Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Empleo

¿Cómo responder a preguntas personales en una entrevista de trabajo?

Una guía elaborada por el Cipaj de posible preguntas -y respuestas- de las que aprender para futuras ocasiones.

Cipaj 05/02/2018 a las 05:00

A la hora de buscar un puesto de trabajo, conseguir una beca o la posibilidad de incorporarte a una empresa determinada o un equipo de trabajo en un proyecto concreto, es frecuente que, además del curriculum vitae personal y la carta de presentación se precise pasar una entrevista de selección de personal.

Lo primero que es importante aclarar es que en una entrevista de trabajo (o de cualquier otro tipo) lo "verdadero" no es lo que dice el emisor -tú, el entrevistado-, sino lo que entiende el receptor -el otro, el entrevistador-. Por ello es muy importante utilizar expresiones y formas por las que puedas comprobar que el otro entiende lo que has querido decir. Es un error, en este sentido, expresar cosas ambiguas, difusas o poco claras, ya que puedes ser malinterpretado. Se puede valorar mucho más expresar sencillamente que no se tiene una información exacta de lo que se habla o que se desconoce, antes que hablar por hablar, o extenderse por extenderse. Recuerda que el tiempo es oro y los entrevistadores están muy acostumbrados a realizar numerosas entrevistas. Lo que muchas veces están deseando es encontrar -con cierta agilidad y rapidez, que se vea venir- una persona interesante, que impacte y no que sea especialmente monótona o que dé vueltas a las cosas sin sentido. Pensar, reflexionar y analizar son características valorables, pero si se llevan al extremo, se pueden convertir en obsesiones o indecisiones que no son nada efectivas.

A esta tensión se le pueden unir preocupaciones como: ¿cuál es el vestuario adecuado para una entrevista de trabajo? ¿Qué debo y qué no debo decir? ¿Qué van a preguntarme?

El profesor universitario y antiguo asesor de Estudios del Cipaj, Jacobo Cano Escoriaza, señala en este artículo algunas de las preguntas posibles que pueden plantearte en la entrevista de selección de personal. Pretende ser una guía de pistas para orientarte. En ella podrás encontrar preguntas abiertas y cerradas, más directas o indirectas, con un propósito claro o más difuso. Pero todas estas preguntas pueden ser una oportunidad de darte a conocer, de mostrar algo de ti que puede interesar especialmente a la empresa.

Háblame de ti mismo; Una palabra que te defina; Dos cualidades que tienes y dos defectos que cambiarías de ti; ¿Cómo crees que te describiría un profesor o un amigo que te conoce bien?

Se deja el tema abierto y se puede analizar de este modo si señalas los aspectos positivos o negativos únicamente, en dónde haces más hincapié, qué es lo que dices primero y cómo lo explicas y desarrollas, etc.

Se recomienda que seas sincero y natural. No te pases con las cualidades y asume que tienes defectos, pero que éstos, lejos de amilanarte o desanimarte, suponen un reto de superación para ti. Señala, al mismo tiempo, que ante dichos defectos, cuando te lo has propuesto y te has esforzado, has logrado minimizarlos o compensarlos. Concluye diciendo que tu actitud es la del crecimiento personal y la evolución constante.

¿Cómo resolviste un problema o complejo personal? ¿Tuviste éxito/fracaso?

Hablar sobre las dificultades o problemas en general suele ser más fácil -¡y cómodo!- que describir situaciones más personales en las que uno se tiene que implicar de manera especial para ver cómo las sintió, las experimentó y las resolvió.

Muestra la necesidad que tienes relacionarte y colaborar con los demás para superar ciertos problemas. Asume la dificultad de algunos de ellos pero muestra optimismo y esperanza en la posibilidad de mejorar y mediar en cualquier relación. Las cosas, además, no son blancas o negras, existen muchos grises.

Según tu forma de ser, ¿qué crees que puedes aportar a esta organización/empresa?

Ya no es simplemente hablar teóricamente de tu forma de ser, sino que lo enlaces y relaciones con las características más específicas del grupo humano de esa empresa en concreto.

Te presentas a este trabajo porque es una de tus ilusiones, piensas que con tu energía, capacidad de iniciativa, actitud de reflexión y de resolución de conflictos puedes aportar aspectos positivos a la empresa. Eres consciente de que tú sólo no vas a poder, sino en la medida en que conectes con el equipo de trabajo, aspecto fundamental para ti.

d) Pon un ejemplo de un error del pasado y qué es lo que aprendiste de él. ¿Qué tipo de traumas o dificultades pueden tener las personas que les impiden un normal desarrollo de su trabajo en grupo?

Se puede valorar, en este apartado, las proyecciones que uno mismo realiza hacia el exterior así como cuál es tu percepción acerca de lo que es un trauma y cómo puede incidir éste en el desarrollo profesional.

