Despliega el menú
Viajes

turismo

El Maestrazgo y Gúdar-Javalambre, destino especializado en baños de bosque

Se ha puesto en marcha este proceso de certificación y se ha formado a 8 monitores de bienestar de la zona, que ya pueden ofrecer este servicio.

Ocho personas de la zona se han formado como monitores de bienestar.
Ocho personas de la zona se han formado como monitores de bienestar.
Agujama

Conectar con la naturaleza para mejorar la salud y el bienestar personal. Ese es el objetivo principal de los baños de bosque, conocido como Shinin–Yoku en Japón, una práctica que se originó en el país nipón, en 1982, como parte de un programa nacional de salud diseñado para reducir los niveles de estrés de la población, que, ahora, llega a Aragón.

Concretamente, son las comarcas turolenses de Gúdar-Javalambre y Maestrazgo las que acaban de conseguir la certificación de destino de naturaleza especializado en baños de bosque, homologada por el Instituto de Baños de Bosque, la única entidad certificada a nivel internacional que ofrece esta distinción. “La idea surgió de una iniciativa privada”, detalla Enrique Asín, gerente de la Asociación para el desarrollo de Gúdar-Javalambre y Maestrazgo (Agujama), que es la entidad que puso en marcha este proceso de homologación, una iniciativa que se encuentra amparada por el programa Leader, a través del proyecto de cooperación Innovarse, y que cuenta con la financiación de la Unión Europea a través de Feader y del departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón. “Dos monitoras de la zona conocieron esta práctica en una feria y nos plantearon si podíamos financiarlo. Vimos que no solo tenía una finalidad turística con la que podríamos ampliar la oferta de servicios turísticos, sino que también era una forma de que la población local valorásemos nuestra zona, fomentando la conciencia colectiva de que tenemos que cuidarla, pues tiene un gran valor”. Ahora, todos los municipios que forman parte de ambas comarcas ya han recibido el visto bueno del Instituto de Baños de Bosque, y como señala Asín “solo faltan pequeños detalles para culminar esta acción de homologación”.

Durante este periodo se han formado ocho locales como monitores de bienestar. “Todos pasaron la formación y desde ya pueden ofrecer este servicio”, indica Asín. Un servicio que tiene un precio que ronda entre los 20 y los 30 euros por cada dos horas de actividad. En esta, los asistentes, como explican desde Agujama, “sumergen sus sentidos en la atmósfera del bosque para relajarse y disfrutar de los beneficios positivos que tiene para la salud y el bienestar”. Se trata de una actividad en la que se realiza, como se anota en la web del Instituto de Baños de Bosque, un paseo tranquilo de no más de un kilómetro, inmerso en la naturaleza, que dura de dos a tres horas. “Se basa en los principios de atención plena, disminuyendo la velocidad al caminar por el bosque, abriendo los sentidos a la atmósfera de este, inhalando el aire fresco y fomentando una conexión emocional con el paisaje”.

Aragón, ¿un destino perfecto para realizar baños de bosque?

Pero a pesar que “de forma oficial”, como explican desde Agujama, “somos los primeros que hemos logrado la certificación de destino de naturaleza especializado en baños de bosque en toda la Comunidad”, como además se puede comprobar en la web del Instituto de Baños de Bosque, esta práctica no es nueva en Aragón. El Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria (CITA) de Aragón ya estudió la potencialidad de los montes de la provincia de Teruel para la realización de esta práctica. Concretamente la de los pinares de rodeno de Bezas y los de pino albar de Orihuela del Tremedal, ambos enclavados en la sierra de Albarracín

Asimismo, también este verano, Cristina Martínez, una guía certificada por la Asociación Americana de Terapia Forestal, ha puesto en marcha Trece Sentidos. Ubicada, como detalla en su Facebook, entre las comarcas oscenses de la Jacetania y el Alto Gallego, la guía ya ha realizado sus primeros baños de bosque en esta zona.

Y es que si por algo se caracterizan estos baños de bosque es por conectar con la naturaleza “en un entorno alejado del tráfico, con especial valor ambiental”, como indican desde Agujama, y Aragón se presenta como una zona con mucho potencial.

Etiquetas
Comentarios