Despliega el menú
Aragón

Termina un verano un 15% más húmedo que el del año pasado

Comienza el otoño tras un período estival en el que se ha registrado un total de 127 litros por metro cuadrado.

Resumen de las precipitaciones registradas este verano
Termina un verano un 15% más húmedo que el del año pasado
Aemet

El sábado 21 de junio a la 12.51 horas comenzaba ‘oficialmente’ el verano. Tras una primavera con escasas precipitaciones –llovió un tercio de lo que lo hizo en la de 2013 (261 litros)- y con casi dos grados más de temperatura media (10,4 grados frente a los 8,8 considerados como normales), llegaba el tan esperado verano para los ciudadanos de la provincia.

El período estival comenzó con temperaturas más altas de las habituales alcanzando máximas de en torno a 27 grados. Hasta entonces, las precipitaciones habían sido testimoniales pero la situación cambió la semana del 23 de julio. El mercurio descendió en la provincia obligando a muchos a recuperar la ropa de abrigo que ya se encontraba en el fondo de sus armarios.

Además, estas fechas coincidían con uno de los eventos más importantes para los capitalinos, las fiestas de San Juan, y tras esta semana de ‘primavera’ las predicciones indicaban que uno de los eslóganes de la festividad, el sol, podría estar ausente gran parte de ella. Las previsiones meteorológicas de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) eran especialmente pesimistas para el día de El Jueves La Saca y se cumplieron aunque respetaron las distintas etapas del festejo y no hubo retrasos. Más de tres litros por metro cuadrado cayeron entre las 11.00 y las 17.00 horas.

Terminadas las fiestas de la capital llegó uno de los episodios más excepcionales y espectaculares de la historia meteorológica soriana: la granizada de Almazán del 2 de julio. Una tormenta que marcó historia, en palabras del jefe del grupo de Predicción y Vigilancia de la Delegación Territorial de la Agencia Estatal, Juan Pablo Álvarez, quien explicó que se registraron 242 descargas eléctricas en esta localidad. Los cálculos que realizaron los técnicos de Aemet indicaron que la cantidad caída en una hora se encontraba próxima a los 100 litros por metro cuadrado con una intensidad máxima de 200 litros por metro cuadrado entre las 15.40 y las 15.50 horas, lo que supone que en diez minutos podrían haberse recogido 33,3 litros por metro cuadrado.

Desde entonces, el mes de julio se desarrolló con aparente tranquilidad, aunque el verano se hizo esperar. Y es que hasta la segunda quincena no llegaron las máximas habituales para esta época del año que históricamente se sitúan en 28,1 grados. Las precipitaciones, por su parte, registraron un reseñable crecimiento. Cuando la media oscila entre los 60 y 65 milímetros, la anotada en julio no bajó de los 100  milímetros, rompiendo con las tendencias habituales de los últimos años.

La misma tendencia se mantuvo en las precipitaciones del mes de agosto, superando en todas las mediciones los datos habituales y en la última semana los 125 milímetros.

En cuanto a las temperaturas, los termómetros marcaron los registros habituales para esta época exceptuando unos días a mediados de mes cuando la llegada de una masa de aire del norte cerró piscinas, obligó a sacar los jerseys y bajó las mínimas hasta los diez grados haciendo que el 13 de agosto pareciese un día más típico del mes de octubre.

Ya en septiembre, Soria vivió el día más caluroso del verano con temperaturas máximas que llegaron a superar los 34 grados, situación poco habitual en este mes. No obstante, pese a que el mercurio superó los 30 grados en la mayor parte de la provincia conviene remarcar que las temperaturas más bajas de la jornada estuvieron por debajo de los 10 grados, por lo que el contraste entre el día y la noche fue muy acusado.

Durante las últimas semanas de septiembre las temperaturas han seguido asemejándose a las del mes de agosto y las precipitaciones han respetado de momento a la provincia. Este martes comienza una nueva estación y se acaba uno de los veranos más húmedos de los últimos años con un total de 127 litros por metro cuadrado, un 15% más que el pasado período estival.

El otoño será más cálido de lo normal y lloverá lo normal

El trimestre octubre-diciembre de 2014 será algo más cálido de lo normal en la mitad este, sobre todo en el cuadrante noreste y Baleares, después de que, a nivel nacional, se haya registrado el tercer verano más fresco de los últimos quince años.

Además, según ha explicado la Aemet, el otoño, que ha comenzado a las 4.29 horas de este martes, parece que tendrá precipitaciones en torno a las normales respecto al periodo de referencia 1981-2010 "en todas las zonas del país".

Etiquetas