El trabajo en equipo es fundamental para ti. Eres consciente de los conflictos que se pueden dar en las relaciones interpersonales, en cualquier grupo humano. Pero tú puedes aportar tu talante dialogante de mediador y negociador. Sabes que un principio fundamental es que es imposible caer bien a todo el mundo, y que la dirección/coordinación de cualquier equipo humano está expuesto a ser criticado. Dichas críticas son parte normal de estas funciones. Asumes las consecuencias de determinadas posturas, eres firme en las mismas, fundamentándolas, y lo compaginas con una actitud flexible que supone atender a las razones y opiniones de los demás. Además, tu talante te hace mostrarte como que no eres un veleta que cambia constantemente.

¿De qué éxitos te alegras en tu vida?

Es una forma de mostrar la escala de valores desde un punto de vista positivo y práctico.

Muestras que tu trabajo no es todo en la vida, que hay otros ámbitos que te enriquecen y dan sentido incluso a tu quehacer profesional. No eres un resentido de la vida ni un pesimista que piensa que todo está mal, que no hay nada que hacer. Por el contrario, eres capaz de valorar en ti mismo y en los demás los aspectos positivos que conseguís.

¿Qué tipo de compañero es con el que mejor/peor te llevas? ¿Cuáles son los dos valores que más aprecias/detestas de un compañero?

Se trata de detectar las fobias y las filias, los rechazos y aprecios a distintos roles de compañeros.

No todo el mundo se lleva bien con todo el mundo. Eres consciente de ello pero, sabes que es, en muchas ocasiones, por problemas en la comunicación. Tú puedes aportar la empatía, tu capacidad de ponerte en el lugar de los demás, tu flexibilidad para entender no sólo un hecho en sí mismo, sino el sentimiento que hay detrás de esa palabra, hecho o gesto.

Dentro de tres o cinco años, ¿qué te gustaría haber conseguido personalmente? ¿Cómo te gustaría que te recordaran?

Haz un resumen muy esquemático, como si se tratara de un flash, de esas dos palabras o aquella frase con la que te identificas.

El hecho de no tener ninguna opinión al respecto puede mostrarte como muy superficial o sin un norte u objetivo claro. Sé realista, no exagerado. Siempre positivo y comprensivo. No te centres en ti mismo/a, ábrete a aquellas cualidades relacionadas con el buen hacer profesional y con tu disponibilidad ante los demás.

¿Qué opina tu familia de este trabajo? ¿Cómo te sentirías si tu pareja ganase más dinero que tú? ¿Qué importancia das a la opinión de tu pareja sobre tu trabajo?

La pareja puede ser una fuente de enriquecimiento importante, si se sabe manejar con ella los proyectos, los retos y los conflictos cotidianos de la vida.

No muestres una clara y excesiva competitividad en la entrevista en relación a tu pareja, sino más bien -en la medida en que sea cierto, claro está- vuestra actitud de compartir proyectos, de ir en la misma dirección, de dialogar acerca de vuestras tareas profesionales, de vuestra proyección dentro de la empresa. Cuidado con los conflictos que puedas manifestar abiertamente en relación a tu pareja, no tanto a nivel afectivo, sino por causas profesionales. Si presentas a una pareja muy absorbente o celosa o dependiente, puede poner en alerta al entrevistador.

¿Cuáles son tus aficiones?

Expón otras actividades con las que te relajas o con las que cultivas otras facetas de tu personalidad: lectura, charlas, colaboración en ONG, proyectos personales o familiares que has emprendido. No las expongas únicamente como trivialidades o maneras de llenar el tiempo sin más, sino explica el sentido que le das a las mismas. No seas superficial, pero sé flexible y muestra que eres capaz de complementar tu vida profesional con estas otras facetas.

¿Qué opinión crees que me he formado de ti en esta entrevista?

Suele ser una de las preguntas finales, que puede darse tanto en la parte de aspectos personales, como en otros relativos más a la formación profesional, etc. No digas que no sabes, que no tienes idea. Mostrarías inseguridad o escasa capacidad de reflexión y empatía, incluso dejadez. Sin embargo, muestra que te has sentido con seguridad en la entrevista, tranquilo porque has expuesto cómo eres, y un rasgo distintivo tuyo es la sinceridad y la naturalidad. No seas petulante ni orgulloso, tampoco te menosprecies: lograr un equilibrio en esta parte final es importante, la impresión que queda es mucho más significativa en estos momentos que en la parte media de la entrevista.

¿A qué pregunta que yo no haya formulado te hubiera gustado responder?

Quizá puedes señalar que ha sido una entrevista completa e intensa, pero explica por qué. Aún con todo, si añades alguna cuestión interesante, que una lo que te puede diferenciar a ti del resto de candidatos y que se adecue al mismo tiempo al tipo de empresa o de puesto de trabajo, puede ser un buen colofón al encuentro. Muestras, de este modo, capacidad de iniciativa, creatividad e interés. Cuida con añadir alguna pregunta de escasa importancia, sobre todo, si el proceso de selección está siendo largo. Podrías, de este modo, causar malestar o cierto enfado al entrevistador con esta sensación de pérdida de tiempo.

- Ir al suplemento de Heraldo Joven





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo