Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

En colaboración con Itainnova

Facts4workers

El trabajador es el centro de las factorías del futuro

Incrementar las capacidades de resolución de problemas y de innovación de los trabajadores del sector de la industria en Europa es el objetivo del proyecto europeo Facts4workers, financiado por el programa Horizonte 2020, en su línea Factorías del Futuro. Las soluciones tecnológicas propuestas permitirán una mayor interacción del trabajador con los procesos de la empresa.

Tercer Milenio 22/03/2017 a las 06:00
Etiquetas
Las TIC, herramientas de integración de trabajadores y fábricas inteligentes en la Industria 4.0

La industria europea se enfrenta a numerosos desafíos. Pierde terreno frente a otros mercados emergentes y el envejecimiento de la población y la falta de conocimiento de los trabajadores jóvenes es un reto en muchos países. Mientras tanto, avanzan la robotización y el internet de las cosas. ¿Cuál es el futuro de los trabajadores de nuestras fábricas? ¿Cómo encajarán en las llamadas factorías del futuro?

Los socios del proyecto europeo Facts4workers, entre los que se encuentra Itainnova y la empresa aragonesa Thermolympic, están desarrollando soluciones TIC avanzadas no solo para ayudar a los trabajadores a incrementar su productividad, sino también para darles un mayor poder de decisión sobre las tareas que realizan.

Para Facts4workers, "el trabajador es el centro de las factorías del futuro –declara Francisco Lacueva, ingeniero del equipo TIC (Big Data/Multimedia) de Itainnova–. Es el elemento inteligente, el único que puede aportar la suficiente flexibilidad como para solucionar eventos inesperados o, por ejemplo, personalizar un coche".

El proyecto, financiado por el programa H2020, empezó por "identificar problemas a resolver para facilitar la vida de los trabajadores, con el fin de crear los módulos software que nos permiten construir los prototipos que solucionen esos problemas". El enfoque es novedoso porque "en lugar de imponer una solución seleccionada por una persona de la dirección, el proyecto propone un enfoque de abajo arriba: un trabajador experimentado sabe qué sirve y qué no, qué hay que mejorar en los procesos de producción definidos". Y también será el trabajador, usuario de las soluciones, quien, en gran medida, determine el éxito o fracaso del proyecto. "La mejor aplicación Big Data para recomendar soluciones para reparar una máquina fracasará si para utilizarla el trabajador debe desplazarse a un lugar concreto de la planta en vez de poder consultar la información en su puesto de trabajo con una tablet o mediante una solución de realidad aumentada", concreta Lacueva.

Prototipos

Los prototipos fruto del proyecto están comenzando a desplegarse. El más avanzado es el gestor digital de cambios de turno en Schaeffler, empresa alemana de automoción.

En un par de meses, podría estar ya instalado en la empresa de inyección de plásticos Thermolympic el prototipo Trainning, desarrollado junto a Itainnova. ¿El objetivo? Formar a los trabajadores de un modo más rápido y especializado y que sean compañeros con más experiencia y conocimiento en una pieza, proceso o máquina quienes les certifiquen.

"Inicialmente se van a utilizar móviles y tablets, desde donde los trabajadores podrán consumir pequeñas ‘píldoras de conocimiento’ al comenzar su trabajo o en momentos en los que su ocupación se reduzca (por ejemplo, cuando se cambia un molde)".

La idea es "desplegar algo para probarlo, mejorar la definición e ir incorporando avances lo más rápidamente posible". Desde Itainnova se ha estudiado el nivel de madurez de las tecnologías de interacción hombre-computadora y resto de dispositivos. Cada uno de los artefactos será validado, analizando su impacto antes y después de implantarlo.

Software libre

Lacueva considera que a la industria le interesará incorporar estas soluciones, "pues son extrapolables a diversos sectores". Sin embargo, "no es tan fácil como descargar un software e instalarlo –advierte–. Es algo más complejo que, probablemente, requerirá modificar los procesos y cultura de la empresa". En las definiciones de Facts4workers "se ha involucrado a los trabajadores, evitando, en lo posible, imponer nada. Si no, es difícil que triunfe la implantación de una solución de Industria 4.0".

El software desarrollado en el proyecto estará disponible como Open Source con una licencia que permita ser reutilizado de manera libre.

Aportar un valor que ninguna máquina podrá reemplazar

En teoría, en el futuro próximo, "las tareas repetitivas van a ser (han sido y están siendo) automatizadas y robotizadas, en otras palabras, aquellos trabajos en los que un humano no aporte nada diferenciador (inteligencia) tenderán a desaparecer", reflexiona desde Itainnova Francisco Lacueva. El proyecto Facts4workers pretende, precisamente, "el empoderamiento del trabajador: dotarle de capacidades para sobrevivir a este proceso, que pueda aportar un valor que ninguna máquina podrá reemplazar. Al fin y al cabo, las máquinas de café llevan muchos años ahí y, sin embargo, la mayor parte de las veces seguimos prefiriendo el que nos ofrece un buen camarero".

Visto desde el punto de vista del operario, "se pretende que realice tareas más interesantes, dotándole, evidentemente, de conocimiento y herramientas para asumir más responsabilidades". Además, muchas de las soluciones propuestas facilitan que el conocimiento que hay en la planta sea compartido por más trabajadores. Así, "documentando las soluciones y generando formación para otros trabajadores, se reduce la presión y el estrés de quienes solucionan problemas que ‘solo’ ellos suelen saber resolver".

Lacueva está convencido de que, "adecuadamente empleadas, las TIC incrementan la satisfacción del empleado". Por ejemplo, en Thermolympic se ha pasado de escribir en una pizarra los problemas ocurridos durante los turnos de trabajo (algo que los propios trabajadores percibían como poco útil) a realizar todas estas anotaciones digitalmente. Así, pueden ser notificadas de manera automática al jefe de equipo o al responsable de calidad y estar disponibles para su análisis y estudio casi en tiempo real. Ahora, "el trabajador percibe que los datos que se le demandan sirven para algo más que generar estadísticas, ya que, en determinadas situaciones, pueden ayudarle a realizar su trabajo", señala Lacueva.

El consorcio del proyecto Facts4workers considera a esta empresa ubicada en Utebo uno de los socios industriales más interesantes y participativos. "Itainnova entendió que a pesar de ser una pyme podíamos desempeñar un buen trabajo", señala Rebeca Millán, responsable de Administración y Finanzas de Thermolympic . En su caso, "nos gustaría que el proyecto se tradujera en que nuestros trabajadores fueran conscientes de su papel dentro de la organización", ya que saben que "ellos, con su motivación, pueden aportar un valor añadido muy importante a la empresa".

Sobre el terreno, ante estas tecnologías "la reacción normal de las personas es de reticencia al cambio". Sin embargo desde un principio "se ha transmitido a los trabajadores que la implantación de la tecnología en su puesto de trabajo va a repercutir en una mayor seguridad a la hora de realizarlo; el éxito de la implantación requiere la confianza de los trabajadores".





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo