Despliega el menú
Viajes

aragón es extraordinario

En Ariza se pone toda la carne en el asador

González Romero, dedicada desde 1928 a los elaborados cárnicos, se ha especializado en abastecer a la hostelería y en personalizar productos de la matanza tradicional.

Cuatro generaciones, año 1928, 460.000 kilos de carne despachados, 19 trabajadores. Son cifras que identifican a González Romero, empresa asentada en Ariza, que está dedicada a los elaborados cárnicos en casi todas sus vertientes. “Todo comenzó con nuestro bisabuelo, que era de Ledrada, en Salamanca. Venían a vender los embutidos por la zona y decidieron quedarse aquí porque llegaba el tren. Ya nuestro abuelo y su hermano montaron una carnicería. La actividad la siguió mi tío y se asoció con su cuñado, mi padre”, va desgranando Enrique González, responsable de la empresa junto a sus hermanos Raúl y Soledad.

Con el paso del tiempo, de un solo despacho pasaron a ampliar instalaciones: incorporaron salas de despiece, cámaras y más tarde, una granja de terneros. “Hemos incorporado avances tecnológicos y hemos crecido, pero seguimos conservando la experiencia de la familia y los procesos tradicionales”, remarca Enrique. En el caso de la matanza, han pasado de vender piezas enteras –lo más común hace años para que cada uno acabara el proceso en su casa– a realizar el 90% y personalizar cada encargo.

“Hacemos todo: picar, adobar, embutir, curar, atar y envasar al vacío”, detalla Enrique mientras recorre las cámaras. Ahora han dado un paso más. “Personalizamos los productos desde un mínimo de 7 kilos hasta lo que haga falta. Aquí nos traen la receta de su abuela, el pimentón que le echaba o los ajos frescos, y nosotros lo hacemos todo. Hasta nos han llegado a traer la cuerda”, explica. En una de las cámaras se encuentran curando 80 vueltas de chorizo, y no es un chorizo común. “Es de una cuadrilla de Milmarcos (Guadalajara), y nos lo encargaron para hacerlo con vermú y ajo negro. El año pasado fue la prueba, nos pidieron 15 vueltas y les ha gustado”. Al año, con productos de la matanza, mueven 53.000 kilos.

Coñac, nueces, vino; se ciñen a las peticiones. “Cuando cumplimos 90 años contratamos una agencia y al contarles que hacíamos estos encargos se sorprendieron; para nosotros era algo de lo más normal”, remarca. Diez años antes, en medio de la crisis de 2008 y ya con la cuarta generación al frente, vieron que el escenario estaba cambiando. “Antes en los pueblos había mucha más gente; la temporada alta del verano duraba dos meses, porque la gente los pasaba en el pueblo. Hace unos años era el mes de agosto; ahora, cuando triplicamos o cuadruplicamos las ventas, es en dos o tres semanas de agosto”, asume Enrique.

En González Romero decidieron buscar una solución. “Nos hemos hecho un hueco donde los grandes no llegan; somos capaces de personalizar encargos. Por ejemplo cinco filetes de ternera de 200 gramos cada uno, cuando las grandes marcas te dan un lomo entero y tú te apañas”, argumenta Romero. “Tenemos muchos clientes; con poca cantidad cada uno, pero muchos. Y las furgonetas salen llenas”. Lo hacen con destino a puntos de tres provincias: desde Alcolea del Pinar, Molina de Aragón, Cifuentes o Sigüenza, pasando por Calatayud, Alhama o Jaraba hasta Daroca, La Almunia y Zaragoza. “Atendemos a negocios pero también llevamos hasta la misma cocina de clientes particulares”, remata.

Una asociación con sede local y visión de todo el Alto Jalón

La Asociación Sociocultural Alto Jalón, hoy integrada en la ONG Colectivos de Acción Solidaria, se fundó en Ariza en 1991 y desde 1995 participa activamente en dinamizar el día a día de las poblaciones del entorno, como Cetina, Torrehermosa, Alconchel de Ariza, Bordalba, Monreal de Ariza o Cabolafuente. “Cuando se funda se tiene ya esa perspectiva de trabajar en red con todos los pueblos que rodean a Ariza, que actúa como centro neurálgico y de servicios”, explica su presidenta, Isabel Renieblas, acompañada de Sergio Enguita y Mercedes Martínez.

Entre los proyectos que están ya en marcha destacan la ludoteca, con niños de 3 a 12 años, y talleres con personas mayores. También trabajan con parte de la población inmigrante de la localidad, que tiene un importante peso en el municipio. “Trabajamos con acciones socioeducativas adaptadas a la realidad que vivimos y con una visión integral a todos los colectivos de edad”, apuntan.

Recientemente han puesto en marcha los huertos sociales y ecológicos y planean la edición de un libro. “Queremos recoger toda la historia, tradiciones, poesías y experiencias que hemos recogido en los talleres con personas mayores”, subraya Renieblas. Otro de los proyectos que está a punto de materializarse, a falta de unos flecos burocráticos, es el proyecto ‘Silo, semillero social’. “Queremos que sea un espacio único, de referencia, para trabajo compartido y que nos servirá para centralizar todas nuestras actividades. Tenemos una ayuda del ADRI Calatayud-Aranda pero necesitamos que se agilicen los últimos trámites”, puntualiza la responsable. A la actividad normal, durante el confinamiento sumaron varias acciones más. “Conseguimos que Embou cediera tablets y tarjetas de conexión a Internet para que 11 familias tuvieran acceso a la enseñanza online”, concluye.

Ideas de colores para abastecer desde Ariza artesanías de toda España

En 2018, Marta Alonso e Inés Larena pusieron su sueño en marcha: crear una tienda online de materiales para manualidades. “Llevábamos mucho tiempo dándole vueltas. Vimos que una tienda física era inviable y nos lanzamos a hacerla a través de Internet”, explican ambas. Así nació ideasdecolores.es, un portal en el que recogen productos para manualidades, mercería, papelería y librería, y que cuenta con almacén en la vecina Torrehermosa. “Con el boca a boca y las redes sociales hemos ido creciendo. Desde clientes de Ariza, de pueblos de alrededor hasta llegar al Puerto de Santa María, Valencia, Madrid o Pamplona”. Inés hace hincapié en que “como trabajamos desde aquí y nos conocen, a la gente mayor le viene muy bien”. Marta recuerda como “la agrupación de bolilleras estaba parada porque no encontraban los hilos que necesitaban. Nosotras les conseguimos el color, el tipo y la marca”.

Cómo llegar a Ariza y curiosidades

Comarca. Comunidad de Calatayud.

Cómo llegar. Desde Zaragoza, su capital de provincia, hay 125 kilómetros a recorrer en casi una hora y veinte minutos por la A2. Cuenta con salida propia, la 193.

Sendero del Sacristán. Este itinerario, impulsado por Alto Jalón, Ayuntamiento de Ariza y DPZ, de 8,4 kilómetros, se hace en unas dos horas y media y apenas tiene 200 metros de desnivel: se pueden admirar las obras de Félix Gallardo, discípulo del Art Brut.

Castillo-mirador. Llegó a ser la fortaleza más importante de Aragón a comienzos del siglo XV; solo se mantienen algunos tramos de mampostería. Conocido como de Ariza o de Palafox, frece unas impresionantes vistas del valle del Jalón y la extremadura aragonesa.

Festival 100% rural. El Ariza Rock Festival, que echó a andar allá por 2008, es un auténtico refugio de la música punk rock. Su organización da oportunidades a principiantes.

Etiquetas
Comentarios