Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Tratamientos

Prematuros, más allá de la incubadora

La mortalidad de estos bebés ha bajado notablemente, pero ahora el reto está en disminuir los riesgos de las secuelas típicas que conlleva nacer antes de la semana 37 de gestación. La clave está en el seguimiento médico.

 

Linda Ontiveros 04/05/2014 a las 06:00
Etiquetas
8 Comentarios
Un bebé prematuro, durante su desarrollo en la incubadora

Axier nació con 27 semanas de gestación, porque su madre, Pilar Rodríguez, sufrió una preeclampsia grave y se le practicó una cesárea de urgencia. Nació con 944 gramos. Estuvo tres meses en la UCI del Hospital Universitario La Paz de Madrid y recibió el alta tres días antes de la fecha en que su madre salía de cuentas: el 7 de mayo, la fecha oficial de su nacimiento.

"Se les valora a partir de la edad corregida, la que corresponde con la fecha prevista de parto de su madre", dice la doctora Celia Díaz, médico adjunto del Servicio de Neonatología y responsable de la consulta de seguimiento de dicho servicio. "La edad corregida es un concepto muy importante para evaluar el neurodesarrollo, el peso y el perímetro craneoencefálico hasta los dos años, porque sería injusto comenzar a contar antes", explica la especialista. Los primeros días tras el alta, una enfermera iba a casa de Axier, al tiempo que acudía a las citas de seguimiento con cardiólogos, neurólogos, otorrino, oftalmólogo...

En España, el 10% de los niños nacidos son prematuros. Se considera como tal a todo aquel bebé nacido antes de la semana 37. Dentro de este grupo, los problemas derivados son mayores en los que han tenido una edad gestacional de 24-25 semanas: en casi 80% de los casos hay posibilidades de que el niño presente algún tipo de secuela, frente al 20% de los que han nacido entre las 28 y 30 semanas.
Los niños prematuros pueden desarrollar problemas visuales, como estrabismo o ambliopía, debido a la inmadurez de la retina; respiratorios, como asma cuando han tenido una asistencia mecánica de oxígeno que aumenta la labilidad bronquial; de desarrollo psicomotor, pues podrían haber tenido alguna lesión cerebral o, a pesar de tener un nivel cognitivo mental normal, presentar un trastorno psicomotor por tener más riesgo de parálisis cerebral. Cuanto más grave la parálisis cerebral, más posibilidades de retraso mental (entre 5 y 7% de los que pesaron menos de un kilo y medio lo sufren).


Revisiones obligatorias

"Axier empezó a caminar y a evolucionar normalmente y ha pasado todas las revisiones muy bien, la última ha sido hace un mes, la de los 5 años", dice su madre. "Eres consciente de las secuelas que podría tener porque en el hospital te informan de todo. Tardó un poco en hablar, pero comenzó a andar a los 13 meses como un bebé nacido a término".

Con una mayor tasa de supervivencia de prematuros, ahora el gran reto es disminuir el riesgo de secuelas. "Hace 20 años, cuando empezó a usarse una sustancia llamada surfactante, se pudo hacer madurar los pulmones de los prematuros y se invirtió la mortalidad, que era superior al 60%. Los cambios que se han producido en la atención del prematuro nos han permitido lograr una supervivencia actual de casi 90% incluso en los más pequeñitos, los de 24 o 28 semanas de gestación", explica el doctor Félix Omeñaca Teres, jefe del Servicio de Neonatología del Hospital Universitario La Paz, donde atiende niños nacidos con menos de 32 semanas y 1,500 gramos: entre 120 y 150 cada año.

"Hay que evitar complicaciones de salud en un niño que ha costado tanto lograr que sobreviva y que ha implicado un gran esfuerzo de los padres, del hospital y del sistema sanitario. No puede ser que todo ese esfuerzo haya sido en vano por culpa del desconocimiento y la falta de seguimiento", apunta Omeñaca.


