Despliega el menú
Viajes
Suscríbete

turismo por zaragoza provincia

Ocho senderos de leyenda para conocer las Cinco Villas

La comarca propone un conjunto de rutas señalizadas y ligadas al pasado cincovillés para promocionar su riqueza y tradiciones desde otro punto de vista.

Uncastillo
Uncastillo
Ayuntamiento de Uncastillo

Detrás de cada una de las rutas que propone la comarca de las Cinco Villas en su último programa de senderismo se esconde una leyenda. “Senderos de leyenda” es la iniciativa con la que se quiere dar a conocer la zona desde otro punto de vista, combinando naturaleza y tradiciones en una misma propuesta.

En total, son ocho rutas las que forman este programa de senderismo que ofrece al usuario una serie de mapas detallados con información sobre los enclaves por los que pasa cada propuesta.

Cualquiera de estos paseos autoguiados se pueden realizar en familia, en grupo o en pareja. Los caminos por los que transcurren están abiertos y se pueden recorrer libremente pero solo siguiendo los senderos de leyenda se podrá percatar uno de todos los detalles y las curiosidades que esconde las Cinco Villas.

Uncastillo: la ruta de Las Fuentes

“Cuenta la leyenda que en la época medieval, Uncastillo era una población próspera en comercio y pertenecía al Reino de Navarra gobernado por Sancho Garcés II”. Así comienza la ruta de Las Fuentes, el primero de los senderos de leyenda. Es la introducción a una caminata de unos siete kilómetros de distancia para recorrer Uncastillo y sus alrededores, deteniéndose en diez puntos de interés.

De dificultad baja-moderada, la mayor parte de la ruta transcurre por pista forestal. La fuente de los lavaderos, donde todavía se conservan las pilas de piedra donde se lavaba antiguamente, es el punto de partida. La fuente de las Vivas, donde se juntan los barrancos de Chiles y de Ardasal, el embalse de Anas, que abastece de agua potable al pueblo, y, ya en el casco urbano, la plaza del Mercado, son algunos de los enclaves en los que se detiene la ruta de las Fuentes de Uncastillo.

Los aguarales de Valpalmas.
Los aguarales de Valpalmas.
Turismo Cinco Villas

Valpalmas: los aguarales de Valdemilaz

El programa invita a conocer Valpalmas de la mano del ilustre Santiago Ramón y Cajal, quien pasó parte de su niñez en la localidad cincovillesa. “Dicen que en esa época no le gustaba nada estudiar y su padre enfadado le obligó a trabajar de aprendiz de zapatero y de barbero. Algo le ocurrió durante esa época, que le hizo cambiar y volverse un gran estudioso”, cuenta la leyenda.

Esta segunda ruta es de diez kilómetros y recorre el entorno natural de Valpalmas. Partiendo desde los llamados muros vivos, a las afueras de la localidad, el sendero llevará al excursionista a pasar por delante de setas de roca, una sima en el terreno que bien podría parecer un volcán, o la zona conocida como la pequeña Capadocia, un singular paraje en los aguarales de Valpalmas con formaciones geológicas similares a las de Turquía.

Huerta de la Armonía, en Biel.
Huerta de la Armonía, en Biel.
Heraldo

Biel: la ruta de los barrancos y la de las Lezas

Se dice de Biel que en la antigüedad era famoso por su olor a lavanda. El perfume provenía de los campos de espliego (en aragonés) que multitud de vecinos plantaban para sacar un dinero extra con la venta de alcohol para la elaboración de aromas.

La ruta de los barrancos es otro de los senderos de leyenda de las Cinco Villas que invita a conocer el entorno natural de esta localidad, en el paisaje protegido de la Sierra de Santo Domingo. La propuesta parte desde el aparcamiento de Pozo Tronco, a dos kilómetros de Biel, y su recorrido total tiene una distancia de algo más de diez kilómetros.

Entre otros puntos de interés, el senderista podrá detenerse en la Caseta Marinero, característica porque su techo es de losas de piedra, y no de teja, como podría esperarse. Huertos en altura en el barranco de Embite, bosques, un paso de caballos en el barranco de Panigua o sus piscinas naturales son otras de las paradas de ruta.

