Despliega el menú
Viajes

viajes

Los paradores de Aragón reabren con buenas perspectivas de ocupación

Los establecimientos hoteleros de Sos del Rey Católico, Teruel, Alcañiz y Bielsa ofrecen desde este jueves sus 408 plazas en total.

Parador de Sos del Rey Católico.
Parador de Sos del Rey Católico.
Paradores

Paradores de Turismo de España, con 98 establecimientos hoteleros, retoman desde este jueves, 25 de junio, la actividad suspendida por culpa de la pandemia, entre ellos los cuatro que hay en Aragón: los de Sos del Rey Católico, TeruelBielsa y Alcañiz, que ofrecen 408 plazas en total. Lo hacen con "rigurosas" medidas de higiene y distanciamiento para garantizar tanto la seguridad de clientes como de empleados y, a tenor de la demanda que están recibiendo estos días, con buenas perspectivas de ocupación de cara a estos meses de verano.

"Creemos que los destinos donde se ubican los paradores, como el de Sos del Rey Católico, son lugares menos masificados y más tranquilos que pueden tener éxito este verano. Lo creíamos y lo estamos constatando ahora con la evolución de las reservas: tenemos unas previsiones para la temporada alta de verano buenas, mejorando incluso las del año pasado. Tenemos buenas sensaciones y a día de hoy estamos en una posición positiva", señala Héctor Carril, director del parador ubicado en las Cinco Villas, que indica que el cliente de esta época estival es nacional. "Aproximadamente de entre 45 y 65 años con un poder adquisitivo medio. Por eso vamos a notar menos las restricciones", añade.

Limitaciones de aforo

Con 130 plazas, el Parador de Sos del Rey Católico, de cuatro estrellas, abre esta semana ofreciendo todos los servicios habituales, pero con restricciones de aforo en el restaurante y la cafetería por la crisis sanitaria. "El bar va a estar abierto con limitaciones; no se puede atender en barra y el cliente tiene que esperar a ser atendido para poder ser acomodado en una mesa que esté recién limpia y desinfectada. Ahora mismo, todos nuestros protocolos y esfuerzos están volcados en estar preparados para dar un servicio de calidad, de garantía y seguridad tanto para clientes como, por supuesto, para nuestros trabajadores", explica su director. Para ello cuenta con una plantilla de 30 personas, a la que se sumarán otras 9 en julio ("el habitual personal de refuerzo de temporada alta", aclara).

Paradores reabre sus establecimientos con un "importante" refuerzo de sus protocolos de higiene y seguridad con el objetivo de convertirse "en el destino turístico más seguro para velar por la seguridad" de sus trabajadores y clientes. Tal y como informa la cadena pública, en las recepciones hay mamparas de distanciamiento, los procesos de 'check in' y 'check out' son más ágiles, hay desinfección de llaves y 'corners' higiénicos con gel hidroalcohólico y mascarillas. Asimismo, en habitaciones se refuerza la limpieza y en los espacios gastronómicos se redoblan los controles en cocina y restaurantes, "reduciendo los aforos para ampliar la distancia entre mesas", entre otras medidas.

Vista del Parador de Alcañiz.
Vista del Parador de Alcañiz.
Paradores

Tampoco en el Parador de Alcañiz, de cuatro estrellas y ubicado en la provincia de Teruel, se ha restringido ningún servicio. "La única excepción es la barra del bar, que va a seguir sin usarse. Y en el restaurante hemos procurado que entre mesa y mesa haya dos metros de distancia y al menos un metro y medio entre los respaldos de silla de tal manera que abrimos mucho más los espacios de seguridad", afirma su director, Alberto Hernández.

Buena sensación

Con 74 plazas y una plantilla de 29 personas, el Parador de Alcañiz ya tiene el cartel de completo para los dos próximos fines de semana. "Entre semana estamos en estos momentos al 50%, pero eso varía conforme van pasando los días. La sensación que estamos recibiendo es muy buena. En julio esperamos superar la ocupación del año pasado y en agosto, estar en la línea con 2019", avanza el directivo, quien resalta que están volviendo a la normalidad previa al estado de alarma. "Todos estamos deseando entrar en esa normalidad que necesita el país; al fin y al cabo es una manera de levantarnos de este momento no solo económico sino también anímico", dice.

Mientras, el Parador de Teruel -de cuatro estrellas, con 124 camas y una plantilla de 32 personas a partir del 1 de julio- está al 90% de ocupación para este primer sábado, según informan fuentes de Paradores. Y el Parador de Bielsa, de tres estrellas y 80 plazas, cuenta con una previsión actualizada de reservas superior a 2019. "El total de la plantilla fija es de 17 personas y el 1 de julio se incorporan 13 trabajadores eventuales", resaltan.

Por otro lado, la cadena hotelera ha lanzado distintas ofertas de reapertura, que incluye también una exclusiva para trabajadores de centros sanitarios por el "trabajo, esfuerzo y dedicación diaria que desempeña todo este sector para controlar la pandemia". En este sentido, Alberto Hernández afirma que el objetivo comercial de Paradores es relanzar la actividad. "Para ello se han activado algunas palancas comerciales, entre ellas la de los sanitarios que ha tenido una acogida excelente. Además, se viene funcionando con la política de precios (que mantenemos y que nos ha dado muy buenos resultados), con la de grupos y la de ofertas puntuales que nos permiten tener una ocupación de base para salir y, a partir de ahí, ir construyendo", subraya el director del Parador de Alcañiz.

Apúntate a la newsletter de economía y tendrás cada semana las últimas noticias del sector, claves y recomendaciones de expertos.

Apúntate a la newsletter de turismo y recibe en tu correo una selección de propuestas para viajar y descubrir la comunidad aragonesa.

Etiquetas
Comentarios