Cada vez más pequeños

Las secuelas que registran estos niños durante su crecimiento no disminuyen al mismo ritmo que la mortalidad, al contrario. Algo que se debe a que son cada vez más pequeños. Así, el seguimiento comienza a los 15 días de recibir el alta; durante el primer año, cada tres meses se evalúa el neurodesarrollo (si levanta la cabeza, se sienta, gatea, recta, levanta o da pasos), la motilidad y lo cognitivo (si gorgojea, presta atención o responde a su nombre). En caso necesario, se le envía al especialista.
El seguimiento es regular hasta los 6 años. "Cuando están escolarizados miramos si tienen alguna alteración de la conducta, como trastornos del espectro autista e hiperactividad, que son mucho más frecuentes en niños prematuros", explica la doctora Díaz. "Los niños con parálisis cerebral se benefician de tratamientos muy novedosos como la toxina botulínica para bajar la espasticidad de sus músculos, junto a la fisioterapia y la estimulación. Lo que les permite tener una marcha autónoma", añade.

El miedo de los padres de un niño prematuro es, sobre todo, si será 'normal', si será inteligente, si necesitará ayuda permanente, si caminará... "Ahora Axier es súper sociable, alto y fuerte", asegura Pilar Rodríguez. "La experiencia con él me ha enseñado mucho y he sido madre de nuevo de una niña", concluye.

Volver al suplemento de salud.


  • Gracias al clínico05/05/14 00:00
    Hola. Yo me puse con Amenaza de parto prematuro a las 26 semanas de gestación. Gracias a la medicación y al trato recibido en el clínico, consiguieron pararlo. De nuevo otro capítulo en semana 31. Finalmente mi pequeño navío en la 36 y es un bebe de mes y medio sano y feliz.  El personal del hospital nos trato de forma estupenda y siempre estaré agradecida por todo lo que hicieron por nosotros.  Mucho ánimo para todos aquellos padres que se ven en esa situación y por supuesto para aquellos que el bebe nace finalmente prematuro. 
  • Alberto05/05/14 00:00
    Totalmente de acuerdo. Tengo dos hijas prematuras y ambas salieron adelante gracias a la profesionalidad del personal de neonatos del Hospital Miguel Servet. Creo que hubiese sido mejor hablar de los profesionales de este hospital.
  • De primera fila05/05/14 00:00
    Mi enhorabuena por ayudar a los bebés al Hospital Infantil del MIGUEL SERVET de Zaragoza (del Hospital de La Paz de Madrid, pues qué quieren que les diga, que no lo conozco, soy aragonés, y no castellano). Pero sí conozco el de aquí, y los profesionales que tenemos son de primera fila.
  • eva04/05/14 00:00
    Miguel Servet, ejemplo en cuidado de grandes prematuros y de prematuros. Un abrazo a la sanidad publica tan tocada en estos dias. Invertir en sanidad es invertir en vida. Un abrazo a mi gran prematuro Lorenzo. Admiracion por los medicos, enfermeras y auxiliares de la uci neonatal del Servet.
  • Ya os vale04/05/14 00:00
    Tenemos uno de los mejores servicios de neonatos del pais, y os vais a Madrid para ejemplificar el articulo,   Asi nos va.  
  • javier04/05/14 00:00
    Agradecer a la unidad de NEONATOS del MIGUEL SERVET la dedicación y los milagros que hacen con ellos. Estamos en buenas manos.
  • Amaral04/05/14 00:00
    Con la de ejemplos de prematuros que han salido con exito (y con la mitad de peso que el del articulo) y de buenos médicos que hay aquí no hace falta irse a Madrid para hacer un buen reportaje. Las cosas de aquí calan más
  • Agradecimiento04/05/14 00:00
    Quiero aprovechar este artículo para agradecer mi más profundo agradecimiento al personal de la unidad de neonatos del Hospital Clínico de Zaragoza que durante los meses de junio, julio, y agosto del 2010 consiguieron sacar adelante a nuestros dos mellizos. Fascinante la tarea de todos aquell@s profesionales, desde la jefa de unidad hasta el personal de limpieza, pasando por médicos, enfermer@s, ats, etc. MUCHAS GRACIAS POR TODO


Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo