Despliega el menú
Viajes

Viajar por aragón

Las iglesias del Serrablo, mil años salpicando el valle de Tena con su encanto

Son un total de 18 templos de pequeño tamaño y peculiares características arquitectónicas. Algunas se pueden conocer por libre y también hay visitas guiadas.

Iglesia de San Pedro de Lárrede
Iglesia de San Pedro de Lárrede
Turismo Aragón

Son de pequeñas dimensiones pero las custodia una torre-campanario. Tienen una sola nave y apenas cuentan con decoración exterior. Su estilo es singular y solo las caracteriza a ellas. Fechadas entre los siglos X y XI, las conocidas como iglesias del Serrablo forman un conjunto de construcciones religiosas que se distribuyen por el valle de Tena. En total, son 18 los templos que salpican la comarca del Alto Gállego con su encanto, motivado en parte por el todavía misterio de su origen certero.

Sí se conoce que en la época de su construcción, el condado del Sobrarbe era territorio lindante con el dominio musulmán de Huesca, lo que explicaría los rasgos de arte mozárabe que aparecen en estas iglesias, eminentemente románicas.

Junto con su estilo propio, el atractivo de estos templos religiosos reside en su ubicación, dispersos en pequeñas localidades de la zona del Serrablo, en el entorno del río Gállego. Por su singularidad, en 1982 fueron declaradas de Interés Histórico-Artístico y desde hace tres años cuentan con su propio centro de interpretación, en la localidad de Lárrede.

De las 18 iglesias, al menos tres están habitualmente abiertas para su visita, las de San Juan de Busa, San Martín de Ordovés y San Martín de Oliván. El resto permanecen cerradas con la llave bajo custodia de algún vecino del pueblo.

La ruta por las iglesias del Serrablo se puede realizar libremente, desplazándose de una a otra en coche. No obstante, para una visita en mayor profundidad, desde el centro de interpretación se organizan rutas guiadas en las que se dan a conocer, de la mano de personas expertas, las principales construcciones. Son todos los sábados y festivos por la mañana, de 11.30 a 13.30, y salen desde Lárrede.

Iglesia de San Pedro de Lárrede

La de San Pedro de Lárrede es la primera iglesia que se visita en la ruta organizada. Situada junto al centro de interpretación de las Iglesias del Serrablo, es el punto de partida de la ruta, que comienza con una explicación previa de las características propias de este conjunto de construcciones.

Situada en el casco urbano de Lárrede, la iglesia de San Pedro es el prototipo de estilo arquitectónico de estos singulares templos. Su planta es de cruz latina, con una nave rectangular, dos brazos a modo de crucero y un ábside semicircular. Dentro de sus pequeñas dimensiones, destaca su torre-campanario, que aporta personalidad propia al conjunto.

San Juan de Busa.
San Juan de Busa.
Comarca Alto Gállego

San Juan de Busa

La siguiente parada de la ruta es la iglesia de San Juan de Busa, situada entre los términos de Lárrede y Oliván. El grupo deberá desplazarse hasta allí por sus propios medios para volver a reunirse en este paraje singular y continuar con las explicaciones.

Esta parada merece la pena no solo por la construcción religiosa en sí, sino también por el entorno en el que se asienta. En un prado próximo a los sotos del río Gállego, aparece una de las iglesias más pintorescas de todo el conjunto. Se conserva prácticamente tal y como se construyó en su origen, inacabada, con la bóveda del ábside sin terminar y sin torre. Además, la de San Juan de Busa es la única construcción que tiene decoración esculpida.

Iglesia de San Martín, en Oliván

La tercera y última parada de la ruta organizada es en la localidad de Oliván, donde se encuentra la iglesia de San Martín. En pleno casco urbano y asentada sobre una ladera con vistas privilegiadas del río Gállego, esta construcción es la única del conjunto serrablés que dispone de dos naves.

En origen, se construyó como las demás, solo con una. Pero actualmente todavía se conserva la segunda, levantada posteriormente, en el siglo XVII. Siguiendo el estilo del resto de iglesias del Serrablo, la de San Martín cuenta con un campanario que, en este caso, se rehizo para poder albergar campanas.

Iglesia de San Martín, en Oliván
Iglesia de San Martín, en Oliván
Archivo Gobierno de Aragón

La visita guiada que propone la comarca del Alto Gállego finaliza en este punto, tras unas dos horas de ruta recorriendo 10 kilómetros en total para conocer tres de las 18 iglesias.

Para disfrutar de esta actividad es imprescindible reservar plaza previamente ya que el aforo por grupo está limitado a 15 personas. Para ello, hay que enviar un correo electrónico a iglesiasdeserrablo@gmail.com indicando la fecha en la que se quiere realizar la visita y el número de adultos y niños. El precio es de 3 euros a partir de los 12 años, que se deberán pagar al guía al inicio de la ruta.

Dadas las circunstancias especiales de este año, se pide al usuario que lleve el importe exacto en efectivo, para evitar transacciones de dinero. Además, el uso de mascarilla es obligatorio, aunque durante la mayor parte del recorrido se puede mantener la distancia de seguridad sin inconveniente.

Otras 15 iglesias por conocer

Además de las iglesias incluidas en la ruta organizada, el conjunto lo completan otras 12 construcciones en pueblos pirenaicos repartidos por toda la comarca del Alto Gállego. Aunque no estén abiertas de forma habitual y no siempre se pueda acceder a ellas, merece la pena recorrer la zona, tanto para contemplar desde fuera las iglesias como para disfrutar de los entornos en los que se ubican.

A menos de 4 kilómetros de Oliván, donde habría acabado la visita guiada, se encuentra la parroquia de Santa Eulalia, en la localidad de Orós Bajo. Compartiendo con las demás iglesias los elementos comunes, ésta destaca por ser la más sofisticada, especialmente en lo relativo al ábside. Por contra, su campanario no es tan esbelto como el de otras construcciones.

Parroquia de Santa Eulalia, en Orós Bajo.
Parroquia de Santa Eulalia, en Orós Bajo.
Turismo Aragón

Ésta no es la única Santa Eulalia de la lista, también está la de Susín. El núcleo poblacional solo tiene dos casas y la iglesia, emplazada en un llano rodeado de bosque destacando por su prominente torre.

En la zona más al suroeste de la comarca, la iglesia de Javierrelatre y la de San Miguel de Latre están muy próximas entre sí, a apenas cinco kilómetros, y se pueden visitar en una misma salida. Además de las características propias del conjunto, la primera de ellas alberga en su interior un pequeño Museo de Arte Sacro. En Lasieso y Orna, también en esta zona, hay otros dos enclaves.

El monasterio de San Pelay, San Salvador de Basarán, San Juan y Santa María de Espierre, San Martín de Arto, San Bartolomé de Gavín, San Andrés de Satué, San Martín de Ordovés, San Juan de Orús y Santa María de Isún de Basa son el resto de las iglesias del conjunto serrablés.

Apúntate a la newsletter de turismo y recibe en tu correo una selección de propuestas para viajar y descubrir la comunidad aragonesa.

 

Etiquetas
Comentarios