incluido en el precio habitual de 3,5 euros. Las entradas se adquieren en la misma puerta de la fortaleza que, aprovechando la ocasión, amplía su horario de apertura que será, a partir de ahora, de 10.00 a 14.30 y de 15.30 a 19.30.

Organizada por el Ayuntamiento de Monzón, con la colaboración de HPlab, Héroes Legendarios y la Diputación Provincial de Huesca, esta acción se repite en la fortaleza montisonense dado el éxito cosechado en Navidad. "El objetivo es poner en valor el patrimonio y la historia de Monzón, ofreciendo al visitante un nuevo atractivo", explica Jesús Guerrero, concejal de Turismo y Promoción Exterior.

Este tipo de propuestas no están reñidas con la seguridad en tiempos de covid ya que el castillo cuenta con amplios espacios al aire libre y los aforos se controlan en las estancias cerradas.

Castillo de Monzón.
Castillo de Monzón
José Luis Pano.

Sede de la principal encomienda templaria de Aragón

Declarado Monumento Nacional, el castillo de Monzón fue un antiguo bastión musulmán. Desde el año 1143 fue sede de la principal encomienda templaria de la Corona de Aragón y en él se educó siendo niño el rey Jaime I el Conquistador.

No en vano, la estancia del monarca en el castillo es un episodio de la historia de Monzón que se ha recuperado a través del Homenaje a Guillem de Mont-Rodón. Este maestre fue tutor del futuro rey y, con los templarios, se ocupó de su educación durante su vida en el castillo.

La fortaleza está compuesta por la torre musulmana del homenaje, la torre de Jaime I, la sala capitular y varias dependencias románicas. El castillo cuenta además con galerías subterráneas y defensas artilleras.

En junio del año pasado, aprovechando la reapertura tras los primeros meses de la pandemia, se acondicionaron nuevos espacios para su visita. Es el caso de una estancia en los dormitorios que da acceso a una pequeña sala subterránea desde la que se ve la entrada, protegida por una reja, de uno de los famosos pasadizos del castillo.

Además, durante los meses del estado de alarma, se aprovechó para realizar mejoras en las instalaciones, como la dotación de alumbrado eléctrico a la cárcel, situada en la planta baja de la torre de Jaime I. Desde entonces, se pueden apreciar las numerosas marcas de cantero grabadas en las piedras y el antiguo suelo empedrado. Un suelo de la época que ahora también se puede ver en el templo ya que se ha retirado el piso de madera existente, además de mejorar la iluminación de esta estancia.

Desde hace unos meses, además, el castillo también se puede visitar desde cualquier parte del mundo. Solo se necesita acceso a internet y a la aplicación visitavirtualmonzon.com. Con esta iniciativa, pionera en España, se puede recorrer la fortaleza metiéndose en el papel de un caballero de la Orden del Temple. A través de esta herramienta de gamificación, el usuario puede elegir y personalizar el avatar con el que quiere visitar el castillo, así como interactuar con los demás personajes mientras campa a sus anchas por este monumento histórico.

Apúntate a la newsletter de turismo y recibe en tu correo una selección de propuestas para viajar y descubrir la comunidad aragonesa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión