Despliega el menú
Aragón

Todos los compradores dicen tener un acuerdo con Agapito

El grupo aragonés que representa Casasnovas mantiene que puede firmar hoy la compra.Mientras, el fondo alemán que abandera Laínez desvela a su inversor: Kadir Sheikh, germano de origen pakistaní

Un aficionado pide a Agapito Iglesias la venta del club, en fotografía de archivo.
Un aficionado pide a Agapito Iglesias la venta del club, en fotografía de archivo

El bloque de empresarios aragoneses por el que intermedia Mariano Casasnovas para la venta del paquete accionarial de Agapito Iglesias en el Real Zaragoza sigue a la espera de que el empresario soriano acepte de forma definitiva el acuerdo alcanzado la semana pasada y los avales presentados. "Creemos que se firmará de modo inmediato", aseguraron anoche, un día más, fuentes de ese grupo. El aviso no es novedoso, pues ese discurso se muestra congelado desde el pasado viernes.

Mientras Agapito mueve pieza, el grupo aragonés sigue dando pasos en su proyecto deportivo. La intención de estos empresarios es servir de puente a la llegada de un fondo de capital holandés por el que ha intermediado Joan Laporta, abogado además en este proceso de la familia Cruyff, elegida por el grupo para contratar los servicios de asesoría del padre, Johan, y Jordi, el hijo, como director deportivo. La reunión prevista para hoy en Barcelona para tratar de rematar las conversaciones avanzadas durante la semana pasada se ha aplazado. El motivo, además de porque el retraso de la firma de la compraventa dificulta cualquier acuerdo firme, se circunscribe a un cambio en los planteamientos económicos de Johan Cruyff en las últimas horas. Pese a todo, el grupo aragonés asegura manejar alternativas en su proyecto si esa opción, desde un principio preferencial y confirmada por HERALDO la semana pasada, se viniera abajo.

Casi idéntico discurso manejan otras alternativas a entrar en el accionariado del Real Zaragoza: Agapito Iglesias les vende a ellos. En el frente con capital alemán, liderado en Zaragoza por Javier Laínez, surgieron novedades importantes y se desveló el nombre del inversor: Kadir Sheikh, un empresario de nacionalidad alemana de origen pakistaní, afincado en Francfort y con vivienda en Barcelona. Kadir aseguró ayer contar con el apoyo financiero suficiente para comprar el club y cubrir las urgencias de pagos del Zaragoza. También confirmó que es el único inversor, que nadie más le acompaña en la aventura más allá del futurible presidente Laínez.

Kadir Sheikh dice que el proyecto de negocio está definido y las negociaciones a punto de culminarse con Agapito Iglesias. En su plan deportivo, según Sheikh, figuran los nombres de Nayim, como director técnico, con quien ha negociado en las últimas horas. Y también, Gustavo Poyet, de quien afirmó estar a la espera del cierre de la operación. No obstante, HERALDO contactó ayer con fuentes muy vinculadas al uruguayo que aseguraron con total rotundidad que "solo se produjo un contacto vía mensaje telefónico con Sheikh el pasado fin de semana". Estas fuentes aseguran que Poyet no ha hablado nunca con el empresario alemán y que ahora es "imposible"que vuelva al Zaragoza. "Los momentos y pasos que se han dado no son los correctos", revelaron. Poyet siempre ha formulado su deseo de entrenar al Zaragoza, pero está a punto de consumar su continuidad en el Sunderland de manera oficial, donde ha salvado al equipo en una temporada histórica y donde se le ha presentado un ambicioso proyecto deportivo en la liga más potente del mundo en estos momentos. Allí aún tiene firmada una temporada más de contrato.

En la vía mexicana, las conversaciones decisivas de los inversores aztecas con los apoderados de Agapito ?abogados y Javier Bazaco? estaban previstas durante toda la madrugada española, como cada día (en México son 7 horas menos). De lo que ahí haya surgido, los empresarios de dicho fondo de inversión tenían previsto volar a España para acometer la recta final de sus particulares negociaciones por adquirir el Real Zaragoza.

Mientras todo esto ocurría en estos tres frentes negociadores, ayer germinó una circunstancia que podría cambiar algunas circunstancias del proceso en las próximas horas. Santiago Pérez, empresario zaragozano del sector del reciclaje de palets que fue candidato a entrar en el grupo aragonés que representa Mariano Casasnovas días atrás, está preparando una comparecencia pública en la que pretende explicar, según su punto de vista, el trasfondo de la avanzada operación que viene gestando Agapito Iglesias con el grupo de empresarios aragoneses que abandera Casasnovas. Una rueda de prensa con invitados relevantes de la vida social de la región que puede ser convocada para mañana jueves.

Etiquetas