Sin dejar el entorno de Biel, aparece otra de las propuestas. Se trata de la ruta de las Lezas, caracterizada por el firme sobre el que se anda. Y es que lezas es el nombre con el que se conoce en la zona al tipo de material geológico sobre el que se pisa en este sendero.

La senda de la mina, el mirador de Santa Domingo y las huertas de Biel, como la de la Armonía, un proyecto sostenible de huerta e invernadero ecológico y autosuficiente energéticamente, forman parte de este recorrido de 8.2 kilómetros.

Bardenas Reales
Bardenas Reales
Comarca Cinco Villas

Las Bardenas: la ralla de la Negra

Su apodo lo dice todo. Sanchicorrota, el rey de las Bardenas era el bandolero más conocido de este territorio desértico durante el siglo XV. Su nombre original es Sancho de Rota y, al parecer, se dedicaba a asaltar a los ricos para repartir el botín entre sus compañeros, al más puro estilo Robin Hood. Cuenta la leyenda que su guarida eran las cuevas de este paraje y que hicieron falta hasta 200 hombres para poder capturarlo en una emboscada ordenada por el mismo rey Juan II de Aragón.

Quienes realicen la ruta de la ralla de la Negra estarán yendo tras los pasos de Sancho y de sus compañeros bandoleros, conocidos como el Trapo, el Gordillo, el Malacara o el Moneos. La pared vertical (ralla en aragonés) de la negra, que da nombre a este sendero, y las cuevas de las Bardenas forman parte de los diez enclaves por los que pasa esta propuesta senderista de leyenda.

Pozo Pígalo
Pozo Pígalo
Laura Uranga

Luesia: el pozo de Pígalo y el fayar de Gozapaño

“Cuenta la leyenda que en el río Arba de Luesia llegó a haber cinco molinos harineros, uno de ellos junto al pozo de Pígalo”, narra la siguiente propuesta, cuyo punto de partida está en la famosa zona de baño natural.

Durante la ruta, que no llega a los cuatro kilómetros, el senderista se adentrará en un frondoso bosque que, según cuentan, fue lugar de paso entre el Pirineo y el valle del Ebro. Personas y mercancías se movían por este terreno de forma clandestina, con frecuentes enfrentamientos entre mercaderes, contrabandistas y gendarmes allá por el 1800.

El monte de Fayanás es el punto de partida del sendero, que termina en el pozo de Pígalo tras pasar por por el mirador de Huértalo o el collado de Peña Cervera, entre otros enclaves. En lo referente a fauna y flora, se podrá ver un nido de buitre y ejemplares de la corona del rey, una planta con esa forma que solo crece en paredes de roca como las del estrecho del río Arba de Luesia.

Sin dejar este término municipal, otra de las propuestas es la del fayar de Gozapaño, uno de los bosques más misteriosos de Luesia. Cuenta la leyenda que en este paraje un sastre que iba camino a Biel fue atacado por lo que él creyó que era un bandolero. Cuando se quiso defender, tijeras en mano, se dio cuenta de que se no eran unas manos las que lo sujetaban por detrás, sino que se había enganchado en una zarza.

Paraíso de setas y también lugar de reunión, bailes y ritos de brujas, este sendero de leyenda descubre varios de los misterios escondidos en el entorno de Luesia.

Calle de Longás.
Calle de Longás.
Laura Uranga

Longás: la ruta de los Peceros

La última propuesta del conjunto de senderos de leyenda lleva al caminante a conocer los secretos de la fabricación del antaño conocido como oro negro de Longás. Sus vecinos, que vivían del ganado y de sus bosques, tenían un as bajo la manga. Una técnica secreta les permitía extraer de los pinos una sustancia conocida como pez. De ahí que los fabricantes de este preciado material hayan trascendido como los peceros.

Esta ruta está dedicada a ellos y se extiende por los alrededores del término municipal de Longás. A lo largo de sus diez kilómetros de extensión, el sendero pasa por enclaves como el portillo d’a Sierra, la torre de San Marzal y un horno de pez, donde antiguamente se procesaba la resina de los árboles para convertirla en el material adherente.

Todo el material informativo sobre estas rutas se puede consultar y descargar en varios formatos tanto en la web de la comarca de las Cinco Villas como en la de Prepyr365, entidades impulsoras del proyecto.

Apúntate a la newsletter de turismo y recibe en tu correo una selección de propuestas para viajar y descubrir la comunidad aragonesa.

 

 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión