Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Trece al sol de... Raúl Herrero

"Lo mejor del verano era la ausencia de autoridad escolar"

Raúl Herrero (Zaragoza, 1973) es escritor, pintor y editor de Libros del Innombrable. Ha estrenado sus obras dramáticas en Buenos Aires. Acaba de trasladarse a vivir a Valladolid.

Antón Castro. Zaragoza Actualizada 09/08/2012 a las 13:58
1 Comentarios
Raúl HerreroESTHER MARTÍN

-1. ¿Qué hace un editor y escritor en verano?
En mi caso, este año me he ido a vivir a Valladolid con mi compañera y esperamos nuestro primer hijo, que se llamará Hermes, de inminente llegada, y además me dedico preparar los títulos de nuestra editorial, Libros del Innombrable, así como los textos propios para otras editoriales y menesteres.


-2. ¿Dónde veranea?
No soy de hábitos fijos, salvo en trabajar todos los veranos. En ocasiones he viajado al extranjero (Rumanía, Inglaterra, Brasil, Austria, etc.), otras veces me he quedado en casa para ponerme al día con mis escritos y, en los últimos años, he viajado con mis padres a Granada, Lanjarón, las Alpujarras… El año pasado ofrecí algunas conferencias en la Universidad de Brasilia de la mano de mi amiga, la poeta y traductora zaragozana Alicia Silvestre. Este año lo paso en vela aguardando el nacimiento de mi niño, junto a su madre...

-3. ¿Es de playa, de montaña, de ciudad o de pueblo?
La montaña me gusta de tarde en tarde. La playa casi nunca, el pueblo de ciento a viento… Es decir que prefiero la ciudad. Pero sobre todo prefiero los libros.

-4. O sea que es urbanita total...
Sí. Porque para mí existen tres entornos sin los que no puedo vivir: salas de cine, teatro o espectáculos, librerías y museos: la ciudad tiene las tres cosas. La naturaleza me gusta pero también me provoca cierta alergia.

-5. ¿Cuál ha sido el viaje de verano de su vida?
El último verano en Brasilia fue una experiencia muy grata e interesante, además fue mi primer viaje al continente americano. Pero, tal vez, mis mejores recuerdos de verano tienen por localización no un lugar geográfico sino biológico. Mis veranos de infancia en mi casa viendo películas de James Bond y leyendo como un poseso son mis recuerdos más gratos. También guardo muy buenos recuerdos de los veraneos de infancia, durante el mes de agosto, en un balneario de Benasque.

-6. El verano está asociado a los ritos de paso, al descubrimiento del amor...
Mis veraneos tuvieron poco que ver con la iniciación o los ritos de paso de la infancia a la adolescencia. Siempre me ha llamado la atención las películas, novelas, poemas que tratan este tema. Ojalá hubiera vivido un verano al estilo de ‘IT’ de Stephen King, con un payaso-monstruoso y con una caterva de amigos, pero nunca fueron así.

-7. ¿Cuál es el mejor recuerdo o el más obsesivo?
El recuerdo de mi madre en verano, que no trabajaba, es sin duda el instante más querido de mi infancia.

-8. ¿Qué tipo de lecturas realiza estos días?
Leo todo lo que puedo durante todo el año, lo normal es un libro o dos a la semana, si puedo más mejor. En verano mi actividad como escritor aumenta y suelo aprovechar para rematar alguna de las muchas cosas inacabadas.

9. ¿Qué ué museo, qué película, qué espectáculo o qué menú están asociados a un verano inolvidable?
El museo de Dalí de Figueres: lo he visitado durante varios veranos. ‘Un verano con Mónica’ de Ingmar Bergman es una película que asocio con este momento del año.

-10. ¿Cuál ha sido el gran personaje de sus vacaciones?
Más que la presencia era la ausencia lo que me reconfortaba. La ausencia de la autoridad escolar era para mí lo más demandado durante el estío.

-11. ¿En qué han cambiado los veranos?
Durante la infancia parecen interminables y ahora, como sucede con todo, el tiempo parece acelerarse.

-12. Si tuviera que resumir en un tuit de 140 caracteres el espíritu del verano ¿qué diría?
Hasta la adolescencia los veranos disparaban la libertad y la imaginación. Luego, me veo con la máquina de escribir sobre la que se derramaba el sudor y, finalmente, con la esperanza de la nueva vida en mitad del año.

-13. ¿Cuál es la anécdota o la aventura veraniega más rara o más bonita vinculada con su profesión?
Los momentos de verano en que he coincidido con Fernando Arrabal siempre lo he pasado fenomenal. Las tardes de verano en que me citaba con Antonio Fernández Molina para pergeñar hazañas literarias también las recuerdo con cariño. Las horas interminables de calor durante mi adolescencia sentado frente a una máquina de escribir, antes de la entrada en mi vida de las computadoras, es un recuerdo muy vinculado con mi actividad de escritor…


  • Jesús H. Angulo10/08/12 00:00
    Una entrevista muy interesante.


Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo