Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Cuerpo Humano

¿Por qué se contagian los bostezos?

No son una enfermedad, pues se propagan solo con ver a otro abrir la boca. 

María Pilar Perla Mateo Actualizada 16/05/2018 a las 16:14
Etiquetas
4 Comentarios
Los humanos no son los únicos animales que bostezan

No siempre es por hambre, sueño o aburrimiento; los científicos no se ponen de acuerdo sobre por qué bostezamos. Pero su naturaleza contagiosa es indudable; y no solo entre humanos, sino también en algunos primates e incluso en perros. Nada más ver o escuchar cómo bosteza alguien, a un 60% de los humanos nos entran tantas ganas de hacer lo mismo que no podemos evitarlo. ¡A veces basta leer sobre ello! Usted dirá si es así; yo no dejo de bostezar mientras escribo...


La respuesta más lógica para el contagio involuntario de un bostezo sería que su función fuera lo bastante relevante, en términos evolutivos, para que otros lo copien. Pero los experimentos no confirman la hipótesis de que proporciona un aporte extra de oxígeno que nos devuelve al estado de alerta. Lydia Giménez-Llort, neurocientífica de la Universidad Autónoma de Barcelona, asegura en la revista ‘Mètode’ que la explicación más conciliadora habla de la función social y comunicativa de los bostezos. Su contagio se interpreta científicamente como una expresión primitiva de pensamiento social, lo que hoy llamamos empatía. Como la capacidad de ponerse en el lugar de los demás no se desarrolla hasta los 4 años, los menores de esa edad nunca bostezan por imitación.

Además, en estudios con bonobos, científicos italianos han demostrado que el bostezo es más contagioso entre parientes y amigos que entre extraños. También entre humanos, los bostezos son más contagiosos cuanto mayor vínculo hay entre dos individuos.

Pero hay complejos mecanismos neurales detrás de este ‘contagio’. Está vinculado con la velocidad de autorreconocimiento de nuestra propia cara y activa regiones del cerebro relacionadas con procesos cognitivos de tipo social. 

Por cierto, con las altas temperaturas del verano bostezamos menos. La explicación más sencilla es que si hace más calor fuera que dentro del cuerpo, aspirar una gran bocanada de aire no nos hará ningún bien. Y es que la hipótesis que defiende el experto en comportamiento animal Jorg Massen, de la Universidad de Viena, considera los bostezos un mecanismo para regular la temperatura del cerebro que aumenta la eficacia mental.



  • rural06/08/14 19:46
    No será que los que están en el mismo entorno estan igual de aburridos ?
  • Kim06/08/14 16:12
    Yo 3.
  • Peter F06/08/14 12:28
    He bostezado 5 veces leyendo esto
  • alcorze06/08/14 11:54
    Aunque, para qué negarlo se me ha abierto la boca leyendo el artículo, ha sido de lo más interesante.


Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo