Despliega el menú
Viajes

Cinco lugares cerca de Zaragoza para una escapada este puente del Pilar

En un año normal, la capital se llenaría con motivo de las fiestas. Éste, muchos aprovechan el festivo del lunes para irse de viaje.

El Monasterio de Piedra es Monumento Nacional desde 1983 y está considerado como uno de los enclaves más bonitos de Europa.
El Monasterio de Piedra es Monumento Nacional desde 1983 y está considerado como uno de los enclaves más bonitos de Europa.
Javier Pardos.

En un año normal, Zaragoza estaría a rebosar este fin de semana con motivo de las fiestas del Pilar. Pero las circunstancias actuales hacen que muchos aprovechen el festivo del lunes para irse de viajeo hacer una escapada en el día.

A pocos kilómetros de la capital y en viajes de no más de dos horas en coche, Aragón ofrece varios destinos que visitar para desconectar de la rutina sin tener que alejarse mucho de casa. La siguiente propuesta incluye cinco lugares cerca de Zaragoza para visitar estos días.

Termalismo en el entorno de Calatayud

Tanto para pasar el fin de semana con estancia nocturna como para disfrutar de una jornada de spa y regresar a dormir a casa, la zona de Calatayud cuenta con varios balnearios en entornos naturales privilegiados. A poco más de una hora en coche desde Zaragoza, están el balneario de la Virgen, en Jaraba, y el de Alhama de Aragón. En ambos casos, las reservas se pueden realizar a través de internet con facilidades de cancelación.

Dar un paseo por Calatayud y preguntar por la Dolores comiendo en su mesón o acercarse al Monasterio de Piedra son otras alternativas si se visita esta zona. Las entradas para el parque se compran online y también es posible alojarse dentro del complejo, en el hotel-balneario. Las estancias pueden ser con desayuno o pensión completa, y en el restaurante también se puede comer sin estar alojado en el hotel.

La Tirolina Valle de Tena, en Hoz de Jaca, la más larga de Europa
La Tirolina Valle de Tena, en Hoz de Jaca, la más larga de Europa
Tirolina Valle de Tena

Jaca y la tirolina del Valle de Tena

Para quienes busquen un poco de emoción, la tirolina del Valle de Tena, en Hoz de Jaca, es una alternativa de aventura a una hora y media de Zaragoza. El viaje se puede realizar en el día o aprovechar para visitar la zona, alojándose en Jaca. Recorrer su casco histórico, conocer la Ciudadela, así como disfrutar de su gastronomía y del ambiente de una de las localidades con más vida del Pirineo son algunas opciones para un fin de semana completo.

Los tiquets para la tirolina se pueden comprar en la misma oficina de Hoz de Jaca, pero se recomienda adquirirlos previamente online. Los saltos son todos los días cada quince minutos, desde las once de la mañana hasta las seis de la tarde, y se debe reservar día y hora concreta. El precio para adultos es de 20 euros.

Si se opta por pasar por Jaca, la Ciudadela se podrá conocer este fin de semana a través de una visita teatraliza. ‘La memoria de la piedra’ es un evento especial propuesto para este sábado a las 20:15 horas que llevará al visitante por la historia de este complejo fortificado. Será el mismo rey Felipe II, promotor de la construcción de este espacio, quien narre cómo sucedieron los hechos allá por el siglo XVI. Las entradas para esta visita especial cuestan 12 euros y se pueden comprar por internet.

Pueblo Viejo de Belchite
Pueblo Viejo de Belchite
Turismo de Aragón

Belchite, pueblo viejo y huellas de la guerra

A menos de una hora de Zaragoza, Belchitees una de las localidades más frecuentadas para una escapada en el día. Su pueblo viejo es la imagen viva de las consecuencias que tuvo la Guerra Civil en este territorio aragonés. El espacio solo se puede visitar con pases guiados, que pueden ser tanto diurnos (8 euros) como nocturnos (12 euros), y las entradas se compran online.

Los fines de semana y festivos hay cuatro visitas de día, a las 10.00, a las 12.00, a las 16.00 y a las 18.00. Los pases nocturnos son a las diez de la noche y este puente se ofrecerán de viernes a domingo.

La visita al pueblo viejo se puede completar con el museo etnológico de Belchite, donde se expone la forma de vida en el municipio y su relación con las producciones agrícolas hasta bien entrado el siglo XX.

Si se tiene tiempo, merece la pena acercarse desde Belchite a Almonacid de la Cuba para contemplar la que durante 1.500 años fuera la presa romana más alta del mundo. La visita a esta construcción hidráulica del siglo I se puede comenzar en la parte más baja, recorriendo el sistema de pasarelas hasta llegar a los pies de los 103 escalones que ascienden a la cima de la presa.

Teruel
Vista de Albarracín, con sus casas restauradas con técnicas y materiales de construcción tradicionales.
Heraldo

Albarracín y el rodeno

La Fundación Santa María de Albarracín amplía el horario de las visitas guiadas que organiza para conocer el pueblo y la catedral con motivo del puente festivo. Como novedades, este fin de semana hay pases el domingo por la tarde y se recomienda llamar previamente al centro de información para consultar la disponibilidad, ya que las plazas se han reducido.

Aunque por su popularidad y con la ayuda de internet, hoy en día se puede uno confeccionar su propia visita, nunca será tan enriquecedora como cuando la narra un guía conocedor del lugar. Los tours guiados por Albarracín incluyen un paseo por el casco histórico del pueblo y el acceso a la catedral. El precio es de cinco euros y son el sábado y domingo a las 10.30, 12.00, 16.30 y 18.00, y el lunes, en el mismo horario matinal y por la tarde, a las 16.00 y a las 17.30.

Aprovechando que se está por la zona, la visita a Albarracín se puede combinar con una actividad en la naturaleza. En el entorno del rodeno, un paisaje característico de esta zona de Teruel, se puede recorrer el antiguo camino histórico que une Gea y Albarracín. La ruta transcurre siguiendo el cauce del río Guadalaviar, entre chopos y otros árboles propios de la vegetación de ribera que, en otoño, ofrecen una estampa de postal.

Interior de las pinturas murales de fray Manuel Bayeu en la Cartuja de Nuestra Señora de las Fuentes.
Interior de las pinturas murales de fray Manuel Bayeu en la Cartuja de Nuestra Señora de las Fuentes.

La Cartuja de las Fuentes y la laguna de Sariñena

A apenas una hora en coche desde Zaragoza, en el término municipal de Sariñena, se encuentra la Cartuja de Nuestra Señora de las Fuentes. El monasterio, construido con el patrocinio de los Condes de Sástago a principios del siglo XVI, es la primera fundación de monjes cartujanos.

La Cartuja que se puede visitar hoy data de una remodelación llevada a cabo posteriormente, en el siglo XVIII. Además de la construcción en sí, destacan las pinturas murales que decoran los más de 2.000 metros cuadrados de su interior. Al complejo se puede acceder gratuitamente los fines de semana y festivos con dos visitas guiadas, una a las 11:00 y otra a las 12:30 horas.

Aprovechando el viaje a la zona, se puede completar la visita con un paseo por la laguna de Sariñena, declarada Espacio de Interés Turístico de Aragón en 2019. Con una superficie de más de 200 hectáreas y un perímetro de ocho kilómetros, es una de las diez lagunas más grandes de España y la que mejores condiciones ofrece para la observación de las aves acuáticas de Aragón.

Apúntate a la newsletter de turismo y recibe en tu correo una selección de propuestas para viajar y descubrir la comunidad aragonesa.

Descubre más rutas por Aragón.

Etiquetas
Comentarios